¡Libertad a los 5 héroes, Rompamos  el silencio, que el mundo conozca la verdad !

 

Henry Reeve

General del Ejército Libertador de Cuba

 

Nació en Brooklyn, Estados Unidos, en 1850 y murió en 1876 en la acción de guerra librada en Yaguaramas, provincia de Las Villas. Se afirma que participó con los ejércitos del Norte en la Guerra de Secesión norteamericana. Se alistó en la expedición del vapor Perrit, que el 11 de mayo de 1869 trajo a Cuba más de doscientos hombres de diversas nacionalidades, bajo el mando del general norteamericano Thomas Jordan. Tras varias acciones donde demostró su valor, fue hecho prisionero en la región de Holguín y pasado por las armas en unión de un grupo de compañeros, pero sobrevivió a los cuatro balazos recibidos y logró alejarse a rastras del lugar de la ejecución. Fue encontrado por una partida de las fuerzas mambisas del brigadier Luis Figueredo, y en octubre de ese año se hallaba incorporado a las tropas de Jordan. Participó en numerosas acciones en Camagüey y Las Villas occidentales, Colón y Matanzas, donde su valor le ganó sucesivos ascensos, y pronto fue conocido entre los mambises como “El Inglesito” y también como “Enrique el Americano”. En 1871 pasó a combatir bajo las órdenes de Ignacio Agramonte, y fue uno de los integrantes de la vanguardia en el rescate del brigadier Julio Sanguily realizado por Agramonte el 8 de octubre de ese año. Sanguily, casi inválido como consecuencia de diversas heridas recibidas, se hacía atar a su caballo para poder entrar en combate. Fue ascendido a brigadier, y en 1875 desempeñó la jefatura interina de la División de Camagüey, al marchar Máximo Gómez a invadir el territorio de Las Villas, región a donde Reeve pasó también con posterioridad. Allí rivitalizó las tácticas de la guerra de guerrillas, tomando como centro de operaciones la Ciénaga de Zapata, desde donde llevó la tea incendiaria a Matanzas, la zona de Jagüey, el litoral suroeste de Las Villas y a Colón. Aisladas sus fuerzas, al no poder acudir en su auxilio Máximo Gómez, se concentró en su contra una gran cantidad de tropas españolas. Al tratar de romper el cerco el 4 de agosto de 1876, Reeve quedó a merced del enemigo, y antes de rendirse prefirió disparar contra sí mismo. Ostentaba al morir el grado de general de brigada y había participado en numerosas acciones de guerra.

 

Ver mas en: Ecured, http://www.ecured.cu/index.php/Henry_Reeve