¡Libertad a los 5 héroes, Rompamos  el silencio, que el mundo conozca la verdad !

 

 

Artículos de la Semana

 


Cuba: Ley del sistema tributario en el camino de la actualización

La política fiscal cubana deberá contribuir al incremento sostenido de la eficiencia de la economía y de los ingresos al Presupuesto del Estado con el propósito de respaldar el gasto público en los niveles planificados y mantener un adecuado equilibrio financiero, tomando en cuenta las particularidades de nuestro modelo económico. Así se consigna en el Lineamiento 56 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobado en el Sexto Congreso del Partido, y que a su vez, da paso a otras directrices que deberán desempeñar un papel determinante en la búsqueda de un proyecto social más justo y sostenible.

 

La ley servirá de acicate para el desenvolvimiento de las esferas y actividades impulsoras del desarrollo socio-económico del país

El Parlamento cubano aprobó la Ley No. 113, del 23 de julio de 2012, del Sistema tributario que acompañada de su Reglamento, el Decreto No. 308, del 31 de octubre de 2012, de las normas generales y los procedimientos tributarios, se publicó hoy en la Gaceta Oficial Ordinaria No. 53, del 21 de noviembre de 2012, de la República de Cuba.

 

Al aprobar este nuevo instrumento jurídico -cuya aplicación se ha previsto de forma paulatina a partir de enero de 2013-, quedarán derogadas la Ley 73 de 1994, el Decreto-Ley 169 de 1997 y cerca de otras 200 regulaciones emitidas por el Ministerio de Finanzas y Precios para normar la actividad tributaria en el país.

En su intervención en la Sesión Plenaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular celebrada el pasado julio, el vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo Jorge, identificó al sistema tributario como una herramienta que contribuye a disminuir las desigualdades entre los ciudadanos dada su capacidad de redistribución de los ingresos.

En su aplicación se tiene en cuenta la capacidad económica de los sujetos obligados a su cumplimiento y las características de los territorios; estableciéndose mayores gravámenes para los ingresos más altos, esclareció.

La Ley establece las normas sobre el pago de impuestos, tasas y contribuciones al Presupuesto del Estado.

Atemperada a la actualización del modelo económico cubano, su diseño está basado en la necesidad de garantizar la recaudación de un respaldo financiero que apuntale los gastos sociales a los que en Cuba se destina más de la mitad de los gastos corrientes del Presupuesto del Estado.

Para contribuir al desarrollo económico es preciso mantener el déficit fiscal en rangos soportables para la propia economía. Pero más allá de eso, algunos de los principios sobre los que se erige la Ley, es crear condiciones más favorables para la eficiencia empresarial y la concientización del pago de tributos por la población y entidades. Otro propósito es el de estimular la implicación de los gobiernos locales en la búsqueda de ingresos para sus presupuestos.

Con un enfoque más integral y flexible que su predecesora -y al ser un mecanismo regulador de las finanzas y la economía-, servirá de acicate para el desenvolvimiento de las esferas y actividades impulsoras del desarrollo socio-económico del país. Sin perder de vista el principio de generalidad en su aplicación, se incluyen regímenes especiales y beneficios fiscales justificados, por razones de política económica, en el que se destaca un régimen especial para el sector agropecuario.

Asimismo, la Ley amplía y simplifica los términos de pago en varios tributos y aumenta los tributos referidos a la protección y conservación del medio ambiente.

Si bien se trata de una herramienta que abarca todos los sectores de la sociedad, su estructura permite variar las bases imponibles, tipos impositivos, formas y plazos de pago, según las circunstancias de la economía o particularidades de un sector o territorio. La adecuación de los tributos se incluirá, según se vaya requiriendo, en la Ley anual del Presupuesto del Estado que, año tras año, se discute en el Parlamento cubano.

En su conjunto, la Ley del Sistema Tributario posee 19 impuestos, tres contribuciones y tres tasas.

RÉGIMEN ESPECIAL PARA EL SECTOR AGROPECUARIO

De manera gradual, y con el fin de contribuir a incrementar las producciones agropecuarias y forestales y promover el uso racional de la tierra, se estableció un régimen especial para este sector.

En la esfera agropecuaria la carga tributaria será menor a la del resto de los sectores económicos, en aras de crear condiciones financieras más favorables para su funcionamiento. Los principales contribuyentes, y al mismo tiempo beneficiarios del régimen especial, son tanto los productores individuales como las entidades que se dedican a la producción agropecuaria.

Con este tratamiento se busca garantizar que todos los productores aporten al sostenimiento de los gastos del Estado, en correspondencia con sus niveles de ingresos.

A las personas que ejercen el trabajo por cuenta propia se les ratifica como sujeto de los impuestos sobre las Ventas y los Servicios.

Dentro de los cambios introducidos, se encuentra la exoneración por dos años a los poseedores de tierras agrícolas estatales en usufructo -a partir de la fecha de entrega de las tierras-, de la liquidación del Impuesto sobre Ingresos Personales, sobre la Propiedad o Posesión de Tierras Agrícolas y por la Utilización de la Fuerza de Trabajo. Para aquellas personas que en el terreno asignado debieran eliminar plantas leñosas, como el marabú u otras plantas indeseables, el tiempo de exención se extiende a cuatro años.

Un aspecto novedoso que atañe al sector agropecuario es la inclusión dentro de la Ley del Impuesto por la Ociosidad de Tierras Agrícolas y Forestales. Contrario a la finalidad recaudadora que distingue al resto, este busca desestimular el no aprovechamiento de las tierras y conducir a su propietario a la explotación en función de la producción.

EXENCIONES, RATIFICACIONES Y CAMBIOS NECESARIOS

Tomando en cuenta que las condiciones no están creadas, se ratifica la no exigencia del Impuesto sobre Ingresos Personales sobre los salarios. Tampoco se exigirá por el momento, el Impuesto sobre la Propiedad de las viviendas. De este tributo se exime a los propietarios de inmuebles declarados inhabitables.

A las personas que hayan asumido la construcción de sus hogares por esfuerzo propio se les concederá, en el momento que se exija el referido Impuesto, un periodo libre de pago de este gravamen de cinco años. Asimismo, no estarán gravadas por el Impuesto sobre Ingresos Personales las remesas de ayuda familiar que se reciban desde el exterior.

Y a quienes se inicien en el trabajo por cuenta propia se les exonerará del pago de las obligaciones tributarias por concepto de impuestos sobre las Ventas, Especial a Productos y Servicios, sobre los Servicios, por la Utilización de la Fuerza de Trabajo y sobre los Ingresos Personales, durante los primeros tres meses de operaciones. Se ratifica en este ámbito la liberación del pago del Impuesto por la Utilización de la Fuerza de Trabajo a los trabajadores no estatales, los agricultores individuales, y demás personas naturales que se les autorice a contratar personal, por el empleo de hasta cinco personas.

A las figuras que ejercen el trabajo por cuenta propia se les ratifica como sujeto de los impuestos sobre las Ventas y los Servicios, fijándose un tipo impositivo de un 10 %.

En lo que atañe al arrendamiento de viviendas, espacios y habitaciones por los trabajadores por cuenta propia, se establece un tipo impositivo del 10% sobre los ingresos obtenidos durante el mes y el pago de cuotas mensuales a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Personales, las que quedarán establecidas en la norma complementaria que a tales efectos se emita.

En cuanto a la transmisión de bienes y herencias se mantienen las regulaciones por las transmisiones de viviendas y vehículos y se perfecciona el mecanismo de control y regulación cuando se adquieran más de uno de estos bienes.

Uno de los cambios más novedosos dentro de la Ley es la disminución gradual del tipo impositivo del Impuesto por la Utilización de la Fuerza de Trabajo, que se prevé pase de un 25 a un 5%, en un plazo de cinco años.

Por su parte, las cooperativas no agropecuarias deberán honrar el Impuesto sobre Utilidades en atención a sus actividades y características. El tipo impositivo se establece desde un diez hasta un 45 %, reconociendo diez mil pesos en CUP libre de impuesto por cada socio de la cooperativa. En comparación con el trabajo por cuenta propia, se prevé una carga tributaria menos gravosa para estimular la socialización en el ejercicio de las actividades.

Como una medida que debe contribuir a paliar la ocurrencia de cadenas de impagos en el país, se ha previsto la eliminación gradual del actual Impuesto de Circulación. Este será sustituido por los impuestos sobre Ventas y Servicios, y Especial a Productos y Servicios, acercando el cobro de estos tributos a las entidades que realizan ventas minoristas, lo que contribuirá a la mejor gestión en los aportes.

CONTRIBUCIÓN TERRITORIAL PARA EL DESARROLLO LOCAL Y DEL IMPUESTO PARA LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

Con el fin de estimular el desarrollo sostenible de la localidad, se implementa un tributo territorial definido centralmente, que pagarán las empresas y las cooperativas a los consejos de la Administración Municipales donde operen sus establecimientos, para lo cual se tendrá en cuenta las particularidades de cada municipio.

Según explicita la Ley, este tributo deben pagarlo las empresas, las sociedades mercantiles y las cooperativas, cuando sus establecimientos obtengan ingresos por la comercialización de bienes o prestación de servicios, con independencia del lugar en que radique su sede principal.

La protección al medio ambiente también encuentra cobijo en la Ley del Sistema Tributario. Para ello se perfeccionaron y ampliaron los tributos que conciernen a estos temas. Esta apertura responde a los intereses para la salvaguarda de recursos naturales del país y su compatibilización con el desarrollo económico.

SOBRE LA GESTIÓN Y CONTROL DE LOS TRIBUTOS Y DEL REGLAMENTO

En uno de sus acápites, la Ley, además de delimitar las atribuciones y funciones de la administración Tributaria, y los deberes y derechos del contribuyente, establece los procedimientos para la gestión y control de los tributos.

En él se determinan los pasos a seguir ante la ocurrencia de indisciplinas fiscales, para lo cual se ha dispuesto un régimen sancionador que toma en cuenta la gravedad de la infracción. Se incluyen también las vías para exigir la deuda tributaria y las herramientas de reclamación para los contribuyentes.

Otros procedimientos como las devoluciones, compensaciones y los términos son igualmente introducidos, lo que confiere espacios de actuación bien definidos tanto para el contribuyente como para la Administración Tributaria.

El Decreto No. 308 de las normas generales y los procedimientos tributarios, establece el Reglamento en el que se perfeccionan las funciones y deberes de la Administración Tributaria, en correspondencia con la Ley y el escenario en el que se desarrolla el país. Ello deberá garantizar la efectividad de los mecanismos y acciones de control fiscal, en donde se incluyen verificaciones, fiscalización tributaria y auditoría fiscal, entre otras.

Se busca, igualmente, ordenar y extender el uso oficial del Número de Identificación Tributaria (NIT) y contribuir de esta forma con el desarrollo de una cultura ciudadana en esta materia, ajustada a los preceptos establecidos en la Ley.

Este Decreto -a diferencia de su predecesor, el Decreto Ley No. 169 del 10 de enero de 1997- jerarquiza la aplicación de sanciones de acuerdo al tipo de infracción. En él se incluye un principio de gradualidad que contempla multas de menores cuantías, previendo las pérdidas de derechos u obtención de beneficios, hasta llegar a sanciones más severas.

A partir de lo dispuesto en la Ley, el Reglamento relaciona los deberes formales del contribuyente e introduce la modificación y perfeccionamiento de un grupo de artículos para ordenar y flexibilizar el cumplimiento de los pagos pendientes al Presupuesto del Estado.

UNA LEY PARA ESTOS TIEMPOS

La Ley del Sistema Tributario desarrolla en su contenido casi una veintena de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución; a algunos se les da cumplimiento y con respecto a otros, quedan diseñadas las normas tributarias que inciden en su implementación.

Dado el alcance de esta herramienta jurídica, -cuyos beneficios recaerán en el ámbito económico y social fundamentalmente-, constituye una plataforma oportuna capaz de fertilizar el terreno para el desarrollo de medidas ya tomadas y otras que, en el futuro próximo, llegarán como parte de la actualización del modelo económico cubano.

Desde que el país se enfrascara en la actualización de su modelo, numerosas regulaciones pretenden allanar el camino para revitalizar la marcha de la economía. A este empeño se suma también la Ley del Sistema Tributario que está llamada a respaldar la captación de mayores recursos financieros para satisfacer los requerimientos de la sociedad, pilar inherente a un proyecto social “con todos y para el bien de todos”.


TRIBUTOS APROBADOS POR LA LEY

Impuestos:

1- Impuesto sobre Ingresos Personales
2- Impuesto sobre Utilidades
3- Impuesto sobre las Ventas
4- Impuesto Especial a Productos y Servicios
5- Impuesto sobre los Servicios
6- Impuesto sobre la Propiedad o Posesión de Tierras Agrícolas
7- Impuesto sobre la Propiedad de Viviendas y Solares Yermos
8- Impuesto por la Ociosidad de Tierras Agrícolas y Forestales
9- Impuesto sobre el Transporte Terrestre
10- Impuesto sobre la Propiedad o Posesión de Embarcaciones
11- Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias
12- Impuesto sobre Documentos
13- Impuesto por Utilización de Fuerza de Trabajo
14- Impuesto por el Uso o Explotación de las Playas
15- Impuesto por el Vertimiento aprobado de Residuales en Cuencas Hidrográficas
16- Impuesto por el Uso y Explotación de Bahías
17- Impuesto por la Utilización y Explotación de los Recursos Forestales y la Fauna Silvestre
18- Impuesto por el Derecho de Uso de las Aguas Terrestres
19- Impuestos Aduaneros

Contribuciones:

1- Contribución a la Seguridad Social
2- Contribución Especial a la Seguridad Social
3- Contribución Territorial para el Desarrollo Local

Tasas:

1- Tasa por peaje
2- Tasa por Servicio de Aeropuertos
3- Tasa por la Radicación de Anuncios y Propaganda Comercial

SEGÚN LAS DENOMINACIONES RECOGIDAS EN LA LEY, SE ENTIENDE POR

impuesto: El tributo exigido al obligado a su pago, sin contraprestación específica.

contribución: Tributo para un destino específico y determinado, que beneficia directa o indirectamente al obligado a su pago.

tasa: El tributo por el cual el obligado a su pago recibe una contraprestación en servicio o actividad por parte del Estado.

(Fuente Cubadebate, con información de Granma)

 


"Periodistas independientes", serían seleccionados y dirigidos por Yoani Sanchez en Cuba para una operación muy importante.

Texto Original:

Yoani Sánchez, nuestra mujer en La Habana.

11/23/2012

Luis Miguel Rosales

 

Charles Barclay oficial CIA en “Estado de Sats”

La Historia no se equivoca y la evolución de distintos hechos históricos evidencia la estrecha concatenación entre ellos, aunque en ocasiones un simple espectador no se dé cuenta de ello.

Hago referencia a informaciones aparecidas recientemente en la red de redes, donde se denuncia que un ex oficial de la CIA, fundador de la contratista de inteligencia Applied Memetics y especialista en la utilización con fines subversivos de las redes sociales y otros servicios que brinda Internet, había sido contratado el 26 de septiembre de 2012 por la Junta de Gobernadores de Radiodifusión (BBG por sus siglas en inglés) para organizar y dirigir un grupo de diez “periodistas independientes” en Cuba para transmitir informaciones tergiversadas de la realidad cubana (https://docs.google.com/file/d/0B6Mo1c2bIFLWQV9DeGN4Y1lHbXM/edit?pli=1). Es decir, la CIA monitoreará el trabajo en el terreno de estos supuestos periodistas, los cuales recibirán las directrices de interés para la Agencia.

Este hecho tiene estrecha relación con un suceso ocurrido meses atrás en la sede del proyecto contrarrevolucionario Estado de SATS, en la residencia del ahora disidente Antonio González Rodiles. Se celebró entonces, promovido ampliamente,  el debate “Intercambios culturales Cuba – Estados Unidos”, (marzo del 2012),  donde participó el oficial CIA y entonces Segundo Secretario de la SINA, Charles Barclay (http://www.estadodesats.com/2012/03/intercambios-culturales-cuba-estados-unidos-en-sats.html).

Trascendió entonces,  que una vez concluido el “debate” el señor Barclay se reunió en privado con la señora Yoani Sánchez Cordero, su esposo Reinaldo Escobar y con el naciente “opositor” Eliécer Ávila, para transmitirle a Yoani una noticia de mucho interés. La noticia en cuestión era que antes de concluir el año se debía organizar un team de entre diez y quince periodistas  independientes, que serían seleccionados y dirigidos por Yoani en Cuba para una operación muy importante. A esos efectos el señor Barclay le entregó a Yoani un listado de periodistas que había seleccionado la SINA para que ella seleccionara de ahí los más indicados.

En la lista figuraban “periodistas independientes” de la “talla” de Laritza Diversent, Miriam Leyva, Julio Aleaga Pesant, Oscar Espinosa Chepe, Odelín Alfonso Torna, Dania Virgen García, Marta Beatriz Roque, Dimas Castellanos y José Antonio Fornaris, entre otros muchos más. (Lista al final).

Oficial CIA Barclay en pleno debate.

Yoani Sánchez expresó su satisfacción por haber sido seleccionada para desempeñar función tan importante, pero antes expresó la necesidad de que en ese listado aparecieran “rostros frescos”, lo cual serviría para atraer a nuevos sectores de la sociedad cubana. Fueron incluidos por Yoani en la lista Orlando Luis Pardo, Eliécer Ávila y Calixto Martínez.

La “independiente” Yoani consideró que en la lista final no podían estar incluidas figuras tradicionales de la oposición como Marta Beatriz Roque y otros, por ser figuras desgastadas y sin apoyo en Cuba y  recomendó sacar a Dania Virgen García, expresando que era “una mentirosa” y  a otros por considerarlos “unos arribistas”.

Yoani también expresó su temor porque muchas de las personas que aparecían en la lista no eran periodistas de carrera y eso afectaría su trabajo. ¿Olvidaría Yoani que ella tampoco es periodista? Barclay le aseguró que la SINA se encargaría de impartir los cursos necesarios.

La lista final, con las sugerencias de Yoani Sánchez, sería analizada en la SINA y se le daría una respuesta;  pero,  según Barclay,  podía confiar en  que se tendrían muy en cuenta   sus criterios. (Lista propuesta por Yoani Sánchez se anexa al final)

Con estos antecedentes y “atando cabos” no nos sorprenden  noticias recientes como la aparición del contrato de la Applied Memetics y sus “diez periodistas independientes en Cuba”;  la supuesta detención de Eliécer Ávila en Santiago de Cuba cuando “ayudaba” a los damnificados por el huracán Sandy y “reportaba” la situación en esa provincia;  y el nombramiento de Yoani Sánchez como vicepresidenta regional por Cuba de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

Los sucesos están concatenados, de eso no queda la menor duda. Pero de ellos extraeremos una vital conclusión: la CIA (Applied Memetics, Dan Gabriel, Charles Barclay) están detrás de la “superagente” Yoani Sánchez Cordero y todo el trabajo provocador y contrarrevolucionario que esta lleva a cabo.

Parafraseando la novela titulada “Nuestro hombre en La Habana”, de Graham Greene, podríamos también concluir: “Yoani Sánchez, nuestra mujer en Cuba”. ¿Harían  falta mayores  argumentos?

 Anexo 1. Listado presentado por Charles Barclay.

  1. Yoani Sánchez Cordero.
  2. Reinaldo Escobar.
  3. Julio Aleaga Pesant.
  4. Laritza Diversent.
  5. Oscar Espinosa Chepe.
  6. Roberto de Jesús Guerra Pérez.
  7. Yaremis Flores.
  8. José Neira Buzón.
  9. Alvaro Yero Felipe.
  10. Juan González Febles.
  11. Lázaro Yuri Valle Roca.
  12. Guillermo Ordóñez.
  13. Ainí Martín Valero
  14. José Antonio Fornaris.
  15. Luis Cino Álvarez.
  16. Dania Virgen García.
  17. Antonio Esteban González Ramos.
  18. Marta Beatriz Roque.
  19. Dimas Castellanos.
  20. Claudio Fuentes Madan.
  21. Jorge Luis García, Antúnez.
  22. Guillermo Fariñas.
  23. Alberto Méndez Castelló.
  24. Iván García Quintero.
  25. Miriam Leyva.

Anexo 2. Listado propuesto por Yoani Sánchez.

  1. Yoani Sánchez Cordero.
  2. Reinaldo Escobar.
  3. Eliécer Ávila.
  4. Calixto Martínez Arias.
  5. Laritza Diversent.
  6. Oscar Espinosa Chepe.
  7. Yaremis Flores.
  8. José Neira Buzón.
  9. Alvaro Yero Felipe.
  10. Ainí Martín Valero
  11. José Antonio Fornaris.
  12. Luis Cino Álvarez.
  13. Antonio Esteban González Ramos.
  14. Oscar Sánchez Madam.
  15. Alberto Méndez Castelló.

 

 

 


¿Por qué el sistema electoral cubano es diferente?
 

20 octubre 2012


El sistema electoral cubano se distingue del existente en otros países, principalmente por la posibilidad que tienen los ciudadanos comunes de ocupar responsabilidades públicas, explicó hoy el académico Juan Mendoza.

El vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana sobre las particularidades del modelo cubano, a propósito de la realización mañana de los comicios para elegir a los delegados (concejales) a las asambleas municipales del Poder Popular.

Al referirse a la manera en que las personas pueden llegar a convertirse en candidatos, dijo que en muchos países, quienes forman parte de las listas electorales de los partidos son ciudadanos con un desempeño fundamentalmente económico.

Añadió que en ese escenario, es muy difícil presentarse como candidato de manera independiente, debido a lo costosa que puede resultar la campaña.

Situaciones de ese tipo no ocurren en el sistema cubano, donde solo se requiere tener más de 16 años, residir en el país y tener el apoyo de sus vecinos.

Esa es una de las razones de que sea un modelo “particular, idiosincrático y profundamente democrático”, según el profesor universitario.

Mendoza apuntó que hay países donde los medios de comunicación presentan las elecciones como paradigmáticas a partir de la existencia de un juego tradicional entre partidos que se enfrentan.

“Algunos especialistas lo denominan no como democracia sino partidocracia, porque justamente los partidos representan determinados intereses sectoriales dentro de la sociedad y se erigen como protagonistas de esa disputa supuestamente democrática”, señaló.

¿POR QUÉ EN CUBA ES DIFERENTE?

El modelo electoral cubano surgió a partir de la Constitución aprobada en 1976, la cual fue la base de la primera ley electoral. Luego de las modificaciones constitucionales de 1992, la norma debió reestructurarse y es esa la que continúa vigente en la actualidad.

La ley organiza las elecciones en dos momentos: las generales cada cinco años para elegir a los diputados a la Asamblea Nacional y a los delegados a la Provincial, y las parciales cada dos años y medio para seleccionar a los delegados a las asambleas municipales.

En la etapa parcial hay un factor de gran valor que es la nominación, la cual constituye un acto de participación eminentemente ciudadana puesto que para realizarla, se reúne la comunidad a nivel de zonas de nominación y se proponen a aquellas personas con condiciones para representarla, manifestó el abogado.

Las propuestas aprobadas en las reuniones pasan directamente a integrar la boleta de esa circunscripción, hecho en el que “se evidencia el concepto ampliamente democrático de nuestras elecciones”, resaltó Mendoza.

Según las normas, los candidatos no realizan campañas electorales, como es frecuente en otros modelos. La Comisión Electoral local es la encargada de divulgar las biografías y fotos para que la población esté informada y pueda discernir quién tiene las mejores condiciones.

Otro elemento destacado por el vicedecano es la universalidad de las elecciones cubanas, concretada en “el derecho de todos para votar y así comprometerse ciudadanamente”.

La universalidad radica en que todos los cubanos en edad electoral ingresan de forma automática al padrón electoral, mientras que en otras naciones es necesario inscribirse, advirtió.

“Esto resulta relevante porque cuando se escucha en las noticias que en tal país votó el 40 por ciento de los electores, ese por ciento no es de la ciudadanía toda sino de las personas que están inscritas en el padrón. Cuando aquí decimos que vota el 90 y tanto por ciento, es en realidad tomando en cuenta a toda la población”, sentenció.

ELECCIONES, DEMOCRACIA Y SISTEMA POLÍTCO

Uno de los objetivos de la Comisión Nacional Electoral es lograr que la población acuda a las urnas.

No obstante, Mendoza comenta que votar no es una obligación, “no le pasa nada a quien no vota, pero es un derecho cívico y como tal la sociedad llama al civismo, a que la persona ejerza su derecho al voto y exprese así su compromiso con la sociedad”.

La importancia de la votación de cada individuo radica en que las elecciones son un mecanismo de validación de sistema político, afirmó el catedrático.

En ese sentido, consideró que algunos países alardean de ser democráticos y tener buenos sistemas políticos; sin embargo cuando se profundiza en la gente que vota y se compara con la población, se descubre que es una fachada, porque el verdadero nivel de validación y legitimación se logra con la participación de la ciudadanía.

“Cuando una persona vota, está consolidando ese sistema político, de ahí que se logre un modelo más democrático en la medida en sea mayor la movilización del voto. En Cuba, los altos niveles de votación durante las últimas décadas han demostrado la fortaleza y el compromiso de la gente con el modelo político”, sentenció el abogado.

Según datos oficiales, en todos los comicios celebrados desde 1976 ha votado más del 95 por ciento de los electores.

 

Tomado de: Cubadebate

 


 

 

La emigración cubana y su manipulación política por Estados Unidos


24 Septiembre 2012

Las migraciones han sido parte del actuar humano prácticamente desde los inicios de la especie. Pero en el mundo globalizado y profundamente injusto de hoy, el creciente flujo migratorio internacional –alentado por las hondas desigualdades económicas y sociales, la inestabilidad política, los conflictos armados, los desastres naturales y otras causas–, se ha convertido en uno de los más serios problemas de la humanidad.

Miles de personas mueren todos los años intentando emigrar en precarias condiciones a través de fronteras terrestres y los mares. Otros miles, que llegan a las naciones más ricas del Norte buscando mejores condiciones de vida, son sometidos a abusivas y prolongadas detenciones y expulsados hacia sus países sin contemplaciones. Crecen las medidas restrictivas y xenófobas contra los inmigrantes en EEUU y Europa.

En este complejo y duro panorama hay una clara excepción: el tratamiento que el Gobierno de EE.UU le da a la emigración cubana con evidentes fines políticos, como parte de sus planes agresivos contra la Revolución.

Antes de 1959 eran contadas las visas que la Embajada de los Estados Unidos concedía a los ciudadanos cubanos para emigrar a ese país; lo que constituía una aspiración de millones de personas en el mundo, atraídos por el estándar de vida en la nación que emergió de la Segunda Guerra Mundial como la más rica y poderosa del planeta. Unos pocos humildes trabajadores dispuestos a asumir las duras labores que el estadounidense se rehusaba a hacer y componentes de la burguesía y de algunos sectores medios del país, eran los afortunados en esa ruleta migratoria.

Los trámites legales para que un cubano emigrara a Estados Unidos entre 1945 y 1959 eran prolongados y rigurosos. Al que ingresaba ilegalmente le esperaba sin remedio la expulsión o la prisión. Eran tan perseguidos por la “migra” como lo son ahora muchos emigrados latinoamericanos. Ahí esta el testimonio de Camilo Cienfuegos en sus cartas a la familia durante el tiempo que debió permanecer en territorio norteamericano, en la década del 50, ante la persecución de la dictadura batistiana.

Todo cambió con el Triunfo de la Revolución en 1959. Desde el primer día de la victoria de nuestro pueblo, Estados Unidos se convirtió en seguro refugio para los esbirros, torturadores, asesinos, malversadores y ladrones de la derrocada tiranía de Fulgencio Batista. El ingreso sin obstáculo al suelo estadounidense de cualquier persona que saliera ilegalmente de Cuba pasó a ser la norma. La visa dejó de ser un trámite necesario para ser recibido. La categoría de emigrante desapareció para los cubanos que salían del país, que pasaron sin excepción al tratamiento de exiliados, gracias a la política implantada por Washington.

El gobierno norteamericano, consciente de que en Cuba había una verdadera Revolución, se planteó una estrategia de hostilidad permanente hacia nuestra Patria sustentada en un feroz bloqueo económico y comercial y que tenía también al tema migratorio como uno de sus componentes esenciales para la desestabilización. Cuba pasó a formar parte de la política implementada por la Casa Blanca en los años 50 para beneficiar con el estatus de “refugiado” a los migrantes del entonces campo socialista.

Nació así el Programa de Refugiados Cubanos, a inicios de los 60, y se ejecutó la inescrupulosa Operación Peter Pan mediante la cual fueron virtualmente secuestrados hacia EE.UU más de 14 mil niños, arrancados a sus padres atemorizados por la propalación de la falsa e infame noticia de que sería suprimida la Patria Potestad en Cuba.

Tras la derrota sufrida en Playa Girón, el escalamiento de la guerra sucia contra Cuba y las tensiones de la Crisis de Octubre, el Gobierno norteamericano suprimió abruptamente, a fines de 1962, los vuelos normales y salidas legales desde nuestro país a esa nación, cortando de facto los vínculos de miles de cubanos con sus familiares en EE.UU, entre ellos la de los padres que habían enviado a sus hijos durante la Operación Peter Pan. Solo quedó el camino de las salidas ilegales.

En febrero de 1963, la administración Kennedy dio un poderoso estímulo a esas salidas al anunciar que los cubanos que llegaran a EE.UU directamente desde nuestro país serían recibidos como refugiados; mientras, quienes lo hicieran desde terceros países serían considerados extranjeros y quedarían sujetos a las restricciones migratorias norteamericanas.

Se buscaba el show político y mediático. El intento de pintar una Revolución que naufragaba. El propósito de mostrar una sociedad supuestamente quebrada y fracasada que obligaba a sus ciudadanos a lanzarse desesperadamente a la aventura migratoria.

El Congreso estadounidense dio un espaldarazo final a la perversa política al aprobar la llamada Ley de Ajuste Cubano, firmada por el presidente Johnson el 2 de noviembre de 1966. Con ella se concedía el derecho inmediato al permiso de residencia a cualquier emigrante ilegal cubano que llegara a territorio norteamericano, y al año se le otorgaba automáticamente la residencia permanente.

Esa aviesa legislación –aplicada desde entonces invariablemente y actualizada varias veces para promover aún más la emigración ilegal–, unida a la intencionada denegación de cuantiosas solicitudes de visas para la emigración legal, al endurecimiento del bloqueo y a las miles de horas de incesante propaganda subversiva y de guerra política y sicológica desde EE.UU llamando a la indisciplina social, al delito y a las salidas ilegales del país, han provocado sucesivas y graves crisis migratorias como las de Boca de Camarioca (1965) , el Mariel (1980) y la de 1994.
Impunidad, violencia y robo de cerebros

La impunidad total y los estímulos con que se ha recibido en EE.UU a todas las personas salidas ilegalmente de Cuba en estas cinco décadas, han dado lugar al robo y secuestro de embarcaciones, la piratería aérea, la violencia, el empleo de armas y hasta a asesinatos. Autores de crímenes atroces como Leonel Macías, el asesino del guardamarina Roberto Aguilar Reyes, viven hoy en la Florida al amparo de esta política.

A sectores de esa estimulada emigración han acudido el gobierno estadounidense, la extrema derecha, los servicios especiales y la mafia cubano americano para ejecutar sus planes agresivos y terroristas contra nuestra Patria.

Esa mafia y sus representantes en el Congreso han utilizado a su antojo el tema migratorio en su agenda anticubana. Estimulan por un lado la emigración a través de declaraciones y acciones precisas como el programa Éxodo manejado por la Fundación Nacional Cubano Americana en la década de los 90, y por el otro, presionan al Gobierno norteamericano a actuar en el supuesto interés de la Seguridad Nacional de EE.UU si se produjera una nueva crisis migratoria. Sueñan con provocar un conflicto armado entre Estados Unidos y Cuba.

En todos estos años, las autoridades norteamericanas y los sectores anticubanos han alentado y priorizado la salida del país de médicos, enfermeros, profesores, ingenieros y otros profesionales universitarios o técnicos de nivel medio, en un descarado robo de cerebros. Miles de millones de dólares le han costado a la nación la pérdida de ese personal calificado formado gratuitamente en nuestras universidades y escuelas politécnicas.

No satisfechos con extraerlos del país, los persiguen por diversas partes del mundo. Vigente está el programa ideado por la administración Bush para captar médicos y otros especialistas de salud cubanos que prestan importantes servicios en decenas de países.

Permanente es también el asedio a nuestros deportistas, reconocidos en los escenarios mundiales y forjados gracias al sudor de nuestro pueblo y la capacidad de nuestro sistema de formación deportiva.

El objetivo es apropiarse desvergonzadamente del talento de la nación, e intentar desmoralizar, obstruir nuestro desarrollo, generar desaliento.
Pese a los acuerdos migratorios logrados entre Cuba y EE.UU, el gobierno norteamericano continúa aplicando para nuestra nación los esquemas de la Guerra Fría y el anticomunismo que caracterizaron la política inmigratoria de ese país en décadas pasadas.

Una y otra vez han violado esos acuerdos en diferentes administraciones, mantienen en vigencia la Ley de Ajuste Cubano que estimula la emigración ilegal y ha provocado numerosas muertes en el estrecho de la Florida, y sostienen las campañas de aliento a esa emigración y la manipulación mediática sobre este sensible tema.

Mientras más de 429 mil indocumentados fueron detenidos y más de 397 mil inmigrantes fueron expulsados de Estados Unidos en el 2011, según reconoció hace unos días el Departamento de Seguridad Interior, los inmigrantes cubanos continúan recibiendo un tratamiento privilegiado a tono con los intereses subversivos de la política norteamericana hacia nuestro país.

Cuba ha cumplido rigurosa y estrictamente sus compromisos en los acuerdos migratorios, sostiene la necesidad de garantizar una emigración legal, ordenada y segura hacia la nación norteña, mantiene una relación respetuosa con el creciente y mayoritario sector de la emigración cubana en Estados Unidos y otras partes del mundo que profesa amor a su Patria, promueve los vínculos familiares, condena el bloqueo y otras políticas agresivas contra su pueblo y defiende el derecho de nuestra nación a vivir y desarrollarse en paz, y ha dado pasos en todos estos años para hacer más fluida esa relación entre la Nación y su emigración.

 

VOLVER

 


 

Tomado de Juventud Rebelde

 

Un “asesinato” fabricado III


14 Septiembre 2012

Imágenes secuestradas

La cuestión de las imágenes que los satélites norteamericanos registraron sobre los sucesos del 24 de febrero de 1996, reclamadas sin éxito por la OACI para el informe que enviaría al Consejo de Seguridad de la ONU, reapareció durante el juicio de Miami. La determinación del lugar exacto donde ocurrió el incidente no era relevante para Gerardo pues él era totalmente ajeno al hecho dondequiera que éste hubiera ocurrido. Pero era decisiva para el Tribunal pues sólo tendría jurisdicción si el lamentable suceso hubiese tenido lugar fuera del territorio cubano.

En Miami se repitió la discusión sobre los datos contradictorios de los radares. Fue un experto del gobierno, alto oficial retirado de la Fuerza Aérea, quien destapó la olla. Pensando quizás resolver la disputa preguntó simplemente ¿por qué no vemos las imágenes de nuestros satélites?

De inmediato la Defensa respaldó la idea, la hizo suya y presentó una moción por la cual la Jueza habría instruido al Gobierno que presentase las imágenes. La Fiscalía tercamente se opuso. Ahora la disputa no era sobre la ubicación del incidente aéreo sino sobre la ubicación de las imágenes que supuestamente aclararían el asunto. La Corte se puso del lado del Gobierno y no accedió a la petición.

Desde entonces no han sido pocos los esfuerzos para encontrar las tan famosas como perdidas imágenes. El centro para el Derecho Constitucional y los Derechos Humanos, respetable institución privada de California, desde hace años lleva a cabo incontables gestiones para obtenerlas, hasta ahora infructuosamente. Amparado en la Ley de Libertad de Información (FOIA) las ha solicitado varias veces a los organismos oficiales de Estados Unidos que manejan los satélites de ese país. Todos se han negado a facilitarlas. El Centro ha recurrido también a la vía judicial y está a la espera de un pronunciamiento de la Corte de Apelaciones de California.

Semejante reclamo está incluido en el Habeas Corpus presentado a nombre de Gerardo Hernández Nordelo. Como seguramente habrá adivinado el lector, la Fiscalía en su respuesta se opuso ya a la presentación de las imágenes.

El Gobierno de Estados Unidos ha dado prueba de una rigurosa consistencia en su tenaz negativa a mostrar las imágenes tomadas por sus propios satélites. Sólo las examinaron, obviamente, las autoridades norteamericanas, quienes, al mismo tiempo, se han encargado de impedir que alguien más pueda verlas. No pudo conocerlas la OACI, ni el Consejo de Seguridad de la ONU, ni un tribunal federal, ni la sociedad civil norteamericana. Sólo el gobierno accedió a las imágenes. Nadie más. Han pasado más de 16 años de hermético ocultamiento. Las imágenes satelitales fueron, sencillamente, secuestradas, desaparecieron.

¿Cómo explicar esa conducta? ¿Qué otra explicación puede tener como no sea que los gobernantes norteamericanos, los únicos privilegiados que vieron las imágenes, saben que ellas prueban que el incidente ocurrió dentro del territorio cubano? Sólo eso puede explicar que las condenasen, también a ellas, al confinamiento solitario y las hayan hundido en un insondable “hueco”.

 

VOLVER

 


 

Tomado de Juventud Rebelde

 

Un “asesinato” fabricado II


12 Septiembre 2012


Una extraña investigación

El 6 de marzo de 1996 en su sede de Montreal el Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional designó una comisión para que realizara una “investigación del incidente del 24 de febrero en todos sus aspectos, tomando en cuenta todos los factores que condicionaron el incidente y que llevaron a que ocurriera” y le encargó que le presentara su informe 60 días después. El 19 de marzo el presidente de esa comisión envió una comunicación a los gobiernos de Cuba y Estados Unidos en la que indicaba los datos e informaciones que requería al tiempo que solicitaba visitar ambos países.

Cuba respondió de inmediato y recibió a los investigadores pocos días después, el 24 de marzo. La misión trabajó intensamente hasta el día 31 de ese mes. De aquí se fue a Washington – 2 al 4 de abril – y Miami – abril 14 al 19.

Pero el 6 de mayo el Informe no estaba listo. La Comisión sólo pudo dar cuenta de lo que había hecho en sus visitas a los dos países y debió pedir un mes adicional para acopiar la información que aún le faltaba.

¿Qué había sucedido? Respecto a Cuba la comisión hizo constar lo siguiente: “para el 30 de marzo de 1996, las autoridades cubanas habían cumplido totalmente con todas las solicitudes formuladas por este equipo en relación con entrevistas y declaraciones por parte del personal civil y militar involucrado, entrevistas y declaraciones de testigos, informaciones civiles y militares, documentos y cartas, así como registros y transcripciones de comunicaciones.”

En cuanto a Estados Unidos, sin embargo, mencionó que tuvo varios encuentros con las autoridades, se reunió solamente con un testigo – José Basulto – y estaba a la espera de recibir los datos de los radares norteamericanos. Ni siquiera éstos les habían sido entregados a esas alturas.

La OACI, por supuesto, extendió el mandato de la comisión por un mes más, hasta el 6 de junio. Pero transcurrió la primera semana de ese mes y el informe no aparecía. El Consejo siguió esperando y la comisión no presentó su informe hasta finales de junio para ser considerado en la última sesión del Consejo antes del receso veraniego.

Entonces se supo algo de lo que había hecho la comisión después que salió de La Habana, único lugar donde encontró toda la información necesaria tres meses atrás. Según el informe final la misión no regresó a Washington ni a Miami. Sólo se reunió con funcionarios estadounidenses, en Montreal, los días 2, 3, 6, 7 y 9 de mayo y nuevamente el 3 y el 4 de junio. No hay que ser un oráculo para imaginar que esos cónclaves secretos facilitaron la redacción final del documento.

Aún los datos de las estaciones de radar norteamericanas eran sorprendentes. En una fueron destruidos, en otra se perdieron, otras ofrecían datos confusos aunque en general coincidían con la versión oficial de Washington, según la cual, el hecho habría ocurrido fuera del espacio cubano aunque muy cerca de él.
En Cuba, por cierto, los investigadores no solo habían recibido a tiempo los datos de nuestros radares, también visitaron sus instalaciones, revisaron sus equipos y entrevistaron a sus operadores. Nada de eso pudieron hacer del lado norteamericano.

En vista de las circunstancias, la comisión de la OACI decidió olvidar la información que daban los radares. En un gesto de extraña lucidez pidió a Washington que le entregase las imágenes tomadas por sus satélites espaciales. Pero la petición fue rechazada. Aunque no se quejó, la OACI dejó constancia de la curiosa negativa.

Prefirieron usar al capitán - de origen noruego pero residente en Miami -, del Majesty of the Seas, un crucero turístico que, decían, estaba por allí el día del incidente. Lo conocieron gracias al amable concurso de las autoridades norteamericanas, quienes lo recomendaron y concertaron el encuentro. No entrevistaron a nadie de la tripulación ni a ningún pasajero. Escogieron, como en un juego de azar, la observación visual de una persona que decía que el derribo habría ocurrido fuera del espacio cubano.

Tuvieron los investigadores la prudencia de aclarar que ellos no habían podido determinar independientemente la ubicación real del Majesty of the Seas. Pero no dijeron que ese navío pertenece a una empresa radicada en Miami y que sus dueños y ejecutivos están entre los fundadores y mayores contribuyentes de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA), la principal promotora del terrorismo anticubano y del grupo que provocó el incidente del 24 de febrero de 1996. Tampoco recordaron que en un reportaje sobre la FNCA publicado en 1995 por el New York Times el mismo patrón del Majesty of the Seas había dicho “queremos ayudar a la comunidad cubana en sus esfuerzos para derrocar a Castro.”

El intrépido marino, en efecto, no tardó en cumplir su promesa.

 

VOLVER

 


 

Tomado de Juventud Rebelde

 

 

Un “asesinato” fabricado: El Plan


11 Septiembre 2012

El Cargo 3, agregado en mayo de 1999 contra Gerardo Hernández Nordelo después que llevaba casi 8 meses preso, reposa sobre una premisa, más que falsa, absurda: la inventada existencia de un plan del gobierno cubano para atacar aeronaves de Estados Unidos en el espacio internacional lo que equivale a decir que Cuba quería una confrontación militar con su poderoso vecino. ¿Puede alguien creer que esa era la intención de un país que jamás había atacado a nadie y atravesaba en esos momentos la peor crisis económica de su historia? ¿Qué podía ganar en una guerra con Estados Unidos?

El primer problema para fabricar algo tan delirante es que existe copiosa documentación que prueba exactamente lo contrario. Cuba, además de denunciarlo públicamente, protestó cada violación a su territorio mediante notas diplomáticas en las que solicitaba a Washington que actuase para impedir su repetición. Fueron más de una docena de planteamientos oficiales. Paralelamente hicimos gestiones discretas, a muy alto nivel, con el Departamento de Estado y la Casa Blanca, en las que transmitimos nuestra preocupación y les pedimos ayudasen a evitar una confrontación. El Presidente Fidel Castro intervino personalmente en esos esfuerzos. Bill Clinton prometió que las provocaciones no se repetirían.

En respuesta a nuestras notas diplomáticas el Departamento de Estado nos informó que habían iniciado el proceso para retirarle su licencia de vuelo a José Basulto, el jefe del grupo provocador, y nos pidió informaciones adicionales que recibió y agradeció, formalmente, por escrito.

El señor Basulto, por cierto, llevó su insensatez entonces a declarar abiertamente que el deterioro de la economía era tal que Cuba no tenía medios para proteger sus fronteras y prometió continuar las provocaciones.

El 24 de febrero de 1996 era un día soleado y tibio. Un sábado agradable en el que nadie aquí vislumbraba la tragedia. A lo largo del Malecón muchos contemplaban una competencia de lanchas deportivas. Otros preparaban afanosamente el penúltimo desfile del Carnaval. No eran pocos tampoco los que se dirigían hacia el estadio para asistir a un juego decisivo en el que el equipo de pelota insignia de la capital enfrentaría a su principal rival. En la Universidad acabábamos de conmemorar el 40 Aniversario de la fundación del Directorio Revolucionario de la FEU (Federación Estudiantil Universitaria) y a mediodía, viejos combatientes y estudiantes celebrábamos la fecha también junto al litoral.

Miles de habaneros participaban en esas actividades, despreocupados, sin tener la menor idea de que, en algún lugar más allá del mar alguien planeaba sobrevolar la ciudad para confirmar la peregrina hipótesis de nuestra indefensión.

Otros, allende el Estrecho de la Florida, sí anticipaban lo que iba a suceder. Según la información que Washington entregaría más tarde a la misión de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) que investigó el incidente, el Departamento de Estado encargó a un funcionario mantenerse en contacto permanente con el aeropuerto de Opalocka desde antes de despegar el fatídico vuelo. Tiempo después, cuando la Junta para la Seguridad del Transporte Aéreo discutía el asunto – porque finalmente le retiraron a Basulto su licencia -, un funcionario de apellido Houlihan, responsable de monitorear los radares norteamericanos desde el centro de control en California, testificó que varias semanas antes y la víspera del 24 de febrero le habían advertido desde Washington que vigilase especialmente los vuelos que el grupo de Basulto haría ese día porque se iba a producir un incidente.

Alguien estaba enterado de lo que podía suceder pero no hizo nada para evitarlo como era su obligación y tampoco alertó a Cuba.

Sí, hubo un plan, pero a él eran totalmente ajenos el Gobierno de Cuba y por supuesto, Gerardo Hernández Nordelo.

Gerardo probablemente estaba, como tantos industrialistas, esperando la victoria de su equipo. Nada conocía él ni nadie en Cuba de la provocación aérea que se avecinaba. No podía adivinar que lo que otros planeaban tendría tan graves consecuencias para él.

Él nada sabía de lo que pasaría aquel día. Nunca pudo imaginar que aquella luminosa tarde de primavera anticipada sería transformada, años después, en la vulgar calumnia que lo condujo a un verdadero infierno.

 

VOLVER

 


 

 

Comienza la fiesta del saber

 

El curso escolar 2012-2013 está signado por la consolidación de las transformaciones que se vienen realizando en los diversos niveles de enseñanza, con el objetivo de lograr una mejor formación de los cerca de dos millones de niños y jóvenes que accederán a las aulas.

 

Margarita Barrios
margarita@juventudrebelde.cu
1 de Septiembre del 2012

 

Atrás quedan los días de esparcimiento, para entregarse nuevamente al rigor de la academia. Todos se preparan. Demanda no escuchada en otras latitudes, el amplio acceso a la educación es un derecho elemental del hombre que constituye garantía cotidiana para los cubanos.

Tal conquista hace que en nuestro país el inicio del período lectivo sea una fiesta que involucre a la mayoría. Eso es lo que sucederá este lunes 3 de septiembre.

El curso escolar 2012-2013 está signado por la consolidación de las transformaciones que se vienen realizando en los diversos niveles de enseñanza, con el objetivo de lograr una mejor formación de nuestros niños y jóvenes.

Cuando mañana se abran las puertas de las aulas, cerca de dos millones de estudiantes de todos los niveles de enseñanza deberán encontrar centros escolares donde primen el orden y la disciplina, también la higiene personal y ambiental, factores fundamentales para que se desarrolle de manera adecuada el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Pero las escuelas y universidades no solo deben enseñar letras y ciencias: en su trabajo se incluye fomentar en los estudiantes valores éticos, estéticos y patrióticos, así como propiciar una correcta formación vocacional. Esta máxima debe convertirse en realidad, para que la sociedad reconozca a los centros escolares y a sus docentes como ejemplos y modelos de actuación social.

Maestros y profesores bien preparados son la clave del éxito, así como la imprescindible cooperación familia-escuela, la cual debe estar regida por el respeto mutuo entre ambas instituciones.

En busca de la calidad

Hay procesos que se inician en la enseñanza Primaria y tienen su punto de concreción en el Preuniversitario, por ello buscamos una linealidad en el trabajo para lograr efectividad en el proceso docente-educativo, afirmó Margarita McPherson, viceministra de Educación.

«Estamos profundizando el trabajo a través del desarrollo de las asignaturas, fundamentalmente lo relacionado con la Lengua Materna y la Matemática.

«Otros procesos, como la formación vocacional y la orientación profesional, también tienen una continuidad, para garantizar en la Secundaria Básica dirigir a los estudiantes hacia las especialidades que prioriza el país», destacó.

La Doctora McPherson puntualizó que igualmente sucede con aquel joven que decide estudiar el Preuniversitario. «El objetivo es que vaya a la Universidad, que se prepare para realizar las pruebas de ingreso y, por supuesto, que haya recibido una preparación que le permita tener éxito en los estudios superiores.

«El proceso de educación integral del alumno goza de continuidad, como la formación de valores, que tiene su base en la Primaria, se refuerza en la Secundaria y se consolida en el Preuniversitario».

El Programa Director de la Lengua Materna posee la finalidad de que el trabajo con los educandos en todos los niveles de enseñanza no dependa solo de los profesores de Español, sino que cada maestro, desde cualquier materia o momento en la escuela, contribuya a que se logre el dominio del idioma, explicó Francisco Lao Apo, jefe de departamento de la Dirección de Formación de Personal Pedagógico del Ministerio de Educación (Mined).

«El propósito es comenzar desde la Primaria, con la lectura, la gramática, la ortografía y trabajar desde cualquier asignatura del currículo escolar para lograr el objetivo de que los estudiantes hablen correctamente nuestro idioma».

Añadió que el Programa Director de la Lengua Materna está incluido, además, en los planes de formación y superación pedagógica, para que los maestros puedan desarrollarlo con sus alumnos.

Lao Apo afirmó que se han logrado avances en los tres años que lleva implementado ese programa en los centros escolares, y significó que el objetivo fundamental para el curso que comienza es continuar trabajando, sin perder lo logrado.

Medir bien cuánto se aprende

Por otra parte este será el tercer curso escolar en el cual se aplique el nuevo sistema de evaluación —conocido como Resolución 120—, labor que continúa perfeccionándose para medir, de manera más eficiente y con mayor rigor, los conocimientos de los estudiantes.

Medir bien cuánto se aprende es también educar al alumno y la mejor manera de conocer la verdadera calidad de la clase que se imparte. Por ello, perfeccionar ese proceso es una prioridad del actual curso escolar.

Datos revelados por el Mined en la reunión resumen del curso escolar precedente señalan que en este terreno persisten algunas deficiencias, aunque se aprecian discretos avances en su puesta en práctica.

Al respecto, Lizardo García Ramis, director del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, afirmó que por mucho tiempo la evaluación fue solo una manera de acreditar los estudios de los alumnos, sin embargo, ahora está concebida para ser un mecanismo regulador e integrado al resto de los componentes del proceso de enseñanza, y ahí es donde se presentan las dificultades.

«Hay falta de comprensión del sistema por los docentes, y también por los padres y los alumnos», dijo. «Aparecen problemas, por ejemplo, con la carga de evaluaciones sistemáticas, parciales, por semanas. Es un proceso complicado, que el profesor debe regir para diseminarlas y que no coincidan entre ellas, mientras va transitando el proceso de aprendizaje».

El investigador significó que otro fenómeno interesante que han encontrado en sus pesquisas por las escuelas de todo el país es que son los padres quienes dicen que se realizan muchas evaluaciones.

«Ellos las sienten más, porque están muy implicados. Es bueno que el padre ayude, revise, controle, pero el alumno es quien debe realizar el trabajo.

«También hay una dificultad a la cual ha de dedicársele especial atención, destacó Lizardo. Los recursos para los trabajos prácticos tienen que ser asequibles a los alumnos, y hay un número relativamente alto de ejercicios de evaluación que piden los maestros, que no están al alcance de los estudiantes».

—¿Cuánto puede significar en el mundo pedagógico medir los conocimientos de los estudiantes?

—La evaluación siempre busca dar un juicio de valor sobre los niveles de asimilación y desarrollo de la persona, por lo cual tiene una función diagnóstica, evaluativa y reguladora.

«No es comprobar por comprobar. No niego que un examen puede tener un objetivo específico, o sea comprobar hasta dónde sabes hacer una cosa, pero la evaluación como categoría lo que busca es regular el proceso de enseñanza y permitir tomar a tiempo las medidas necesarias para superar las deficiencias.

«Por ello, la evaluación no es un fin en sí mismo, y reconocerla como tal es una tendencia muy marcada en los docentes.

«Cuando los colectivos no participan en el análisis de los problemas; cuando no se llama a la familia si el alumno tiene dificultades; cuando los resultados de las evaluaciones no se discuten de manera colectiva con la participación del estudiante, la evaluación ha perdido su sentido pedagógico», concluyó.

Por un rol protagónico en la formación vocacional

Otra prioridad del curso escolar es la formación vocacional, para lo cual se ha creado un plan nacional que involucra a la escuela, a las organizaciones estudiantiles, los palacios de pioneros y llega hasta la familia del educando.

Margarita McPherson significó que la formación vocacional es un sistema de influencias educativas que estimulan el interés del sujeto hacia determinada esfera de la vida económica o social, o carreras u oficios específicos.

«Hacer coincidir las necesidades del país —que concuerdan con el número de plazas que se ofertan— con los intereses o gustos personales, no es siempre una tarea exitosa», agregó.

«Por eso algunos abandonan los estudios y otros no ejercen la especialidad en la que se preparan, o terminan un técnico de nivel medio en una rama y van a la Educación Superior en busca de otro camino.

«La selección de una carrera o especialidad y la permanencia en la misma —apuntó— son decisiones personales determinadas por varios motivos y circunstancias de orden económico, social, familiar y personal.

«La escuela es la encargada de desempeñar un rol protagónico en la formación vocacional y romper la probable dicotomía entre el deseo del joven y las posibilidades reales de cada territorio a la hora de darles empleo a los graduados».

Tener al maestro que se necesita

La calidad de la enseñanza transita fundamentalmente por la calidad del maestro que está frente al aula. Sin embargo, y a pesar de los múltiples esfuerzos que se realizan para inclinar a los jóvenes a las carreras pedagógicas, todavía el sistema nacional de Educación tiene dificultades con la cobertura docente.

El déficit de profesores no se comporta de manera uniforme, sino que fluctúa según el territorio, el nivel de enseñanza, incluso la asignatura a impartir. Por ello son múltiples las iniciativas que se desarrollan para suplir esas necesidades y garantizar que no quede ningún estudiante sin su maestro.

La cobertura total se logra con la reincorporación de profesores y de maestros jubilados, así como de profesionales de otros organismos que darán clases en algunos niveles de enseñanza.

En el caso de los maestros en formación, solo van a las aulas los que están en cuarto y quinto años de la licenciatura, pues el empeño es que se mantengan estudiando en las universidades el mayor tiempo posible.

En las escuelas se dedican ocho horas semanales al trabajo metodológico, dirigido fundamentalmente a la preparación de los maestros para conducir el proceso de enseñanza-aprendizaje, en lo cual tienen especial peso los tutores, docentes de experiencia que asesoran a los jóvenes profesores.

Por otra parte, en el nuevo curso escolar, más de 5 000 jóvenes accedieron a carreras en las Universidades de ciencias pedagógicas, mientras más de 7 000 comienzan sus estudios en las escuelas pedagógicas, cifras que aún no cumplen las necesidades de algunos territorios del país.

Los técnicos que se necesitan

«En este curso escolar vamos a consolidar lo que hemos logrado en la Enseñanza Técnica Profesional (ETP), fundamentalmente lo relacionado con las aulas anexas que funcionan en los organismos de la producción y los servicios», expresó Kenelma Carvajal, viceministra de Educación.

«También tenemos que seguir trabajando en el orden educativo, en el uso del uniforme escolar, disminuir las bajas, los problemas de asistencia, que son temas que persisten de manera puntual en algunos de nuestros centros escolares», apuntó.

Más del 60 por ciento de la matrícula que egresó del noveno grado el pasado curso escolar fue a la Enseñanza Técnica, e igual ocurrirá con los que este año lectivo terminen la Secundaria Básica. Por ello, la masividad de esta enseñanza requiere gran cantidad de profesores, así como medios técnicos para su implementación.

«Para nosotros es vital la integración con los organismos de la producción y los servicios, porque allí tenemos al especialista y el aula anexa donde está la tecnología. De este modo los estudiantes pueden realizar las prácticas que en los politécnicos no logran completar por la falta de equipamiento», destacó Kenelma.

En relación con los docentes, explicó que se han hecho cursos de superación para entregarles a los especialistas de la producción,  las herramientas pedagógicas que necesitan para llevar adelante la clase.

«En los meses de abril y mayo último, se realizaron cursos de preparación para ellos. Además, cuando nos hemos percatado que alguno no tiene las condiciones idóneas, lo hemos sustituido; pero son casos aislados.

«Tenemos garantizada la relación docente-alumno, pues contamos con más de 4 000 profesores que son trabajadores de la producción y los servicios, y más de 500 jóvenes egresados de la ETP terminaron su curso de habilitación, y darán clases en este curso escolar a la vez que se alistan para ir a la Universidad.

«Esa es una alternativa que nos ha dado buenos resultados, así hemos preparado a más de 3 000 en los últimos cursos escolares».

Kenelma puntualizó que la formación de obreros calificados demanda también de un perfeccionamiento del proceso docente-educativo.

«Estas especialidades exigen el desarrollo de habilidades profesionales a corto plazo, por lo tanto tienen que estar acompañadas por las personas que sepan hacer y enseñar a hacer a esos jóvenes.

«Tenemos que contar con los medios fundamentales para la práctica, que están en la producción y los servicios, para desarrollar esas habilidades; y todo esto requiere de un esfuerzo importante de los cuadros de dirección a todos los niveles, para llegar al maestro y al técnico, que son los que ejecutan las acciones».

Por su parte, Marisel Rodríguez González, directora de la Enseñanza Preuniversitaria en el Ministerio de Educación, aseguró que en este curso escolar concentrarán los esfuerzos en la preparación de los docentes para que impartan clases de calidad y, por consiguiente, eleven los resultados del aprendizaje de los estudiantes.

La directiva puntualizó que uno de los aspectos que esperan superar en el período que comienza es la atención diferenciada e intensiva desde que los alumnos entran al pre.

«No hay que esperar a que lleguen a duodécimo grado para prepararlos con vistas a las pruebas de ingreso —acotó—, pues el sentido de esta enseñanza es justamente entrar a la Universidad. No se concibe que un estudiante se gradúe de bachiller para no hacer luego la Enseñanza Superior.

«Al que no aprueba o no se presenta a exámenes de ingreso hay que buscarle una alternativa de continuidad de estudios como obrero calificado o maestro de nivel medio, y ese no es el fin del Preuniversitario. Hay una planificación, y para las necesidades de ese tipo de profesiones ya hay destinados otros jóvenes en cada territorio.

«Aproximadamente un 40 por ciento de la matrícula que terminó el pasado año noveno grado vino al preuniversitario. Esa selección más rigurosa dará frutos positivos».

—¿Cómo se comporta la cobertura docente?

—Con el traslado de los centros a la ciudad hemos ganado muchos profesores de experiencia que se han reincorporado, algunos ya jubilados. Todos los docentes que tenemos son licenciados y los de mayor capacidad están impartiendo clases en duodécimo grado».

—¿Qué estrategia seguirán para elevar la calidad del aprendizaje?

—En los centros en que sea posible vamos a mantener el tránsito por el ciclo, es decir, el profesor acompañará al alumno de décimo a duodécimo grado. Esto permite un mejor diagnóstico y estar al tanto de sus deficiencias.

«También habrá que mejorar la atención específica a los jóvenes en los institutos preuniversitarios vocacionales de ciencias exactas, para que se inclinen por carreras de esa rama que son muy necesarias para el país; así como a aquellos que terminan el Servicio Militar y reciben la Orden 18 del Ministro de las FAR, lo cual les permite optar por una carrera universitaria.

«Comenzamos el curso anterior un programa intensivo en cinco provincias con estos jóvenes egresados de las FAR, y sus resultados en los exámenes de ingreso fueron muy favorables. Para este año lectivo vamos a extender este trabajo a todos los territorios».

La Directora de la Enseñanza Preuniversitaria en el Mined también explicó que la inserción de estudiantes de duodécimo grado en las universidades ha tenido un saldo muy positivo. «Reciben una preparación con intencionalidad marcada hacia carreras de ciencias y los hemos insertado también en las universidades pedagógicas.

«No esperamos saltos espectaculares, pero sí un movimiento hacia lo positivo para que todos los estudiantes de Preuniversitario puedan acceder a la Universidad. Ese es el principal objetivo de nuestro trabajo».

Estudiar desde el primer día

Formar los profesionales que el país necesita en las especialidades que son más necesarias, así como que nuestra ciencia se logre aplicar y promueva el desarrollo local y nacional, están entre las principales prioridades de nuestro trabajo, afirmó Rodolfo Alarcón Ortiz, ministro de Educación Superior (MES).

El titular significó que es preciso sembrar en los jóvenes la conciencia de que «quien no se emplea a fondo en los estudios, no será exitoso en la Universidad».

Tenemos resultados deficientes en cuanto a promoción y eficiencia en la Educación Superior, destacó. Por ello es imprescindible que nuestros alumnos interioricen que lo fundamental es aplicarse, y eso tiene que ser desde el primer día que llegan a la Universidad.

En este sentido, puntualizó que no puede culparse solamente a los estudiantes. También es una responsabilidad de la institución, que no siempre es capaz de cambiar conceptos equivocados o hábitos de estudio deficientes.

«Para formar ese profesional competente al que aspiramos debemos, en primer lugar, fortalecer el compromiso de los estudiantes con su Universidad y con la Revolución, para que puedan cumplir con sus deberes y participen en la vida de la Universidad y del país».

Entre las áreas fundamentales de trabajo de la Educación Superior, el titular destacó la calidad del claustro de profesores: «que debe tener una formación cultural amplia pero, sobre todo, estar preparado políticamente, para defender las proyecciones de la Revolución.

«Una Universidad vale lo que vale su claustro —afirmó—, por ello no solo deben tener excelente preparación académica, sino también político-ideológica, campo fundamental para poder tener educadores de verdad».

Por último, el Ministro destacó que en la Educación Superior hay que pensar en términos de impacto. «Aunque los resultados en pregrado, posgrado e investigación son buenos, si no tienen un impacto social o económico verdadero no podemos medir nuestra eficiencia».

En nuestras aulas están hoy los futuros obreros, técnicos y profesionales que necesita el país. Por lo tanto es muy importante que la escuela, junto a la sociedad y con el apoyo de la familia, ayude a formar esas nuevas generaciones.

 

VOLVER

 


Los 86 de Fidel

 

Armando Hart D.
12 Agosto 2012


Un nuevo aniversario del natalicio de Fidel, esta vez el 86, nos incita a reflexionar sobre el inagotable caudal de ideas y enseñanzas que nos brinda su batallar incesante durante casi siete décadas en el terreno de la política.

Cuando parecía que un gravísimo problema de salud, con alto riesgo para su sobrevivencia, lo apartaría definitivamente, no solo de sus responsabilidades al frente del Partido y el Gobierno del país sino también de cualquier actividad pública, supo, con un tesón y voluntad inimaginables, sobrepasar aquella prueba terrible y continuar su lucha, en otro plano, por las ideas que en favor de Cuba y de la humanidad siempre había defendido. Así, en su Reflexión del 31 del julio del 2007, expresaba: La vida sin ideas de nada vale. No hay felicidad mayor que la de luchar por ellas.

Esa voluntad de acero, esa firmeza en la defensa de las ideas más justas, no solo para su país sino también para la humanidad, ese apego invariable a los principios que han dado fundamento a su accionar político a lo largo de toda su vida es lo que hace de Fidel un gladiador imbatible y una figura de talla universal. La reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 ha venido a subrayar, una vez más, la justeza de sus ideas y su trascendencia como líder mundial. Muchos le rindieron homenaje, en ese marco, a Fidel Castro, que figura entre los primeros estadistas que comenzó a estudiar y alertar acerca de la catástrofe que se nos avecinaba y a promover acciones que permitieran detener y revertir, antes de que sea demasiado tarde, los acelerados cambios climáticos que atentan contra la existencia de la humanidad.

Como un monumento a su dedicación y a su visión estratégica del tema nos ha quedado lo planteado por él, hace ahora 20 años, en aquella Cumbre de la Tierra, en junio de 1992, en Río de Janeiro: «Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre».

Gracias a esa visión estratégica de Fidel nuestro país está hoy a la vanguardia en la lucha por desarrollar una mayor conciencia acerca de los graves peligros que amenazan el precario equilibrio que hace posible la vida en nuestro planeta. Sus más recientes Reflexiones subrayan la necesidad de alcanzar un desarrollo sostenible combatiendo la pobreza y la desigualdad social así como la contradicción entre la existencia del sistema capitalista imperialista depredador del medio ambiente y la supervivencia de la humanidad. El brillante discurso pronunciado en esa Cumbre por Raúl Castro dio continuidad, en las condiciones actuales, a esa política invariable de nuestra Revolución.

Otro tema que quiero enfatizar en esta ocasión es el referido a la importancia que ha concedido siempre Fidel al papel de la juventud y a su formación revolucionaria. En su intervención precisamente en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, en ocasión del 60 aniversario de su ingreso a ese centro, el 17 de noviembre de 2005, se refería a ese necesario relevo generacional señalando:

«Aquí hemos estado hablando de acontecimientos de nuestras vidas, de nuestra universidad, de nuestra Alma Máter, de los que llegamos hace algunas decenas de años y los que están hoy aquí, que ingresaron en el primer año o que están a punto de graduarse, o algunos se han graduado ya y están desempeñando funciones que otros, con menos experiencia, no podrían realizar».

Y más adelante apuntaba:

«Ojalá yo tuviera más tiempo para hablar, pero este ahora de ahora es un ahora sin precedente, es una hora muy distinta de todas las demás, en nada se parece a la de 1945, en nada se parece a la de 1950 cuando nos graduamos, pero poseedores ya de todas aquellas ideas de las que hablé un día, cuando afirmé con amor, con respeto, con entrañable cariño, que en esta universidad, donde llegué simplemente con un espíritu rebelde y algunas ideas elementales de la justicia, me hice revolucionario, me hice marxista-leninista y adquirí los sentimientos que a lo largo de los años he tenido el privilegio de no haberme sentido nunca tentado, ni en lo más mínimo, a abandonarlos alguna vez. Por eso me atrevo a afirmar que no los abandonaré jamás».

Estas ideas de Fidel me confirman la pertinencia de la necesidad de continuar el diálogo de generaciones en el que intervengan quienes traemos la experiencia vivida como partícipes en la vida política en la segunda mitad del siglo XX y los que asumen responsabilidades crecientes en estos inicios del XXI y desarrollarán su vida política hasta bien entrado el mismo, como una garantía de la continuidad histórica de la Revolución. Se trata, de hecho, de un intercambio de experiencias entre dos siglos.

Nuestros hijos y descendientes, aquellos que vivirán bien entrado el siglo XXI, reclaman de nosotros una acción y un pensamiento fundamentado en la cultura de emancipación que tiene en el pensamiento de Martí y de Fidel su orientación cardinal. Solo los malvados y los mediocres renuncian a este glorioso empeño. Estamos obligados por mandato de la historia a preservar la memoria histórica de nuestro pueblo y a transmitir ese legado a las nuevas generaciones.

Este es mi homenaje a Fidel en su aniversario 86, que lleva a Martí en la mente y el corazón desde sus primeras lecturas del Apóstol, que ha sido su mejor discípulo y que ha enriquecido su ideario con el conocimiento y las vivencias de la práctica política en la segunda mitad del siglo XX y en estos inicios del XXI. Él ha estudiado e interpretado su pensamiento con profundidad y ha volcado ese conocimiento en el difícil arte de hacer política en función de los intereses del pueblo. Me he propuesto dedicar lo que me queda de vida al objetivo de trasladar a las nuevas generaciones las enseñanzas de más de 50 años de lucha por nuestra plena y total dignidad y soberanía. Mi único mérito, y para mi es bastante, ha sido y es haber estado junto a la Revolución de Fidel y orientado por las enseñanzas de Martí.

 

Tomado de: Cubadebate

VOLVER


 

EE.UU. aumenta financiamiento a ciberdisidentes para subversión en Cuba (+ Documento)


24 Junio 2012
Tomado de: Cubadebate

Descargue la carta del Departamento de Estado al Congreso de los EEUU en PDF (2,4 MB)

Estados Unidos ha aumentado los fondos para dotar a ciberdisidentes aliados a Washington de tecnología y financiamiento para el cambio de régimen en Cuba, revela una carta del Departamento de Estado al Congreso que publica hoy el diario El Nuevo Herald.

La carta, con fecha del 26 de abril, detalla el plan para invertir 20 millones de dólares aprobados para los programas de subversión en Cuba durante el año fiscal que termina el 30 de septiembre.

El dinero será administrado por tres entidades del Departamento de Estado: la Oficina de Latinoamérica y el Caribe (LAC) de la USAID; la Oficina de la Democracia, los Derechos Humanos y el Trabajo (DRL); y Asuntos del Hemisferio Occidental (WHA).

Esta carta se hace pública dos días después de la decisión de los países del ALBA de expulsar a la USAID de sus territorios, por constituir “un factor de perturbación que atenta contra la soberanía y estabilidad política” de estos países. El Consejo Político del ALBA solicita a los jefes de estado y gobierno del bloque “la inmediata expulsión en sus países de la USAID”.

El objetivo de este fondo público de 20 millones de dólares no es beneficiar al pueblo cubano, sino reforzar con acceso a tecnologías a individuos en Cuba que respalden la política de cambio de régimen en la Isla, facilitando servicios de red e instrumentos solo a colaboradores identificados para estos fines.

El mayor bloque individual de dinero es el de $4 millones que LAC gastará en un programa de “democracia digital” para estimular el uso de “tecnología innovadora”, señaló la carta.

Conscientes de que estas prácticas son ilegales en Cuba, la carta no ofrece detalles sobre los destinatarios del dinero y las tecnologías, “para proteger a los programas de los intentos de Cuba por pararlos”, asegura El Nuevo Herald.

De acuerdo con la publicación, “para evitar otro incidente como el de Alan Gross, el programa evitará equipos sofisticados como teléfonos satelitales y en su lugar usará solamente artículos disponibles en la isla, tales como computadoras, DVDs, unidades USB y teléfonos celulares, dijo un empleado del Congreso enterado del caso”.

Seis de los otros nueve programas para Cuba incluidos en la carta se centran también en la tecnología.

WHA recibió una asignación de 1.53 millones de dólares para un programa de “entrenamiento a distancia sobre habilidades básicas para la información tecnológica… Además, los fondos apoyarán la compra de artículos de tecnología básica de la información, y darán apoyo material a activistas de los derechos humanos, periodistas independientes y bibliotecas independientes en la isla”.

La DRL tiene 1.05 millones de dólares para proporcionar entrenamiento, equipos y software a individuos que recopilan información sobre supuestos abusos contra los derechos humanos, que ninguna otra fuente verifica, y 750,000 dólares para “entrenamiento con base en la tecnología” para campañas en las redes sociales para acusar a Cuba de violaciones de los derechos humanos, impunidad y corrupción.

La DRL también administrará 700,000 dólares por cada uno de los dos programas: uno para jóvenes que incluye “usos innovadores de la tecnología como los medios sociales”, y otro para “educar” a cubanos en economía de mercado y sus bondades para la democracia -no es un chiste: NDR-.

Otros 500,000 dólares serán administrados por LAC para apoyar “investigaciones sobre opciones de tecnología para ampliar las comunicaciones” entre los cubanos y la conectividad de internet como parte de un programa titulado “La Aplicación de la Tecnología en la Promoción de la Democracia” de acuerdo con lo que entiende por tal el Departamento de Estado.

LAC tiene también 2.9 millones de dólares para “apoyo humanitario” para “personas políticamente marginadas”, en otras palabras individuos que integran “partidos opositores” que sobreviven con el financiamiento de un gobierno extranjero, algo que es penado severamente en Estados Unidos.

La DRL ya ha comprometido 4 millones de dólares con la Fundación Nacional por la Democracia (National Endowment for Democracy), una organización de Washington acusada de ser una vitrina legal de la CIA, y que ha sido expulsada de varios países, incluso aliados de los EEUU, por financiar partidos y acciones opositoras, violando flagrantemente la ley.

En la carta del Departamento de Estado al Congreso se especifica que también gastará 2.87 millones de los 20 millones de dòlares para administrar los programas para Cuba, que tienden a generar un alto volumen de papeleo, en comparación con otros programas estadounidenses de ayuda al extranjero.

Las peticiones de solicitudes para los fondos de otros programas se darán a conocer pronto, dice El Nuevo Herald.

Esta información coincide con la divulgación de los fondos históricos de la USAID para la subversión en Cuba: 197 270 000 de dóllares, ejecutados fundamentalmente entre el 2001 y 2008, según describe Tracey Eaton, en su blog Along the Malecon:




Fondos para la subversión en Cuba de la USAID. Fuente: Along the Malecon

Un empleado que se encarga de ejecutar estos programas contra Cuba desde Washington, dijo al Herald que el “Santo Grial” de estos proyectos es un teléfono celular “tonto” que puede ser adaptado para recibir y enviar grandes archivos, como los teléfonos “inteligentes”. “Uno oye decir que cierta compañía israelí lo hizo; que algún hacker californiano de 16 años lo tiene, que cierto genio de la India lo hizo. Pero cuando vamos a ver, nunca es lo que realmente necesitamos en Cuba”, añadió.

 


 

 

VOLVER

 


 

Mensaje ante la Cumbre Río+20 de la Red “En defensa de la humanidad”

“La solución no puede ser impedir el desarrollo a los que más lo necesitan. Lo real es que todo lo que contribuya hoy al subdesarrollo y la pobreza constituye una violación flagrante de la ecología. (…) Si se quiere salvar a la humanidad de esa autodestrucción, hay que distribuir mejor las riquezas y tecnologías disponibles en el planeta. Menos lujo y menos despilfarro en unos pocos países para que haya menos pobreza y menos hambre en gran parte de la Tierra. (…) Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño.”

 

Fidel Castro, Río de Janeiro, 1992.

Ahora, veinte años después, inspirados en aquellas palabras de Fidel, en el reciente encuentro que sostuvo con un grupo de fundadores de nuestra red y en su llamado a seguir luchando sin descanso por salvar la especie humana, conscientes de que el egoísmo y la ceguera de los poderosos seguirán bloqueando toda iniciativa asociada a las verdaderas soluciones, circulamos este MENSAJE ANTE LA CUMBRE RÍO+20 a los demás capítulos y miembros de la Red  En defensa de la humanidad y a otros movimientos sociales, organizaciones, redes y personas que no están dispuestos a aceptar el modelo suicida que se ha impuesto al mundo ni nuestra extinción como destino fatal.

 

Debemos exigir por todos los medios a nuestro alcance ante el sistema de organismos internacionales de las Naciones Unidas:

 

  1. Que la Cumbre RÍO+20 parta del análisis del estado de cumplimiento de los compromisos asumidos en la Agenda 21 y los Principios acordados en la Cumbre Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Río de 1992 y reiterados en la Conferencia de Johannesburgo.
  2. Refutar la pretensión de sustituir el enfoque en torno al cumplimiento de los principios del  desarrollo sostenible y de los objetivos de desarrollo del milenio por las nuevas tesis planteadas en torno a la “economía verde”. Rechazar este concepto y cualquier otra forma de explotación por parte del poder transnacional y exigir un abordaje multisectorial y multidimensional del enfrentamiento a la crisis.
  3. Condenar la privatización de los recursos naturales y toda forma de mercantilización de la naturaleza. Reconocer y valorar la concepción integral de la vida de las culturas originarias y de los principios de  solidaridad, igualdad, complementariedad y reciprocidad en que se basan alternativas como el Buen Vivir y otras, para la relación armónica con la  naturaleza y la supervivencia de la especie humana.
  4. Reconocer la urgencia de colocar la defensa de  los derechos de nuestra especie y de la naturaleza como eje central de las negociaciones e instrumentos normativos internacionales en detrimento de los derechos del capital.
  5. Que las autoridades públicas asuman  como obligación principal aplicar un enfoque  basado en los derechos de sustentabilidad, bienestar y progreso de la sociedad, y se reivindique  la responsabilidad inexcusable de los gobiernos de proporcionar servicios esenciales para la vida a la totalidad de los ciudadanos. Que cambien radicalmente los indicadores de desarrollo y progreso para que tengan en cuenta los costos ambientales, la equidad social  y el desarrollo humano.
  6. Que se reconozca como imprescindible la transformación de los  patrones de producción, consumo y distribución del ingreso. La búsqueda de acumulación creciente de ganancias y la orientación de la producción en función de la demanda solvente y no de la necesidad social, propia del sistema capitalista, no puede, ni podrá nunca, generar igualdad, eliminar la pobreza, ni garantizar un desarrollo armónico con la conservación del medio ambiente. La urgencia real de migrar hacia tecnologías no contaminantes no puede reducir los análisis a  aspectos meramente tecnológicos.
  7. Que el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, reconocido en la Declaración de Río, se traduzca en reales mecanismos de financiación, flexibilidades y políticas de acceso a la tecnología y el conocimiento para los países más necesitados y en obligaciones ineludibles para los países industrializados.
  8. Denunciar el cínico “discurso limpio” de las potencias del Norte que intentan hoy inculpar a los países del Sur mientras ocultan su responsabilidad histórica y presente en el atraso de las tecnologías de esos países y en la deformación de sus economías y favorecen las operaciones “sucias” de las transnacionales en el Sur. Las marcas  y patentes “verdes”  deben ser denunciadas como un renovado y peligroso mecanismo de reafirmación de la dominación hacia todos los países tecnológicamente dependientes.
  9. Que la Cumbre se pronuncie por la imprescindible evaluación  precautoria de las tecnologías según sus impactos sociales y ambientales. Debe gestarse con urgencia una Convención mundial para el control de tecnologías nuevas y emergentes,  basada en el principio de precaución y la evaluación participativa.
  10. Denunciar la llamada obsolescencia programada y que se favorezcan las tecnologías que atiendan a la máxima vida útil de los productos, beneficien la estandarización, la reparación,  el reciclaje y un mínimo de desechos, de manera que se satisfagan las necesidades humanas con el menor costo ambiental.
  11. Condenar el control del comercio mundial por las transnacionales y el papel de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la imposición de acuerdos que legitiman la desigualdad y la exclusión e impiden el ejercicio de políticas públicas soberanas. Promover acciones concretas para lograr un intercambio comercial más justo, y en armonía con los requerimientos medioambientales.
  12. Acordar medidas concretas para frenar la  volatilidad de los precios de los alimentos y la especulación en los mercados de productos básicos, como medio indispensable para combatir el hambre y la pobreza.
  13. Denunciar la compra masiva de tierras en países del Sur por parte de potencias extranjeras  y multinacionales para explotar sus recursos naturales o dedicarlos a proyectos que comprometen el  medio ambiente o el equilibrio de sus ecosistemas.
  14. Que se condenen las guerras, las políticas imperiales y la carrera armamentista como las mayores agresiones al medio ambiente y a la preservación de la especie humana, tanto por sus consecuencias directas como por los gastos incalculables que provocan. Estos recursos bien podrían utilizarse para solventar los principales retos sociales y medioambientales que enfrenta la humanidad. Que se denuncie el carácter suicida de los arsenales nucleares y se demande su eliminación y prohibición absoluta.
  15. Promover un convenio marco para la responsabilidad ambiental y social de las empresas y legislaciones nacionales que condenen prácticas nocivas y abusivas de las mismas, teniendo  en cuenta el carácter transnacional de sus operaciones
  16. Promover acciones de control sobre la publicidad comercial, la incitación al consumo desmedido y la creación de falsas necesidades, sobre todo los dirigidos a la infancia y la juventud, y establecer en cambio políticas de impulso a la publicidad de bien público, que constituya  fuente de información y prácticas sustentables.
  17. Que se realice un firme pronunciamiento en favor de orientar  la educación y la ciencia en beneficio del desarrollo humano y no en función del mercado, basada en una nueva ética del consumo que, sin sacrificar lo esencial de las satisfacciones materiales, rechace los productos fruto de prácticas ecológicamente agresivas o del trabajo esclavo y de otras formas de explotación.
  18. Promover la revisión y modificación del sistema de propiedad intelectual vigente, a la luz de las negociaciones medioambientales, la agenda de lucha contra el cambio climático y los derechos humanos, de modo que pueda facilitarse la transferencia de tecnologías y conocimientos prácticos ambientalmente sanos, o el acceso a ellos.
  19. Exigir a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) como organización del sistema de Naciones Unidas, que enfrente la urgente necesidad de un cambio de paradigma en torno a la investigación científica internacional y el conocimiento, de manera que, dejando a un lado  los mecanismos de mercado,  fomente la necesaria colaboración, la investigación coordinada y la difusión y aplicación de sus resultados a gran escala.  Que se implementen por esta organización los mecanismos  necesarios  para propiciar en el menor tiempo posible una transición energética efectiva y las medidas de mitigación del cambio climático.
  20. Que se promueva una reevaluación integral del sistema de gobernanza ambiental existente, que ha demostrado ser incapaz de frenar la catástrofe ecológica, y se sienten las bases de uno nuevo, inclusivo, auténticamente democrático y participativo, que se dirija a las causas profundas de la crisis, y sea capaz de promover soluciones reales a estos problemas para las actuales y futuras generaciones.

 

Para apoyar el texto lo invitamos a hacerlo a través de la dirección electrónica:

 

salvemoslahumanidad@gmail.com

 

 


 

José Martí: del antiesclavismo a la integración racial. Mis negros


Por: Carlos Alberto Más Zabala
Fuente: CUBARTE

En los apuntes de José Martí, aparece un soñado proyecto de libro que al parecer titularía “Mis negros”. Hay en él, evidentemente, la idea de una importante empresa, cuando anota: “La raza negra –Su constitución, corrientes y tendencias. Modo de hacerla contribuir al bien común, por el suyo propio”. (Martí, 1991, T18: 284)

Apuntes al fin, sin la precisión que caracterizaría a sus más elevados trabajos, no nos permiten introducirnos a fondo en cuanto habría de proponerse, pero son anunciadores de una riqueza que desbordaría seguramente cuantos estudios y rastreos pudieran realizarse de su ideario. Como cuando señala: “Me desperté hoy, 20 de Agto, formulando en palabras, como resumen de ideas maduradas y dilucidadas durante el sueño, los elementos sociales que pondrá después de su liberación en la Isla de Cuba la raza negra. No las apariencias, sino las fuerzas vivas”. (Martí, 1991, T18: 284)

Las obligaciones que como organizador de la revolución contrajo, empeño al que dedicó sus mejores desvelos, le impidieron acometer ésta y otras muchas ideas, que a juzgar por la hondura de sus trabajos, la riqueza de su pluma y el cariño que profesaba por el género humano sin distingos de razas, nos habrían legado un caudal excepcional.

En cambio, utiliza en estos apuntes formulaciones y giros que más adelante se ocupará de perfilar y modificar. Tal es el caso de la pasividad y de la subordinación implícitas en la expresión “hacerla contribuir al bien común”, en que menoscaba los factores endógenos capaces de determinar tal tendencia sin necesidad de que “desde fuera” se le dicten, o cuando al referirse a los “varios espíritus o fuerzas” presentes entre los cubanos de la raza negra se cuestiona “…si no es cierto como parece, que en ella misma, en una sección de ella, hay material para elaborar el remedio contra los caracteres primitivos que desarrollarán por herencia, con grande peligro de un país que de arriba viene acrisolado y culto…” (Martí, 1991, T18: 284)

Sin embargo, a lo largo de numerosos escritos, cartas, discursos, crónicas, semblanzas, poemas incluso, se aprecia en la obra martiana un recurrente énfasis en las virtudes y cualidades que observaba entre los negros, muchas de las cuales afloraban justamente en el contexto de lo que para Martí constituía el propósito mayor, independentista, y otras que ocuparían su merecido espacio en el sistema de valores del Apóstol, eticidad que permea toda su obra y le infunde aliento y espiritualidad.

Como señala con agudeza Schulman: “en el negro descubre Martí bondades y virtudes raigales como las del indio, y lo vincula con la naturaleza, modo martiano de afirmar su innata superioridad humana y su acendrado espiritualismo”. (Schulman, 1981, 139-152)

Para el Maestro existe una estrecha interrelación entre diversas características de los negros con su virginal naturaleza, aunque sería muy lamentable ver en ellas una forma de legitimar la idea de la existencia de razas. Baró significa que “…esa ´virginal naturalidad´ observable en los negros no es más que la particular posibilidad que tienen de expresar determinados rasgos humanos presentes también en otros grupos humanos,…y que por causas socioeconómicas, históricas y culturales son más observables en ellos”.

Se trata entonces del descubrimiento de rasgos que la “civilización” no ha alcanzado a podar, rasgos que denomina “naturalidad brutal” o “caracteres primitivos”, términos en los que no hay asomo peyorativo. En esa contraposición entre rasgos naturales primigenios y socialización eurocéntrica superpuesta se percibe toda una fundamentación filosófica del pensamiento martiano. Reconoce los valores que el desarrollo de la humanidad le ha ido incorporando al género humano, pero pone al desnudo cuanto de hipocresía y de subestimación de esos otros valores entrañan.

Pudiera afirmarse que su aproximación a este crucial dilema se produce “desde fuera”. Y efectivamente, Martí no formaba parte, genéticamente, de ninguno de los grupos étnicos preteridos que se empeñó en defender hasta con su vida, como tampoco su origen clasista se correspondía exactamente con los grupos poblacionales a los que consagró su empeño de transformación social, aunque le resultaran afines, de padre y madre, los intereses de los sectores más humildes. En tal caso la aproximación “desde fuera” antes que limitante se convierte en virtud.

Sin embargo, su sensibilidad trasciende sentimientos que considera primitivos, tales como la lástima y la conmiseración. Se trata de solidaridad e identificación lo que emerge desde la intimidad de su ideario. En su contexto no es sorprendente que destaque en aquellos hombres y mujeres de tez oscura valores que han resultado inadvertidos para muchos. No lo hace de forma unilateral, ni cegado por consideraciones puntuales de carácter político, aunque en el terreno afectivo su total identificación pudiera haberlo conducido por esos caminos y en el fragor del apasionado debate se hubiera justificado perfectamente. Acude para su defensa a la integración de naturaleza y sociedad, significando con regocijo cuanto de riqueza humana se atesora en ellos: “¡Tal parece que alumbra a aquellos hombres de África un sol negro! Su sangre es un incendio, su pasión, mordida; llamas sus ojos; y todo en su naturaleza tiene la energía de sus venenos y la potencia perdurable de sus bálsamos”. (Martí, 1991, T11: 72)

De un trazo logra el Apóstol darnos una impresión abarcadora acerca del espíritu de los “hombres de África”. Destaca la virilidad nativa e indómita, rodeada de una aureola mística y desconocida, en la que sobresale su elevada valoración acerca de la pasión irrefrenable, despojada de las inhibiciones y amarras propias del “cultivo del espíritu”: “Pero tiene, más que otra raza alguna, tan íntima comunión con la naturaleza, que parece más apto que los demás hombres a estremecerse y regocijarse con sus cambios”. (Martí, 1991, T11: 73)

Martí destaca lo que desde su punto de vista condiciona en el africano esa voluptuosidad espiritual. Por un lado le atribuye una capacidad de estremecimiento determinada por lo que denomina “íntima comunión con la naturaleza”. Por el otro, si bien resalta el componente pasional para caracterizar reacciones que pudieran malinterpretarse como excesivas, exageradas, incapacitadas de ser reguladas por la acción del intelecto, subraya también aquella especial sensibilidad “porque el hombre que nace en tierra de árboles y de flores piensa más en la hermosura y el adorno, y tiene más cosas que decir, que el que nace en una tierra fría, donde ve el cielo oscuro y su cueva en la roca”. (Martí, 1991, T18: 357)

Tengamos presente que basa muchas de sus apreciaciones en la detallada observación del comportamiento humano en medio de una tragedia provocada por un desastre natural –el Terremoto de Charleston-, lo que le permite justipreciar la reacción de los hombres en su más auténtica puridad, despojada de aquellos elementos -como la educación y la cultura- que en otras circunstancias “normales”, determinan una conducta más comedida y ajustada a las convenciones. A juzgar por sus metáforas descubre Martí en los “caracteres primitivos” que se manifiestan en aquellos hombres y mujeres sus precedentes en la naturaleza: “Hay en su espanto y alegría algo de sobrenatural y maravilloso que no existe en las demás razas primitivas, y recuerda en sus movimientos y miradas la majestad del león: hay en su afecto una lealtad tan dulce que no hace pensar en los perros, sino en las palomas: y hay en sus pasiones tal claridad, tenacidad, intensidad, que se parecen a las de los rayos del sol”. (Martí, 1991, T11: 73)

Empero no es filogenético el examen, no trata de encontrar en los nacidos en África o descendientes de aquellos la persistencia atávica de atributos de los animales inferiores. Su mirada nos conduce al reconocimiento en un grupo humano –que hasta entonces ha recibido menos que otros las influencias de la civilización europea o que ha logrado protegerse de aquella mediante un singular proceso de hibridación, y por tanto su condicionamiento conductual es más dependiente de su propio desarrollo que de ajenos elementos, propios de un modelo de socialización aceptado como único – de virtudes que sólo en el hombre pueden confluir y que se encuentran aisladas y dispersas en la naturaleza. Registra y exalta atributos que entremezclan naturaleza y humanidad, al ubicar tales valores en un punto intermedio –no necesariamente equidistante – entre aquellos que se nos muestran en su expresión natural y los que se hacen perdurables como resultado del cincelado social.

No es un juicio apologético y parcial el que prima en Martí. Aunque, en efecto, muchas de sus referencias a los negros se producen en un tono defensivo, como consecuencia del predominio en su época de criterios racistas y etnocéntricos. Tampoco se reducen a un condicionamiento táctico, como lo han querido ver algunos, por la necesidad de sumar a la guerra necesaria a esta población en nuestra isla. Muy bien señaló Armando Guerra que “no es la emoción del momento, el recurso del que se abusa para conquistar elementos de una raza lo que se desprende de los párrafos sentidos de sus discursos”. (Guerra Castañeda, 1947, 20)

Predomina en sus relatos y crónicas la referencia a determinados componentes virtuosos de los negros, en su similitud con sus pariguales en el reino animal o en la naturaleza inanimada. Martí vislumbra el diamante bruto que requerirá esmerada destreza en el pulido, justamente para que no pierda sus afilados ribetes y suscribe que tales virtudes no tienen que verse necesariamente asociadas con el cultivo del espíritu del que han estado marginadas, y mucho menos juzgadas a partir de patrones que guardan muy poca relación, si no ninguna, con los propios.

Es así que dignifica en los descendientes de africanos valores que relaciona directamente con un origen natural, como cuando enaltece su bondad, valor primigenio de muy alta significación en su ideario: “Tiene el negro una gran bondad nativa, que ni el martirio de la esclavitud pervierte, ni se oscurece con su varonil bravura”. (Martí, 1991, T11:72).

O cuando destaca la gratitud: “Ungido traen el rostro, más por el agradecimiento al Norte que peleó por ellos, que por la libertad de que en él gozan”. (Martí, 1991, T 10:86)… “Los soldados negros… vitoreaban al que fue su enemigo, y… celebraban… el olvido de aquel mal entendimiento de ha veinte años…”. (Martí, 1991, T10:170-171)

Bondad y gratitud que le Apóstol sintetiza en: “La raza negra es de alma noble… El júbilo de las almas se les desborda por el rostro: quien no ha visto luz de alma, aquí la vea… Si se toca a sus ojos, de seguro responden las lágrimas”. (Martí, 1991, T 10:86)

La utilización del término nobleza para generalizar un conjunto de valores que aprecia en la raza negra adquiere entonces una doble significación. Por un lado porque muy bien conoce el Apóstol cuán ficticio y ajeno a su etimología es el uso del término entre los que se vanaglorian de poseerlo por razones de sangre o por haberlo adquirido en no siempre elegantes lides. Por otro, porque entre los negros sí encuentra virtudes –ajenos a la doblez que caracteriza a las cortes europeas y a sus referentes miméticos del otro lado del Atlántico – que a su juicio debieran ser los elementos determinantes en la escala nobiliaria si esta necesariamente tuviera que existir.

Al destacar aquellos rasgos, entre los que incluye también la humildad, Martí fundamenta lo que pudiéramos denominar su taxología moral: “Vuelven los negros humildes, caído el fuego que en la hora del espanto les llameó en los ojos, a sus quehaceres mansos y su larga prole” (Martí, 1991, T 11:76)

En su obra se reitera la humildad en una doble acepción, la que expresa cierta conformidad con una vida sencilla, de carencias inclusive, y la que la ubica como antípoda de nobleza, como “bajeza de origen”. Valga recordar sus referencias a que su madre era una mujer humilde, que su padre era un soldado y que su hijo sería un trabajador. Se refiere con frecuencia a los “negros humildes” y con frecuencia también suscribe la unidad entre los negros y los blancos humildes, para signar dicha virtud con una consideración muy apreciada en su escala de valores, puesto que “todo lo justo y lo difícil” empieza “por la gente humilde…” (Martí, 1978, 34)

Nos lleva además el Maestro de la mano a otras consideraciones, de gran actualidad aún hoy, a partir de un rasgo presente en las comunidades negras, aunque no exclusivo de ellas, que relaciona con la pobreza y con el desarrollo de las capacidades intelectuales: “Y crecen: porque los ignorantes y los pobres, privados de los goces finos del espíritu, son padres fecundos”. (Martí, 1991, T 11: 238)

Sin embargo de forma cariñosa y bella, Martí justifica las razones que determinan la fecundidad de los negros a partir de una síntesis que junta el menosprecio a que se ven sometidos con su capacidad de amar, como quien descubre en ellos un cariño potencial que precisa encarnarse en otros, que requiere volcarse en los demás y que a falta de la “compañía que les niega el mundo” (Martí, 1991, T 12: 335) no tienen otra alternativa que creársela: “se reproduce con la fecundidad de los infelices, que buscan en su mujer el goce y compañía que el hombre venturoso halla en más de una fuente, y no sólo en la alcoba”. (Martí, 1991, T 12: 324)

Más, en su enjuiciamiento se aparta de la justificación estrictamente racial, toda vez que generaliza entre los “ignorantes y pobres” las causas de la prolija descendencia.

Con ello realiza una notable contribución sociológica respecto a la estrecha relación entre fecundidad y niveles de desarrollo. Sabido es que tal determinismo –y Martí lo registra con acierto – guarda relación con otros factores de muy diversa naturaleza, entre los que no deberían faltar los de carácter cultural y religioso, los relacionados con el concepto predominante de familia, a los que se suman los dependientes del acceso a la protección de la salud y a la educación, para darnos una aproximación de la calidad de vida y de las expectativas que con maestría sintetiza en la expresión “goces finos del espíritu”.

Igualmente interesante es su definición de las vías para solucionar ese agudo problema que aún persiste hoy, al expresar que “El hombre ha de crear: ideas o hijos”. (Martí, 1991, T 12: 335) Belleza y síntesis se juntan para darnos una excepcional lección.

En su obra reitera “…la imaginación tempestuosa de los negros… (Martí, 1991, T 11: 68) “tan sentidores de lo noble y tan capaces de lo intelectual como nosotros…”. (Martí, 1991, T 4: 204) Años antes se había referido al mismo tema con su proverbial agudeza y no sin cierta agresividad hacia los racistas de Norteamérica, a la par que criticaba la marginación a que se ven sometidos nuestros hermanos de origen africano: “Y no quieren ver los negrófobos… las listas que los diarios están publicando estos días de negros ricos, que han hecho fortunas sin contratos de ayuntamiento ni concesiones de ferrocarriles, y negros actores, que los ha habido famosos, y tan buenos en las tragedias como en la caricatura, y negros autores, que van siendo ya muchos, y se distinguen en el periódico y en la teología, acaso porque en ésta hallen un tanto de la piedad y el consuelo que les niega el mundo”. (Martí, 1991, T 12: 293)

Como cuando registra: “Hoy es un negro que se lleva en la Universidad de Harvard el premio de oratoria; y mañana un cadete del Sur, que saca diez puntos en la academia de West Point a los yanquis más hábiles…” (Martí, 1991, T 12: 425)

A la vez que manifiesta un decidido reconocimiento a los valores morales e intelectuales que aprecia entre los negros, demuestra una ilimitada confianza en sus capacidades: “Trae cada raza al mundo su mandato, y hay que dejar la vía libre a cada raza, si no se ha de estorbar la armonía del universo, para que emplee su fuerza y cumpla su obra, en todo el decoro y fruto de su natural independencia…”.(Martí, 1991, T 11: 72)

Entre las virtudes y bondades que apreció el Apóstol en ese fundamental componente de nuestra nacionalidad, destaca sobremanera la valentía, el espíritu indoblegable, el coraje, y especialmente la lealtad. Son frecuentes sus referencias al espíritu guerrero con que se defendieron los africanos de las potencias europeas. No pocas veces lo denominó “indómito”, ya que “… ni la esclavitud que apagaría al mismo sol, puede apagar completamente el espíritu de una raza…” (Martí, 1991, T 11: 73)

A la par que determina las raíces íntimas que sirven de fundamento a la valentía y el apego a la razón, el Maestro vaticina las consecuencias que necesariamente tendrá la lucha por la defensa de sus derechos: “A muchas generaciones de esclavos tiene que suceder una generación de mártires”. (Martí, 1991, T 4: 189)

Por ello no vacila Martí en su artículo “Mi raza” en igualar a blancos y negros en la lucha por la libertad de la patria que los vio nacer. Y junto al espíritu de lucha, a la abnegación de que hacían gala, a la entrega y la destreza en el cumplimiento de su sagrado deber, junto a la lealtad significa el Maestro su sentido del honor y de la disciplina: “Allí no tiene el cubano negro escuelas de ira, como no tuvo en la guerra una sola culpa de ensoberbecimiento indebido o de insubordinación”. (Martí, 1991, T 4: 97)

En fin, Martí logra descubrir en los negros los valores que muchos de sus contemporáneos les negaban o no les querían ver. Desentraña en sus dolores la energía de su indomable coraje y la potencialidad para las luchas futuras. Juzga sus excesos en acertado equilibrio con los odios que los engendraron. Y destaca su excepcional capacidad de amar, apreciaciones todas que encuentran en su “Lectura de Steck Hall” brillante proyección: “Pero a los que han estudiado en sus hogares su capacidad para el sacrificio y la virtud: a los que han adivinado en sus corazones el perdón de todas las ofensas y el olvido de todas las injurias; a los que en horas de común angustia han sabido estrecharlos a su pecho; a los que han abierto sus heridas para poner, donde había veneno, bálsamo, a los que han tenido amor bastante para afrontar a su lado sus problemas, y virilidad sobrada para unir al blando consejo el severo raciocinio en la represión de sus exaltaciones naturales; a estos, los aman”. (Martí, 1991, T 4: 204)

Referencias bibliográficas:

Guerra Castañeda, Armando: Martí y los negrosImp. Arquimbau, La Habana, 1947 Martí, José: Obras Completas, Editorial de Ciencias Sociales; La Habana, 1991. ________ “Para las escenas”, Anuario del Centro de Estudios Martianos, No.1, 1978 Poey Baró, Dionisio: Comunicación personal al autor Schulman, Ivan A.: “Desde los Estados Unidos: Martí y las minorías étnicas y culturales”, revista Los ensayistas, No. 10-11, marzo 1981, pp.139-152 Fuente: Más Zabala, Carlos Alberto: José Martí: del antiesclavismo a la integración racial, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1996

 

Volver


 

Declaración del Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución


28 Abril 2012

Matanzas, 27 y 28 de abril de 2012.

Con la participación de más de 60 blogueros en representación de todas las provincias del país, durante los días 27 y 28 de abril de 2012 se celebró en la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos” el Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución.

Durante dos intensas jornadas se cumplieron los objetivos principales del encuentro: compartir experiencias sobre el uso de los blogs en la era de la Web 2.0 y crear mecanismos horizontales de coordinación entre los distintos proyectos blogueros del país.

Con un espíritu de integración basado siempre en el respeto a las diferencias e individualidades de cada participante, logramos complementarnos sin caer en facilismos, dogmas o esquemas preconcebidos. Conseguimos así un marco de socialización que nos permitió salir de la ambigüedad y el anonimato que propicia Internet y coordinar estrategias de trabajo que articulen nuestros proyectos ante los desafíos que tenemos los blogueros cubanos. Nuestra mayor fortaleza es nuestra diversidad de miradas e intereses; somos un país.

En este sentido, los participantes reunidos en el encuentro y caracterizados por su diversidad y juventud -un promedio de 34 años de edad- consideraron necesario declarar que:

1. Los blogueros cubanos nos identificamos con una tradición de pensamiento revolucionario, forjada en la lucha de jóvenes como Mella, Villena, Guiteras y el Che, entre otros.

2. Los mecanismos de participación que hemos logrado, servirán para -desde nuestras individualidades, intereses particulares y visión crítica- defender y perfeccionar el socialismo cubano.

3. Respetamos y promovemos el pensamiento crítico, necesario y útil para preservar nuestra condición de revolucionarios, con la premisa de que no es posible ser revolucionario fuera de la Revolución.

4. Apostamos por el respeto a la diferencia y por el debate franco; la verdad siempre es revolucionaria.

5. Exigimos la liberación y el regreso a la Patria de los Cinco Héroes, presos injustamente en cárceles de los Estados Unidos. Nos comprometemos a divulgar -con la mayor frescura y originalidad posible-, los elementos del caso, y a propiciar que su verdad llegue a los pueblos del mundo, y con mayor énfasis al norteamericano. Cada uno de nosotros podríamos ser uno de los Cinco, la lucha por ellos es la lucha por nosotros mismos.

6. Hemos creado una lista de discusión (email) que enlace a los participantes del encuentro y al resto de los blogueros cubanos en Revolución que por diversas razones no pudieron asistir, para lograr un nivel de integración y coordinación mayor que el actual, que nos permita funcionar organizadamente, sin crear dependencias innecesarias. El listado de los integrantes se les enviará por correo electrónico. (blogazoxcuba@gmail.com)

7. Hemos articulado un blog que sirva de “autopista bloguera” donde confluyan los titulares compartidos en las bitácoras de los participantes del encuentro y otros que deseen ingresar (mediante los canales RSS), para de esta forma brindar un panorama en tiempo real de los contenidos compartidos por los blogueros cubanos en la web. Su expresión en la web es el blog blogazoxcuba.wordpress.com

8. Apoyamos la celebración sistemática de otros encuentros de blogueros cubanos y la potenciación de contactos con twiteros y otras comunidades de Web 2.0

9. En correspondencia con las posibilidades tecnológicas reales del país compartimos la paulatina incorporación de universitarios y jóvenes a la blogosfera cubana de forma genuina y natural.

10. Condenamos el bloqueo del gobierno norteamericano, que condiciona las dificultades de conectividad y el acceso a la tecnología de las infocomunicaciones a la Isla.

11. Solicitamos a los Organismos de la Administración Central del Estado, que reformulen las disposiciones en uso que limitan la conectividad y el acceso a la web de la Instituciones del país, en aras de una mayor presencia de los cubanos en el ciberespacio.

12. Ratificamos el concepto del insigne martiano cubano, Cintio Vitier: somos y seremos “un parlamento en una trinchera”.

 


 

Estados Unidos confirma política hostil y aislacionista contra Cuba

Washington confiscó a Cuba más de 493 millones de dólares desde 2010 hasta hoy según cifra confirmaba en una comunicación de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros adscrita el Departamento del Tesoro, organismo que califica arbitrariamente a la Isla como «nación patrocinadora del terrorismo»

Tomado de: Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
8 de Abril del 2012


El gobierno de Estados Unidos confiscó a Cuba más de 493 millones de dólares desde 2010 hasta hoy, como parte de la política aislacionista y de bloqueo económico impuesta hace medio siglo por Washington contra la nación antillana, informa PL.

La cifra fue confirmaba en una comunicación de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros adscrita el Departamento del Tesoro, organismo federal que califica arbitrariamente a Cuba como «nación patrocinadora del terrorismo».

Bajo el mismo concepto, Washington ya había congelado 223,7 millones de dólares a Cuba en el año 2009. El documento apunta igualmente que las autoridades norteamericanas mantienen bloqueadas seis propiedades en Nueva York y Washington, pertenecientes también al Estado Cubano.

Estados Unidos mantiene desde hace 50 años un cerco económico, comercial y financiero contra Cuba que ha costado a la Isla más de 975 mil millones de dólares y constituye una violación de la Carta de Naciones Unidas y de las normas del Derecho Internacional.

La comunidad internacional ha condenado durante 20 años consecutivos en las votaciones de la ONU esta política injerencista y extraterritorial de la potencia norteamericana contra la pequeña nación en Las Antillas.

Expertos sociólogos, analistas políticos y catedráticos de diferentes países se reunieron en diciembre último en Washington en el contexto de una Conferencia Internacional para retirar a Cuba de una controversial lista de naciones patrocinadoras del terrorismo.

Estados Unidos insertó a la isla caribeña en el polémico listado desde 1982, a petición del entonces secretario de Estado Alexander Haig y en una resolución que fue certificada por el presidente Ronald Reagan.

Las organizaciones The Latin America Working Group y The Center for International Policy fueron los patrocinadores del seminario que contó con la participación de Wayne Smith, exrepresentante diplomático norteamericano en Cuba, y Robert Muse, de la firma de abogados Muse and Associates, entre otros académicos.

Uno de los más cínicos aspectos de la política estadounidense ha sido mantener a Cuba en esa categoría ignominiosa de «atrocinadora del terrorismo», sin la menor evidencia que sustente tal acusación, apuntó una declaración de la Conferencia de expertos.

Reportes recientes emitidos por el Departamento de Estado reconocen que Cuba «implementa una posición pública clara en contra del terrorismo y también del financiamiento de acciones extremistas».

Hace dos semanas también el influyente brigadier general estadounidense John Adams hizo un llamado a que Estados Unidos retire a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo y ponga fin a su contraproducente política hacia la Isla.

«La presencia de Cuba en la lista daña la credibilidad de Estados Unidos con casi todos nuestros aliados y nos pone en contradicción con los países de América Latina que ven el listado como caprichoso y políticamente motivado», aseveró el militar.

Separado del servicio activo desde 2007, pero con gran peso en las altas esferas del Pentágono, Adams acumuló más de 35 años de experiencia en misiones militares.

El exrepresentante de Washington en la Organización del Tratado del Atlántico Norte añadió que la política hostil de la Casa Blanca perjudica intereses de empresas y trabajadores norteamericanos, al justificar un bloqueo comercial contra Cuba que impide la creación de nuevos empleos.

 

Para descargar el documento, pinche aquí PDF (462 Kb)


 

La Constitución de la República de Cuba y la Defensa

En Cuba, la lucha por el establecimiento de los derechos democráticos se remonta a los orígenes de nuestra nacionalidad. Los objetivos independentistas contra el colonialismo español durante treinta años están entrelazados con las metas de lucha por alcanzar la democracia. Durante las luchas por la independencia nacional, en el siglo XIX, los mambises redactaron cuatro constituciones con el objetivo de legalizar las actividades del pueblo contra el colonialismo español. Entre ellas se encuentran: la Constitución de Guáimaro, del 10 de abril de 1869; la Constitución de Baraguá, del 15 de marzo de 1878; la Constitución de Jimaguayú, del 16 de septiembre de 1895 y la Constitución de La Yaya, del 21 de octubre de 1897. Durante el siglo XX se redactaron otras dos: la Constitución de 1901, del 21 de febrero de 1901 y la Constitución de 1940 aprobada en julio de 1940.

El 15 de febrero de 1976 se celebró el referendo nacional. Mediante el voto libre, universal y secreto, el pueblo cubano aprobó la primera Constitución Socialista.

El sistema político cubano, como el de cualquier Estado, es creado por la Constitución en correspondencia con las características y aspiraciones del pueblo y, sobre todo, adoptado de manera libre y soberana en virtud del principio de autodeterminación. Se trata de un sistema político y de una democracia diferente al de otros países, pues responde también a realidades distintas.

En nuestra Constitución queda claramente establecido que Cuba es un Estado Socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado para todos y por el bien de todos, como República unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo. (Artículo 1).

La Constitución actual consta de un preámbulo y 137 artículos distribuidos en quince capítulos. Se le ha realizado tres reformas.

El preámbulo expone los fundamentos históricos e ideológicos sobre la concepción y organización del Estado cubano, específicamente, los relacionados con las tradiciones combativas, de firmeza y heroísmo forjadas por nuestros antecesores; la guía en el ideario de José Martí, nuestro Héroe Nacional y Apóstol de la independencia, y en las ideas político-sociales de Marx, Engels y Lenin; el apoyo al internacionalismo proletario, a la amistad fraternal, la ayuda, la cooperación y la solidaridad de los pueblos del mundo, sobre todo a los africanos, latinoamericanos y del Caribe.

Los quince capítulos son: I. Fundamentos políticos, sociales y económicos del Estado; II. Ciudadanía; III. Extranjería; IV. Familia; V. Educación y Cultura; VI. Igualdad; VII. Derechos, deberes y garantías fundamentales; VIII. Estado de emergencia; IX. Principios de organización y funcionamiento de los órganos estatales; X. Órganos superiores del Poder Popular; XI. La división político-administrativa; XII. Órganos locales del Poder Popular; XIII. Tribunales y Fiscalía; XIV. Sistema Electoral y el XV. Reforma Constitucional.

 

¿CÓMO SE REFLEJA LA DEFENSA EN NUESTRA CONSTITUCIÓN?

La República de Cuba basa su política para la Defensa Nacional en su aspiración de paz digna, verdadera y válida para todos los estados, asentada en el respeto a la independencia, soberanía y autodeterminación de los pueblos, así como en su compromiso de cumplir los demás principios proclamados en la Carta de las Naciones Unidas y otros tratados internacionales de los cuales sea parte.

En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado. Ese poder es ejercido directamente o por medio de la Asamblea Nacional del Poder Popular y demás órganos del Estado, en la forma y según las normas fijadas por la Constitución y las leyes.

Los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la armada, cuando no fuere posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución. (Artículo 3).

El Estado realiza la voluntad del pueblo trabajador y encauza los esfuerzos de la nación en la construcción del socialismo, así como mantiene y defiende la integridad y la soberanía de la Patria y protege el trabajo creado del pueblo y la propiedad y la riqueza de la nación socialista. (Artículo 9).

El Estado consagra, además, el derecho conquistado por la Revolución de que todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes sin distinción de raza, color de la piel, sexo, creencias religiosas, origen nacional y cualquier otra lesiva a la dignidad humana.

Ascienden a todas las jerarquías de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y de la seguridad y el orden interior, según méritos y capacidades. (Artículo 43).

La defensa de la Patria socialista es el más grande honor y el deber supremo de cada cubano.

a) La ley regula el servicio militar que los cubanos deben prestar.
b) La traición a la Patria es el más grave de los crímenes, quien la comete está sujeto a las más severas sanciones. (Artículo 65).

En caso o ante la inminencia de desastres naturales o catástrofes u otras circunstancias que por su naturaleza, proporción o entidad afecten el orden interior, la seguridad del país o la estabilidad del Estado, el Presidente del Consejo de Estado puede declarar el estado de emergencia en todo el territorio nacional o en una parte de él, y durante su vigencia disponer la movilización de la población.

La ley regula la forma en que se declara el estado de emergencia, sus efectos y su terminación. Igualmente determina los derechos y deberes fundamentales reconocidos por la Constitución, cuyo ejercicio debe ser regulado de manera diferente durante la vigencia del estado de emergencia. (Artículo 67).

 

¿CÓMO SE MATERIALIZA LA DEFENSA SEGÚN LAS ATRIBUCIONES DE LOS ÓRGANOS?

Son atribuciones de la Asamblea Nacional del Poder Popular:
Declarar el estado de guerra en caso de agresión militar y aprobar los tratados de paz. (Artículo 75, inciso i).

Son atribuciones del Consejo de Estado:

Decretar la movilización general cuando la defensa del país lo exija y asumir las facultades de declarar la guerra en caso de agresión o concertar la paz, que la Constitución asigna a la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando esta se halle en receso y no pueda ser convocada con la seguridad y urgencia necesarias. (Artículo 90, inciso f).

Dentro de las atribuciones del Presidente del Consejo de Estado y Jefe de Gobierno se encuentran:

a) Presidir el Consejo de Defensa Nacional.
b) Declarar el estado de emergencia en los casos previstos por esta Constitución, dando cuenta de su decisión, tan pronto las circunstancias lo permitan, a la Asamblea Nacional del Poder Popular o al Consejo de Estado, de no poder reunirse aquella, a los efectos legales procedentes. (Artículo 93, incisos h e i).

Dentro de las atribuciones del Consejo de Ministros se encuentra:

a) Proveer a la Defensa Nacional, al mantenimiento del orden y la seguridad interiores, a la protección de los derechos ciudadanos, así como a la salvaguarda de vidas y bienes en caso de desastres naturales. (Artículo 98, inciso h).

El Consejo de Defensa Nacional se constituye y prepara desde tiempo de paz para dirigir el país en las condiciones de estado de guerra, durante la guerra, la movilización general o el estado de emergencia. La Ley regula su organización y funciones. (Artículo 101).

Los Consejos de Defensa provinciales, municipales y de zonas se constituyen y preparan desde tiempo de paz para dirigir a los territorios respectivos, en las condiciones de estado de guerra, durante la guerra, la movilización general o el estado de emergencia, partiendo de un plan general de defensa y del papel y responsabilidad que corresponde a los consejos militares de los ejércitos. El Consejo de Defensa Nacional determina, conforme a la Ley, la organización y atribuciones de estos consejos. (Artículo 119).

"Creo que la vestidura ideológica del contenido de los derechos de nuestra Constitución está en el ideario progresista, avanzado e independentista de esos cien años de lucha. (?) Y se proyecta en una ética esencial que, creo es la columna vertebral de todo el pensamiento martiano, su ética, que tiene por médula, pues, la exaltación de la dignidad del hombre, del valor intrínseco del hombre, de estos valores inmanentes; que tienen, antes que todo, la dignidad, el cumplimiento del deber, la honradez, la pureza de espíritu. Esa es la obra de Martí. Y ese ideario de Martí es el que creo que alimenta ideológicamente y filosóficamente el contenido de los derechos que se recogen allí".
Julio Fernández Bulté

 

"Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre".
José Martí

 

 

Tomado de: http://www.cubadefensa.cu

 

 


Oscar Elías Biscet: Un esquizofrénico ante el Congreso de EE.UU.
 

 Tomado de: La pupila insomne

19 febrero, 2012

Edmundo García

El pasado jueves 16 de febrero y a nombre de la Fundación Lawton, una llamada organización de Derechos Humanos que casi nadie conoce, Oscar Elías Biscet testificó telefónicamente, desde Cuba y bajo juramento, nada menos que ante el Congreso de los Estados Unidos de América; concretamente ante el Subcomité de África, Salud General y Derechos Humanos del Comité de Relaciones Exteriores, cuya presidente es Ileana Ros-Lehtinen. La alocución fue desde el mismo comienzo un acto de servilismo y adulación a toda la plana cubanoamericana en el legislativo de Washington; Biscet llamó a la Congresista Ileana Ros-Lehtinen “mi compatriota y gran defensora de la libertad del pueblo cubano”, y halagó la supuesta “labor altruista en la causa de la libertad de Cuba” de los senadores Bob Menéndez y Marco Rubio, y de los Congresistas Albio Sires, Mario Díaz-Balart y David Rivera.

No creo que este hecho tenga parangón en la historia cubana. No conozco ningún plattista o anexionista que haya solicitado favores al Congreso de EEUU con el descaro que lo ha hecho Oscar Elías Biscet. Hasta los politiqueros más entreguistas de la era republicana cubana, cuando planearon o pidieron una intervención, buscaron siempre pretextos e hicieron paripés porque al parecer les daba al menos un poco de vergüenza ante su pueblo y su conciencia. Hasta los propios norteamericanos se tomaron el trabajo de montar una campaña de prensa antiespañola y anticubana alrededor del hundimiento del Maine, para que unos congresistas como estos votaran una declaración de guerra formal. Pero con gente como Biscet ya no tienen ese problema, él mismo les hace la propaganda y él mismo les presenta un proyecto de intervención.

Porque de hecho Oscar Elías Biscet ha pedido una intervención militar en Cuba como la realizada en Kosovo. ¿Sabe acaso este esquizofrénico en política lo que sucedió en el conflicto kosovar? ¿Sabe Oscar Elías Biscet algo del dolor y la muerte que causaron en esa guerra los bombardeos de la OTAN; esos bombardeos que, con muy disimulado lenguaje, le está pidiendo al Congreso de los EEUU para Cuba?

No invento palabras y voy a citar las de Biscet, transcritas por el propio Comité de Relaciones Exteriores ante el que testificó. Dijo Oscar Elías Biscet: “Mañana celebraremos con orgullo el cuarto aniversario de la independencia de Kosovo. Hace cinco años ustedes los americanos le prometieron a los albanokosovares su decido apoyo a la independencia. Lo hicieron con tanta firmeza, honor y amor que sumaron a muchos países en esta justa causa y triunfaron. Este es el apoyo que yo pido de ustedes para que mi pueblo sea libre y soberano”. Le pregunto a la congresista Ileana Ros-Lehtinen y a los demás legisladores: ¿es para este hombre que pide una intervención multinacional como la de Kosovo en Cuba, para el que ustedes están pidiendo un Premio Nobel de la Paz?

Biscet, abandonado por la razón, solicitó además al Congreso norteamericano la aplicación sin moderación ni límites de la Ley Helms-Burton. Y sabiendo que uno de los autores de esa oprobiosa ley, el Representante por Indiana Dan Burton, había testificado también en esa misma comisión, le saludó personalmente calificándolo como “patriota” y “amante de la libertad de la humanidad”.

Ya que Oscar Elías Biscet se encontraba bajo juramento, ya que prometió en nombre del Dios Bíblico no mentir al Congreso de los Estados Unidos, debe suponerse que el fiscal de su propio país tiene pruebas de todas sus afirmaciones. Por eso quiero preguntar: ¿Puede demostrar Biscet, como ha dicho al Congreso, que el gobierno cubano chantajeó a su esposa para que le abandonara? ¿Puede mostrar fuera del teléfono la desfiguración de rostro que asegura le provocó la golpiza de la policía política? ¿Puede dar Biscet el nombre de los dos reos que fueron contratados por militares cubanos para asesinarle? ¿Puede facilitar Biscet al Congreso datos sobre dichos contratos? ¿Desearía Biscet mostrar públicamente pruebas del uso en su contra de pistolas eléctricas, alguna documentación sobre los muchos casos de negación de atención médica que denuncia, y sobre las torturas que según dice padeció? ¿Tiene Biscet mapas, listas de reclutamientos o fotos de campamentos para mostrarle al Congreso de los Estados Unidos dónde están las bases de entrenamiento de grupos “anti norteamericanos” o “anti judíos” en Cuba? Insisto en que todas estas pruebas serían necesarias porque no se trata de un simple comentario de pasillo, es una testificación bajo juramento ante el Congreso de los Estados Unidos, donde Biscet denunció: “Entrenamiento militar y logístico a las narco guerrillas de Colombia y la presencia de bases de operaciones de los extremistas musulmanes de Hezbollah y Hamas en Cuba.”.

Oscar Elías Biscet ha delirado ante el Congreso de los Estados Unidos; habló de la posibilidad de una nueva crisis de misiles y armas nucleares similar a la de 1962, donde esta vez Cuba tendría como aliados a Irán y Venezuela. Cometió errores históricos, demostró ignorancia a la hora de valorar acontecimientos políticos mundiales de las últimas décadas, mostró desconocimiento de su propio país, de sus dirigentes y de las realidades del resto del mundo. Por supuesto, la prensa ha evitado informar sobre sus disparates, apenas dio la noticia añadiendo que Biscet habló de paz para la isla. Pero Biscet y la paz no hacen buena pareja. No solo no merece el Premio Nobel, tampoco merece el aprecio de un pueblo soberano y honesto como el pueblo de Cuba.

 

volver

 

 


 

El mundo sobre un polvorín: Volatilidad estratégica


16 Diciembre 2011
Tomado de Cubadebate



Cuando se desmejora la relación estratégica entre Estados Unidos y Rusia, potencias que cuentan con 90 por ciento del armamento nuclear en los arsenales del mundo, es mejor prestar atención y que la comunidad internacional presione por poner en marcha mecanismos para frenar el deterioro. El tiempo se agota y los riesgos aumentan. Aunque la firma del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas II (START II) alivió tensiones, las fricciones estratégicas se profundizan por la persistencia, con el presidente Obama, de los despliegues anti-balísticos de Estados Unidos en las cercanías de Rusia.

Pero entiéndase bien: la atmósfera se cargó de graves riesgos para la paz mundial desde que el 13 de diciembre de 2001 George Bush anunciara al mundo el unilateral retiro de Estados Unidos del Tratado Anti-Balístico (ABM), un paso calificado de “innecesario e imprudente” tanto por analistas de la Asociación para el Control de Armamentos como por los principales órganos científicos de Estados Unidos y el mundo.

La decisión recibió el aplauso de la industria aeroespacial de Estados Unidos que anticipó una cascada de contratos valorados en billones de dólares. De un plumazo desapareció la prudente restricción de la militarización espacial. Theresa Hitchens y Victoria Samson advirtieron en 2004 desde el Center for Defense Information, que “la actual administración sigue la elusiva y peligrosa política de dominar el espacio, sin un debate serio sobre las ramificaciones para la seguridad y la estabilidad global”. En el contexto estratégico toda movida anti-balística genera contramedidas ofensivas y en tal competencia, lo ofensivo cancela los “beneficios” de la supuesta “defensa”.

Todo sistema anti balístico es inherentemente desestabilizante de la disuasión: es interpretado como un intento por disminuir la capacidad de segunda respuesta aniquilatoria, ante un primer ataque. El despliegue en Europa de partes del Sistema Nacional de Defensa (SNA) de Estados Unidos prosigue, a pesar de todas las advertencias. En julio de 2008 Estados Unidos y la República Checa anunciaron el establecimiento de un sistema de radares, como parte del SNA; Polonia dejó saber que estaba en negociación “tentativa” para desplegar en su territorio interceptores antibalísticos y en septiembre Rumania firmó con Estados Unidos un convenio para desplegar interceptores.

Naturalmente Rusia se siente acosada aunque Estados Unidos diga que el “escudo” es por “la amenaza balística iraní”, rehusando dar, junto con la OTAN, seguridades por escrito de ello y hasta ahora negándose a la participación rusa en el manejo del escudo.

El 23 de noviembre pasado el presidente Medvediev informó que Rusia desplegará nuevos cohetes Iskander en la zona de Kaliningrado, cerca de Polonia y dirigidos a las localizaciones de los cohetes de Estados Unidos en Europa, así como nuevos sistemas de radares en su frontera occidental, “si Washington prosigue con su SNA”, a pesar de que “externó su preocupación a Obama y a la OTAN”.

Como Estados Unidos contempla tener despliegues balísticos terrestres y marítimos en 10 años, Medvediev aseveró que “Todos nuestros especialistas militares están convencidos que el propuesto escudo balístico europeo debilitará la paridad estratégica global y las relaciones que hemos logrado, incluyendo el START II”. La respuesta tiene fundamento estratégico: hace poco se anunció que empezaron a funcionar oficialmente las Fuerzas Aéreo-espaciales, integradas a las Fuerzas Armadas Rusas unificando la defensa aérea y los sistemas de cohetería con una renovación total balística y de radares. “La actualización de las defensas aéreo-espaciales de Rusia”, dice la agencia Ria Novosti, “llega a tiempo, considerando los nuevos retos estratégicos que presenta el despliegue del escudo balístico en Europa, impulsado por Estados Unidos”.

Según la Federación de Científicos de Estados Unidos en 2011 hay más de 20 mil 500 ojivas nucleares, 4 mil 800 en operación y de ellas, Rusia y Estados Unidos tienen 2 mil a ser usadas de inmediato. Es mejor desactivar el aventurerismo de Bush y negociar un ABM mejorado. ¡Y pronto!

 

 

volver

 


 

Gobierno EE.UU. autoriza provocación marítima contra Cuba


Editado por Julio Pérez

La Habana, 6 dic (RHC) El llamado Movimiento Democracia en Miami con el delincuente Ramón Saúl Sánchez Rizo, es una organización terrorista y provocadora, creada el 13 de julio de 1995. Ahora se constituye en promotora de las llamadas flotillas,que en 17 ocasiones han violado las aguas territoriales de Cuba. Aunque anuncia ser de corte pacífico, su estructura militar compuesta por un presidente; un jefe de operaciones; un jefe naval, uno de seguridad y otro a cargo del grupo aéreo, revelan su verdadera esencia, informa el sitio web Cubadebate.

Tenía además una emisora llamada Radio Democracia, que transmitía cientos de horas instigando a la subversión interna y a la comisión de delitos.alt

Sánchez Rizo, ha sido miembro de los grupos terroristas, Jóvenes de la Estrella, Organización para la Liberación de Cuba y otras del mismo corte. Actúa en coordinación con los llamados Hermanos al Rescate, otra agrupación similar, que tiene como cabecilla al agente de la CIA José Basulto León.

Estas flotillashan sido utilizadas para introducir explosivos en el territorio cubano, como sucedió el 12 de julio de 1995, al ser detenido el terrorista Omelio Sánchez y otros tres miembros del llamado Partido Unidad Nacional Democrático, PUND, en posesión de doce libras de explosivo C-4. Formaban parte de una flotillay desembarcarían en Sagua la Grande, Villa Clara.

También han lanzado artefactos de propaganda teledirigidos hacia las costas cubanas; empleado reflectores de gran potencia, que han puesto en peligro la aviación civil; arrojado propaganda en envases, que han recalado en territorio cubano y dañado su fauna marítima. También han preparado transmisiones de señales de televisión ilegales hacia Cuba desde la embarcación Democracia.

Tras la firma de los acuerdos migratorios en 1995 entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos, el mencionado Hermanos al Rescate se vinculó estrechamente al Movimiento Democracia y participó en la organización de las flotillas provocadoras del 13 de julio y el 2 de septiembre de ese año.

El 13 de julio de 1995, tres embarcaciones violaron las aguas jurisdiccionales cubanas, mientras cinco aeronaves, junto a una avioneta de otra organización terrorista y un helicóptero penetraron también en el espacio aéreo, donde realizaron peligrosos vuelos rasantes sobre nuestras unidades navales, mientras que dos aeronaves de Hermanos al Rescate sobrevolaron la ciudad de La Habana e hicieron filmaciones que se transmitieron en la televisión de Miami. Pocos meses más tarde, el 9 de enero de 1996, tres avionetas C-337 de la misma organización violaron nuevamente el espacio cubano al norte de Guanabo y Santa María del Mar, cercanas a la capital, lanzando octavillas en diferentes puntos del litoral habanero incitando al desorden.

Este proceder ha tensionado las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y obligó a la aprobación del decreto presidencial 6867 de 1996 del gobierno de William Clinton para disuadir a los perturbadores, por medio del cual se creó una zona de exclusión de doce millas, que prohibía a embarcaciones dirigirse a Cuba sin el debido permiso de las autoridades norteamericanas.

El 9 de julio de 2003 el gobierno de Estados Unidos negó autorización a la provocadora flotillapara salir de la zona de seguridad y entrar en aguas de Cuba, entonces argumentó que “perturbaría” las relaciones internacionales.

También la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) advirtió a los organizadores de que cualquier intento de transmitir señales de televisión hacia Cuba sería considerado un acto ilegal, incluso aunque transcurriera en aguas internacionales.

Estaba previsto que llevarían en la flotilla un transmisor denominado Teledemocracia para enviarseñales ilegales hacia Cuba, con el propósito de irrumpir ilegalmente en la televisión nacional. Ante la advertencia federal, el transmisor fue llevado en la embarcación Democraciacon un cartel que rezaba Censurado.

En esta provocación participarían cinco barcos y cinco avionetas. El Servicio de Guardacostas del Séptimo Distrito, con sede en Miami, y el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. negaron el permiso con el propósito de evitar un incremento de las tensiones entre Estados Unidos y Cuba. La argumentación de estas agencias norteamericanas para lograr la prohibición en el 2003, hizo un recuento de las veces que estas flotillas ingresaron sin permiso a aguas cubanas “colocando en grave peligro a los tripulantes y a los barcos de los guardacostas operando en el área”. Esta flotilla será la decimoséptima organizada por el provocador Movimiento Democracia.

Esta nueva provocación promovida para el próximo 9 de diciembre ha sido aprobada por la administración de Barack Obama, quien dice trabajar para distender las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, contrario a la decisión de su predecesor George W. Bush y a la posición de su copartidario William Clinton.

Medios de prensa locales de Miami y voceros de los provocadores aseguraron que el jueves 2 de noviembre del 2011 tuvo lugar una reunión entre el Director del Buró Cuba en el Departamento de Estado, Peter Bremman y el presidente del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez. La reunión se celebró en el Departamento de Estado en Washington DC.

En esta reunión Bremman, según los organizadores, habría aprobado la acción subversiva y el Movimiento Democracia se comprometió a permanecer en aguas internacionales. La jornada provocadora será desde el 9 hasta el 11 de diciembre con el objetivo de crear tensiones entre Estados Unidos y Cuba y apoyar a los grupúsculos mercenarios internos.

Ese día comenzará la llamada Operación Marítima, a pesar de anunciarse como de contenido humanitario, ha asumido una preparación militar. Estará integrada por barcos, que zarparán a las siete de la mañana desde la Conch Harbor Marina en Cayo Hueso para llegar frente a La Habana al caer la tarde.

Los flotilleros, al llegar la noche, comenzarán durante tres horas el lanzamiento de poderosas emisiones de luz o fuegos artificiales directamente hacia el cielo, que serán vistos desde las costas de La Habana, Pinar del Río y Matanzas. Esto pondrá en peligro la navegación aérea y podría causar cierta inquietud en una parte de la población capitalina que reside cerca del litoral.

Se estimulan, para tres días de provocación, acciones colaterales de desorden interno en Cuba, lo cual está en franca violación de la convivencia entre países, previstas en decenas de Convenciones amparadas por el Derecho Internacional, de las cuales el gobierno de Estados Unidos es signatario. Ahora, al permitirla, ha devenido en favorecedor de esta agresión subversiva.

¿Qué pasaría si grupos de derechos humanos cubanos promovieran y anunciaran acciones similares para colocarse en territorio marítimo norteamericano a doce millas de las costas de Miami y realizaran acciones similares con total impunidad y permiso del gobierno cubano?

La respuesta estadounidense sería inmediata y drástica, se movilizaría, sin dudas, su defensa antiaérea, se pondrían en alertas las fuerzas guardacosteras y el mismo Departamento de Estado, que ha aprobado esta agresión para el 9 de diciembre, enviaría una contundente advertencia al gobierno de la Isla donde afirmaría que tal hecho constituye una amenaza para su seguridad nacional y no la toleraría.

Este es otro ejemplo del doble rasero vigente en esta administración norteamericana cuando se trata de sus terroristas de origen cubano, en este año preelectoral, que busca dinero y votos de cara a las elecciones de noviembre próximo.

 

volver

 


Las Cumbres de Presidentes y Jefes de Gobiernos de Iberoamérica y los planes magnicidas (I)

16 Noviembre 2011

 

A finales de 1959, desde antes de constituirse en la estructura de la CIA el Grupo WH-4[1] creado para instrumentar el programa presidencial norteamericano de agresiones contra Cuba, ya la orden ejecutiva de asesinar a los principales dirigentes de la Revolución cubana en primer orden a su líder histórico Fidel Castro Ruz, estaba dada.

En la reunión de ese grupo el 9 de marzo de 1960, su jefe el coronel de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos Joseph Caldwell King, mejor conocido dentro de la Agencia con el mítico nombre J.C. King, ofreció su visión de cómo resolver lo que ya desde entonces se calificaría como: “caso cubano”. Observó a todos los presentes y lapidariamente dijo: “A menos que Fidel y Raúl Castro y el Che Guevara puedan ser eliminados en un “solo paquete” lo cual es altamente imposible, esta operación será larga… el presente gobierno sólo puede ser derrocado por el uso de la fuerza.”[2]

El 11 de diciembre de 1959, ya este funcionario había elaborado un documento, que alertaba, que la Revolución cubana era dirigida por líderes de tendencias comunistas y apremiaba tomar decisiones antes de que la misma se fuera del control norteamericano. Ahora había hecho una propuesta concreta para según su dictamen eliminar la amenaza.

Se efectuaba una de las reuniones previas, que la Rama No. 4 de la División Hemisferio Occidental de la CIA (WH/4) había convocado para sucesivamente aproximarse a las propuestas que debían ser elevadas a la decisión ejecutiva en relación con el derrocamiento de la Revolución cubana. Esta rama se había creado el 18 de enero de ese mismo año, como un equipo especial que podía ampliarse para dirigir la propuesta operación cubana y que sería aprobada por el Presidente norteamericano el 17 de marzo y pasaría a la historia como Un Programa de Acción Encubierta contra el régimen de Castro, que este año cumplió cincuenta y un año.

Una verdadera cacería se desató desde entonces para asesinar al gobernante cubano. Más de seiscientas conspiraciones se han registrado por más de medio siglo

El origen y la historia

El 26 de julio de 1953, un grupo de  mujeres y hombres decididos a producir el cambio transformador en la realidad cubana se lanzaron al asalto contra la dictadura imperante. El intento fracasó, pero sería el inicio de una etapa que traería como consecuencia la caída de Fulgencio Batista. En septiembre del mismo año comenzó el juicio en contra de los participantes, que no habían caído en el combate o habían sido asesinados posteriormente. El día 26, Fidel Castro no fue presentado ante la Corte para exponer su alegato de denuncia y defensa, se pretextó que el acusado estaba aquejado de una “una enfermedad nerviosa.” La reacción fue inmediata, sus compañeros denunciaron los intentos de envenenar al líder revolucionario, quien desde hacía algunos días se negaba a comer alimentos preparados en la prisión y sólo probaba aquellos que le traían sus familiares o sus amigos.

Sucederían otros intentos, así el 25 de diciembre de 1958 cerca del campamento donde se encontraba la Comandancia del Ejército Rebelde, fue capturado un norteamericano, quien portaba un fusil con el propósito de asesinar a Fidel Castro, había sido contratado por militares de la dictadura batistiana, que ya en varias ocasiones había enviado también a sicarios a la Sierra para eliminarlo.
Este sería el inicio de la larga lista de planes fallidos con este objetivo,  perpetrados por grupos contrarrevolucionarios dirigidos por la CIA y con el empleo de miembros de la mafia norteamericana.

Los laboratorios de la agencia norteamericana concibieron diversos métodos para lograr el objetivo magnicida, sus ejecutores urdieron variados planes para ese fin. Entre estos utilizar plumas venenosas, píldoras de cianuro, trajes de buceo  impregnados con hongos, tabacos tóxicos, armas colocadas en filmadoras de seudo periodistas, artefactos explosivos disfrazados de moluscos, fusiles de alta precisión, cohetes teledirigidos, aviones cargados de explosivos y comandos terroristas, entre otras variantes asesinas.

Los escenarios para consumar el crimen han sido diversos dentro y fuera de Cuba. En cada viaje al exterior del dirigente existió una conjura homicida con participación de terroristas. En los  requerimientos informativos de los analistas de la CIA para sus agentes, esta información tenía permanente prioridad. Desde 1991 con el inicio de las reuniones cumbres de los Presidentes y Jefes de Gobierno de Iberoamérica, estos eventos se constituyeron en un contexto recurrente para ejecutarlo.

Organizaciones terroristas radicadas en Estados Unidos como la Fundación Nacional Cubano Americana, FNCA, se especializaron para alcanzar este resultado. En la Primera Cumbre celebrada en Guadalajara, México, su intento se frustró, entonces la FNCA creó un grupo denominado Comisión Nacional de Seguridad que sería el encargado de seleccionar, armar y dirigir  a  profesionales para nuevas tentativas.

En la II Cumbre efectuada en Madrid, España en 1992, el terrorista Gaspar Jiménez Escobedo planeó derribar el avión civil cubano que llevó al Presidente de Cuba por medio de un cohete adquirido en Centroamérica. Ya este criminal había participado en otra intentona en ocasión de de la primera visita  del Mandatario a Jamaica en octubre de 1977. En 1993, nuevamente participó en los preparativos de otro plan similar  durante la probable asistencia de éste a la toma de  posesión del presidente hondureño Carlos Roberto Reina.

En ese mismo año se fraguó otro plan terrorista que sería ejecutado en el marco de la III Cumbre celebrada en Salvador de Bahía, Brasil.

Otro ensayo que alcanzó un desarrollo peligroso fue el preparado para ejecutarse con el empleo de fusiles de alta precisión proporcionados por la FNCA en la IV Cumbre convocada en Cartagena de Indias, Colombia. El terrorista internacional Luis Posada Carriles tuvo una participación decisiva en los preparativos, que continuaron para intentar la agresión durante la visita de Fidel Castro a Sudáfrica en ese mismo año. El presidente de la FNCA, Francisco José Hernández Calvo era el dueño de uno de las armas destinadas al asesinato.

En ese mismo año, terroristas viajan a Sudáfrica para estudiar la posibilidad de atentar contra Fidel Castro, durante la toma de posesión de Nelson Mandela a la cual asistiría.

Ante este revés la FNCA cambió de equipo, esta vez envió a Bariloche, Argentina donde se efectuó la V Cumbre en 1995 a un grupo de terroristas con su Director Roberto Martín Pérez Rodríguez, torturador de la policía de Batista al frente, quien después de estudiar y preparar durante meses  la acción, desistió por los peligros que incluía la ejecución para quienes participaran.

El cabecilla principal de esta organización terrorista Jorge Mas Canosa estaba harto de la falta de profesionalidad y entrega de sus terroristas por los reiterados fiascos sufridos en varios intentos para asesinar a Fidel. Era una cuestión que afectaba su liderazgo y apeló a su carta de triunfo. Convocó al agente de la CIA y criminal probo Félix Ismael Rodríguez Mendigutía, quien en ese momento era directivo de la vencida Brigada 2506, integrada por mercenarios de origen cubano derrotados hace medio siglo en Playa Girón.

El terrorista seleccionó a un grupo de experimentados criminales y viajaron a Viña del Mar, Chile donde se celebraría la VI Cumbre Iberoamericana. Como una treta, parte del plan magnicida, fue enviada una delegación de contrarrevolucionarios cubanos  de la llamada Junta Patriótica Cubana de Venezuela con Nelly Rojas, una cercana colaboradora de Posada Carriles y Salvador Romaní al frente, para realizar disturbios y protestas con el apoyo de grupos fascistas chilenos y hacer creer que esta sería sólo la reacción ante la visita.

En 1971 en ocasión de la visita de Fidel Castro a ese país,  un comando terrorista con el apoyo de los agentes de la CIA, Antonio Veciana Blanch y Luis Posada Carriles, había planeado asesinarlo en varias oportunidades durante sus recorridos. La caza continuaría…


[1] Grupo de tarea creado en la estructura del Hemisferio Occidental de la CIA para operar contra Cuba.

[2] Reunión del grupo WH-4 de la CIA el 9 de marzo de 1960.

 

 

Tomado de: Cubadebate

volver

 


El legado de José Martí en el diálogo de generaciones

Nuestros hijos y descendientes, aquellos que vivirán bien entrado el siglo XXI, reclaman una acción y un pensamiento fundamentado en la cultura de emancipación que tiene en el pensamiento de Martí y de Fidel su orientación cardinal

Armando Hart Dávalos
29 de Octubre del 2011

La lectura del Proyecto de Documento Base para la Primera Conferencia del Partido me confirma la enorme responsabilidad que tenemos en la promoción del pensamiento martiano y en trabajar de manera sistemática para garantizar el relevo con cuadros jóvenes, que sean capaces de asumir los retos de estos inicios del siglo XXI y mantener en alto las banderas de la Revolución defendidas por nuestro pueblo durante más de medio siglo.

Cada día me convenzo más de la pertinencia de lo que vengo planteando acerca de la necesidad de promover un diálogo de generaciones en el que intervengan quienes traemos la experiencia vivida como partícipes en la vida política en la segunda mitad del siglo XX, y los que asumen responsabilidades crecientes en estos inicios del XXI y desarrollarán su vida política hasta bien entrado el mismo. Se trata, de hecho, de un intercambio de experiencias entre dos siglos.

Nuestros hijos y descendientes, aquellos que vivirán bien entrado el siglo XXI, reclaman de nosotros una acción y un pensamiento fundamentado en la cultura de emancipación que tiene en el pensamiento de Martí y de Fidel su orientación cardinal. Solo los malvados y los mediocres renuncian a este glorioso empeño. Estamos obligados por mandato de la historia a preservar la memoria histórica de nuestro pueblo y a transmitir ese legado.

Me he propuesto como objetivo esencial dedicar lo que me queda de vida al objetivo de trasladar a las nuevas generaciones las enseñanzas de más de 50 años de lucha por nuestra plena y total dignidad y soberanía. Mi único mérito, y para mí es bastante, ha sido y es haber estado junto a la Revolución de Fidel y orientado por las enseñanzas de Martí. Lo primero es la idea del Apóstol acerca de la integridad de la cultura nacional, recogida de la mejor tradición del siglo XIX cubano y sus antecedentes en América Latina y el mundo en general. Para el logro de esa cultura general integral debemos apoyarnos en las concepciones expuestas por José Martí acerca del valor cardinal de la educación. Dijo Martí:

«A un pueblo ignorante puede engañársele con la superstición, y hacérsele servil. Un pueblo instruido será siempre fuerte y libre. Un hombre ignorante está en camino de ser bestia, y un hombre instruido en la ciencia y en la conciencia, está en camino de ser Dios. No hay que dudar entre un pueblo de dioses y un pueblo de bestias. El mejor modo de defender nuestros derechos es conocerlos bien; así se tiene fe y fuerza: toda nación será infeliz en tanto que no eduque a todos sus hijos».1

Ante los gravísimos problemas que amenazan la existencia misma de la humanidad debemos levantar esa otra bandera presente en el ideario del Apóstol y que él sintetizó en la decisión de echar su suerte con los pobres de la Tierra.

Hoy, más que nunca antes, se impone la necesidad de abordar esos desafíos con una visión de alcance universal y que él expuso de manera muy elocuente:

«Patria es humanidad, es aquella porción de la humanidad que vemos más de cerca, y en que nos tocó nacer; —y ni se ha de permitir que con el engaño del santo nombre se defienda a monarquías inútiles, religiones ventrudas o políticas descaradas y hambronas, ni porque a estos pecados se dé a menudo el nombre de patria, ha de negarse el hombre a cumplir su deber de humanidad, en la porción de ella que tiene más cerca. Esto es luz, del sol no se sale. Patria es eso.—Quien lo olvida, vive flojo, muere mal, sin apoyo ni estima de sí, y sin que los demás lo estimen: quien cumple, goza, y en sus años viejos siente y transmite la fuerza de la juventud: no hay más viejos que los egoístas: el egoísta es dañino, enfermizo, envidioso, desdichado y cobarde».2

Como garantía de la eficacia de esta labor ideológica debemos partir de la definición de Martí de la política:

«La política es el arte de inventar un recurso a cada nuevo recurso de los contrarios, de convertir los reveses en fortuna; de adecuarse al momento presente, sin que la adecuación, cueste el sacrificio, o la merma importante del ideal que se persigue; de cejar para tomar empuje; de caer sobre el enemigo, antes de que tenga sus ejércitos en fila, y su batalla preparada».3

Es decir, entenderla como un arte y, a la vez, relacionarla con la comunidad desde la base hasta la cúspide, y eso solamente se puede entender sobre el fundamento de la más elevada educación vinculada y articulada a todos los niveles.

No concibo tarea más importante que transmitir a los jóvenes la memoria histórica que está tanto en mi mente como también en la documentación personal acumulada desde hace más de 50 años y que muestra la certeza del pensamiento cubano.

El recién celebrado Comité Nacional de la Sociedad Cultural José Martí, con la presencia de los presidentes del Movimiento Juvenil Martiano de todas las provincias del país, se convirtió en un gran diálogo de generaciones que contó con el apoyo de la Unión de Jóvenes Comunistas y de todas las instituciones martianas. Se trata de experiencias que debemos promover a escala de toda la sociedad con vistas a mantener vivas y actuantes las ideas de Martí entre las presentes generaciones y de preservar su legado para las que nos sucederán y darán continuidad a la obra de la Revolución.

Notas:

1José Martí, Educación popular. Juicios, Obras Completas, Editorial Ciencias Sociales, 1973, t. 19, p. 376

2J. Martí: La revista literaria dominicense, Obras Completas, Editorial Ciencias Sociales, 1973, t. 5, p. 468

3J. Martí. Obras Completas, Editorial Ciencias Sociales, 1973 Escenas europeas, t. 14, p. 60

 

volver

 


La CIA nunca rompe con los criminales

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en diálogo con el diario The New York Times, explicó el 12 de agosto de 1998 que la CIA simuló romper con Luis Posada Carriles en febrero de 1976, para desvincularse del horrendo sabotaje contra un avión cubano el 6 de octubre de ese año

 

Luis Hernández Serrano
4 de Octubre del 2011

 

Dos agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) lanzarían explosivos contra Fidel desde la terraza del aeropuerto de Lima, Perú, cuando regresaba de su histórica visita a Chile, a principios de la década de 1970, y otros miembros de la propia Agencia dispararían en el aeropuerto de Quito, Ecuador, contra el avión utilizado por el Jefe de la Revolución, mientras hacía escala allí. Pero ambos planes fracasaron porque sus ejecutores se acobardaron. Y entre sus organizadores estaban David Phillips, Antonio Veciana y Luis Posada Carriles.

En el libro Cien horas con Fidel, el Comandante en Jefe comenta a Ignacio Ramonet que los más tenebrosos personajes actúan siempre bajo las órdenes de los gobiernos y los servicios especiales de Estados Unidos, aunque en todas las ocasiones son exonerados de cargo y castigo, como es el caso del perdón otorgado a Orlando Bosch por el presidente George Bush padre; o tolerar la presencia y movimientos de personajes de su calaña durante semanas en territorio norteamericano, como ha hecho el actual presidente Barack Obama con Posada Carriles, una flagrante violación de las propias leyes del país por parte de quienes tienen la máxima responsabilidad de proteger al pueblo estadounidense de ataques terroristas.

En ese instante de la conversación con el periodista francoespañol, Fidel está aludiendo, por ejemplo, al sabotaje al avión cubano en Barbados.

Para planear el monstruoso atentado del 6 de octubre de 1976, Bosch y Posada Carriles estuvieron inspirados en hechos tan crueles y criminales como algunos de los 600 intentos de atentados contra el líder cubano, en los que no solo intervinieron ellos, sino dos de los más connotados matones de «Al Capone».

El Jefe de la Revolución cubana le confesó en agosto de 1998 al periodista Tim Golden, reportero del diario The New York Times, que « (…) realmente es un tema sobre el cual se puede escribir una enciclopedia».

Los matones mencionados fueron Johnny Roselli y Sam Giancana, las dos figuras de la mafia más íntimamente mezclados a los intentos fallidos de matar a Fidel.

Richard Helms (director de la CIA de 1966 a 1973) declaró el 13 de junio de 1975 al Comité Selecto de Estados Unidos para analizar los planes de asesinatos políticos de esa tenebrosa Agencia, que «nos habían pedido eliminar a Fidel Castro y (…) no había limitaciones en cuanto a los medios (…)».

La CIA pensó primero en un asesinato político al estilo de las pandillas gansteriles: derribar a Castro ¡a balazos! Entonces contaron enseguida con Roselli y Giancana.

Pero este último —con los pseudónimos «Sam Gold» y «Momo Salvatore»— aclaró que, por su experiencia en la banda de «Al Capone», para asesinar a tiros ya no se podía reclutar a nadie porque la posibilidad de sobrevivir y de escapar sería insignificante. Y propuso tratar de introducir un veneno letal, lento y efectivo en cualquier cosa que ingiriera Fidel.

Ambos mafiosos coincidieron en la idea de diluir una cápsula venenosa en un vaso de vino que tomara el líder cubano, para darle al agente ejecutor una posibilidad mayor de huir y salir ileso.

Según un texto jurídico de Estados Unidos —citado por el propio Comandante en su diálogo con Tim Golden— es un delito organizar hechos como el de estos intentos de asesinato y como el de Barbados, y comentó: «Pudieran también violar la Ley Logan que ilegaliza cualquier conspiración para matar, secuestrar, lisiar o lesionar a personas o causar daños y perjuicios a la propiedad de otro país».

Y no solo eso, un Procurador General Adjunto de Estados Unidos, Joseph Whitley, dijo en una ocasión: «Debemos considerar el terrorismo como un mal universal, aunque esté dirigido contra aquellos por quienes no tenemos simpatía política alguna».

La CIA: gatica de María Ramos

El 9 de julio del mismo año del sabotaje al avión en Barbados, estalló en el aeropuerto de Kingston, Jamaica, una bomba. Estaba dentro de una maleta que iba a ser introducida como equipaje en un vuelo de pasajeros, también de Cubana de Aviación. Un retraso imprevisto en la salida del avión impidió, casualmente, que el artefacto estallara en pleno vuelo y el diabólico plan vino a rendir su fruto el 6 de octubre de aquel año.

La CIA —siempre oculta detrás de toda acción encubierta, golpe de Estado, crimen, masacre, asesinato político, envenenamiento, riego de plagas y enfermedades, e invasión militar— quiso aislarse de aquel espanto que significó la muerte sorpresiva de 73 personas.

Lo primero que hizo fue simular que rompía sus vínculos con los terroristas organizadores del crimen, aunque nadie se ha creído el cuento, y todo el mundo sabe que han protegido a sus autores intelectuales (Posada y Bosch) para comprar así su silencio sobre sus viejas relaciones carnales.

Pretendieron convencer al mundo —y también al propio pueblo norteamericano— de que ya en febrero de aquel año 1976 tuvo lugar una ruptura entre la CIA y Posada Carriles, diciendo que este estaba vinculado con el contrabando de cocaína de Colombia a Miami, a través de Venezuela, así como con la falsificación de dinero estadounidense y venezolano.

Sin embargo, en su conversación con el reportero del New York Times, el Comandante en Jefe se refirió a un documento desclasificado, desenterrado en Washington por los Archivos de Seguridad Nacional, que aporta interesantes detalles. Enfatizó Fidel que G. Robert Blakey, consultor principal de la Cámara de Estados Unidos en relación con los asesinatos políticos en 1978, manifestó que había revisado muchos de los expedientes secretos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) sobre los contrarrevolucionarios cubanos desde ese año, y había observado muchos ejemplos en los que el Buró se había hecho de la vista gorda respecto a posibles violaciones de la ley.

Y aclara Fidel: «Tenemos la convicción de que esos vínculos (de Posada Carriles y la CIA) nunca se rompieron (…) Por ahí hay un libro, de alguien que nosotros filtramos cuando estaba preso (Posada), que logró hacer amistad con él y le contó todo, independientemente de lo que mostraban los materiales de aquel juicio, muchos de los cuales desaparecieron antes de finalizar (…).

«En el mes de agosto de ese año —aclara el Comandante— apareció publicado en un periódico contrarrevolucionario que se edita en Miami (…) un supuesto parte de guerra donde después de referir cómo volaron un automóvil frente a la Embajada cubana en Colombia y destruyeron las oficinas de Air-Panamá, declaran al final textualmente: “Muy pronto atacaremos aviones en vuelo”».

Y argumenta sus sospechas: «Son muchos hechos concatenados que no pueden ser atribuidos al azar. Aquel mes de febrero era el momento oportuno para simular un rompimiento».

Con aquella aparente y formal ruptura, los planes terroristas y de atentados contra los dirigentes de nuestro país dejaban de ser una actividad institucional de la CIA y se ponían en manos de elementos contrarrevolucionarios de origen cubano que «asumían la responsabilidad» de todo lo que hacían.

Al contrario, mayor complicidad

La historia posterior se conoce bien. Posada Carriles va preso. ¡Tremendo escándalo! No lo pueden sacar fácilmente de la prisión venezolana. Pero empezó a hablar demasiado. Había que sacarlo y pagaron 50 000 dólares para su fuga. Se probó que la Fundación Nacional Cubano Americana los pagó.

«Aquí tengo algunas partes del famoso libro del célebre guerrero. Guerrero que nunca va al combate, sino que alquila gente para enviarlos a los combates», le dice Fidel a Tim Golden. Alude al libro Los caminos del guerrero, que Posada Carriles publica en 1994.

Especifica Fidel que por eso mismo los vínculos de la CIA con Posada nunca se interrumpieron y el propio mafioso y terrorista lo evidencia al decir que es rescatado por la Fundación, enviado a El Salvador, visitado por ella, y de inmediato lo ponen en una de las operaciones más secretas, delicadas, comprometedoras: el famoso Irán-Contras, la operación mundialmente más escandalosa que se ha hecho nunca, violando las disposiciones del Congreso de EE.UU., intercambiando armas por rehenes, armas que fueron a dar a manos de los contrarrevolucionarios en Nicaragua; operación en la que Posada Carriles era el responsable de los almacenes y prácticamente de la distribución de aquellas armas. Ahí está probado, por lo que él cuenta y por lo que se sabe, que esa operación se realizaba con participación de la CIA, por supuesto. Él mismo lo dice.

Recalca Fidel que Posada Carriles se ha creído que en Cuba somos unos tontos. «Incluso cuando los mercenarios son arrestados, inmediatamente colaboran. Tú nada más les presentas los artefactos, las cosas y en el acto colaboran. Son gente que vienen a hacer las cosas por dinero (…) se desmoralizan instantáneamente ante las evidencias (…) sin ideales, no defienden realmente principios, aunque algunas veces llegan a creerse algunas de las mentiras que inventan (…)».

En estos 35 años se ha comprobado fehacientemente que el sabotaje de octubre de 1976 contra el avión cubano en pleno vuelo, repleto de pasajeros, que provocó la muerte de 73 personas cuyos restos irrecuperables fueron a parar al fondo del mar, a cientos de metros de profundidad, fue organizado por Estados Unidos a través de Luis Posada Carriles, y que es falso que en alguna oportunidad los servicios de inteligencia yanquis hayan roto con él, pues jamás el FBI y la CIA rompen con el crimen. Si no, ¿cómo podría andar paseándose impunemente por las calles de Estados Unidos? ¿Se requiere acaso mayor prueba de complicidad?

 

 

Tomado de: Periódico Juventud Rebelde

 

VOLVER


El derecho a la censura sobre la información de Cuba

15 Septiembre 2011
Tomado del blog de Pascual Serrano

Cuando la información de Wikileaks ha dejado de ser exclusiva del cártel de periódicos al que Julian Assange cedió la información comenzamos a conocer cosas muy interesantes sobre Cuba. Se trata de informaciones que desde noviembre de 2010 los diarios El País, The Guardian, The New York Times, Le Monde y el semanario Der Spiegel tenían sobre la mesa de sus directivos y que ocultaban a los ciudadanos.

Los cables ahora conocidos han mostrado dos de las tesis que el gobierno cubano llevan manteniendo desde hace años: que los grupos anticastristas están siendo financiados por el gobierno de Estados Unidos y que el denominado periodismo independiente cubano que se jalea desde el exterior es solo otro departamento de colaboración con los gobiernos agresores a la Revolución cubana. En uno de los documentos, fechado el 31 de julio de 2008, se solicitan fondos destinados a una de las portavoces de las denominadas “Damas de blanco”.

En el mismo cable se pide además dinero para una institución educativa con el objetivo de que continúe su labor de agresión a la revolución. Otro cable, de fecha 15 de septiembre de 2008, contiene la solicitud de 5000 dólares con destino a una llamada “Agenda de Transición”, con los datos de Martha Beatriz Roque, Vladimiro Roca y Elizardo Sánchez, quien por cierto había suministrado a la prensa extranjera acreditada en Cuba supuestos listados de “presos políticos” donde se incluían futbolistas bolivianos, un pintor del siglo XVIII y voleibolistas peruanas.

Pero quizás el más curioso de todos los cables es el que protagoniza la bloguera Yoani Sánchez. En él se revela que la entrevista que Yoani Sánchez hiciera al presidente Barack Obama en 2009, y que le supuso todo un espaldarazo periodístico por los grandes medios mundiales fue un montaje. Las preguntas y las respuestas, incluida la felicitación de Obama por el premio María Moors Cabot de la Universidad de Columbia, fueron redactadas por funcionarios de la oficina diplomática de EEUU en La Habana. Conocer este hecho hubiera supuesto el fin de la carrera de cualquier periodista, pero en el caso de Yoani Sánchez, al contrario, fue silenciado por el periódico donde publica y que conoció el fraude, El País. Y para más inri ahora es contratada por Radio Nacional de España.

Otro cable de los EE.UU. filtrado por Wikileaks y silenciado por los medios incluye el aplauso del ex jefe de la Oficina de Intereses de Washington en La Habana, Michael Parmly al entonces corresponsal del diario El País,Mauricio Vicent. Se trata del cable 08HAVANA329, donde Parmly afirma que que Vicent “es en general considerado entre los mejores, sino el mejor informado de los corresponsales extranjeros en la ciudad. Vicent es bien conocido por la SINA (él fue un invitado a cenar en la COMR -residencia del jefe de la SINA- a principios de este semana, donde mostró una curiosidad inusual en materia migratoria) y ha demostrado ser fiable en informes anteriores sobre inminentes ‘cambios’ de Raúl (Castro)”.

Es necesario insistir que todo lo anterior ha sido información que tuvieron desde hace meses los cinco grandes medios aliados de Wikileaks y que censuraron a la opinión pública mundial. Ahora, cuando se difunden todos los cables estos defensores de la libertad de prensa emiten un comunicado donde condenan la publicación de todos los cables sin su censura. Y es que, una vez más, lo que ellos reivindican es el derecho a la censura no la libertad de prensa.

Pascual Serrano es periodista. Sus últimos libros son ¿El mejor del los mundos? Un paseo crítico por lo que llaman “democracia” (Icaria) y Traficantes de información (Foca)

 

 

volver

 


 

Este artículo forma parte del libro Que nuestra sangre señale el camino, obra póstuma de René Anillo (Pinar del Río, 1932-Ciudad de La Habana, 2005), quien fue secretario general de la FEU en 1955, fundador del Directorio Revolucionario, participante activo en el enfrentamiento a Batista, tenazmente perseguido por los cuerpos represivos de la dictadura, y detenido en numerosas ocasiones. Después de 1959 desempeñó múltiples responsabilidades en el proceso revolucionario

 


El histórico encuentro entre Fidel y José Antonio Echeverría

 


Viajé a la capital azteca el 28 de agosto de 1956, para informar a Echeverría de la situación en Cuba desde su salida el 27 de julio y participar en las conversaciones con Fidel Castro.
 

 

 

 

 


En México, Echeverría, Fidel y René Anillo.

Ese mismo día recibí a José Antonio en el aeropuerto de Ciudad de México y le escuché contar con entusiasmo los resultados del viaje realizado, de la gente valiente y generosa que había conocido y la solidaridad que había encontrado con la lucha del pueblo cubano contra la dictadura. "Anillo —me dijo el Gordo—, tienes que ir a Chile y continuar los contactos". Acepto, con la condición de que mi salida fuera después de la acción que se estaba planificando.

Desde allí Chuchú Reyes, futuro expedicionario del Granma, nos condujo al encuentro con Fidel, en el apartamento en que vivían, en Ciudad de México, Jesús Montané y Melba Hernández, en la calle Pachuco casi esquina a Márquez, a menos de 100 metros de la sede diplomática de la dictadura batistiana en esa ciudad. Allí nos esperaba Fidel.

Cuando Fidel y José Antonio se abrazan en México, ya tenían escogido su oficio de hombres: desatar la insurrección y hacer triunfar la Revolución. Es el mismo oficio al que José Martí se refirió dos años antes de su muerte: "Ni el libro europeo, ni el libro yanki, nos dará la clave del enigma hispanoamericano (...) es preciso ser a la vez, el hombre de su época y el de su pueblo, pero hay que ser ante todo el hombre de su pueblo".

José Antonio había cumplido, un mes antes, 24 años, y Fidel, 30 hacía 15 días. Ambos se habían hecho revolucionarios precisamente en la Universidad de La Habana, y a los dos la lucha ardorosa por la justicia, los graduaría de doctores de la Revolución.

El hecho singular de que ambos asumieran la responsabilidad de dirigirse al pueblo cubano, expresaba dos hechos indubitables: su reconocida autoridad moral y la total incapacidad de la llamada clase política cubana, ante la compleja situación creada por el golpe de Estado de Batista y el total colapso del sistema, producto de la aventura golpista.

En esta oportunidad, luego del abrazo del encuentro, se inició un intenso diálogo que se extendió por unas seis horas, en el que se trató fundamentalmente de los diversos factores que pudieran coadyuvar a la unidad. La conversación se centró en la potencialidad revolucionaria del movimiento estudiantil y la creciente lucha de masas y las posibilidades de desarrollar esa lucha para el logro del triunfo definitivo.

Después de discutir ampliamente los pormenores del documento a elaborar y lo perentorio del compromiso contraído por Fidel ante el pueblo para el reinicio de la lucha armada, se elaboró, a propuestas de Fidel, la declaración.

Pocas o ningunas horas de descanso siguieron después, ya que alrededor de las 10:00 de la mañana del día 29 de agosto, nos trasladamos a la casa situada en Sierra Nevada 714, donde vivía Teté Casuso, ya que allí había una máquina de escribir donde mecanografiar el documento. Después de una lectura, se requirió de añadidos y una nueva versión. Allí mismo se mecanografió y fue firmado, por José Antonio Echeverría en nombre de la FEU, y por Fidel Castro en representación del Movimiento 26 de Julio. Cerca de las 3:00 de la tarde, Fidel nos invitó a almorzar a un restaurante y le propuso a José Antonio entregar una copia a la prensa internacional acreditada en México.

La Declaración, conocida históricamente como la Carta de México, vino a expresar, en coyuntura tan aciaga, luego de más de cuatro años de secuestro del poder político y la soberanía nacional, que lo mejor de la juventud cubana era capaz de unirse y garantizar lo indispensable en los momentos de lucha aguda y cruenta: "Unir sólidamente sus esfuerzos en el propósito de derrocar la tiranía y llevar a cabo la Revolución Cubana".

Pero lo que demuestra la decisión revolucionaria de los dirigentes de ambas organizaciones, su confianza en el pueblo y en ellos mismos, es que en el momento en que se toman los acuerdos, ninguna de las partes contaba con el armamento y los medios necesarios para realizar la empresa que se proponían, Fidel aún no había adquirido el yate Granma que lo condujera a Cuba junto a sus intrépidos compañeros, y el Directorio Revolucionario contaba en Cuba en esos momentos con escaso armamento, luego de haber recorrido el infructuoso camino de la consecución de armas procedentes de las organizaciones seudorrevolucionarias. El Movimiento 26 de Julio solo tenía condiciones en Santiago de Cuba con Frank País, para llevar adelante importantes acciones con organización, hombres y armas.

El espíritu que difundió el acuerdo histórico que allí se firmaba, creó las mejores condiciones a la lealtad, a la ayuda mutua entre combatientes de militancias diferentes.

Se acordó llamarla Carta y no Pacto ya que este término había perdido prestigio por haberse utilizado antes por agrupaciones y partidos políticos con fines efectistas y publicitarios y, por otra parte, permitía dar flexibilidad al cumplimiento de las respectivas tareas ante las grandes dificultades que habría que vencer.

La Carta de México es el Manifiesto de Montecristi de nuestra Guerra de Liberación, es una respuesta a la misiva inconclusa de Martí a su hermano mexicano Manuel Mercado, del 19 de mayo de 1895, avalada por la generosidad y el valor de dos jóvenes cubanos, movidos por el ansia de derribar la tiranía de Batista, el obsecuente gendarme del imperialismo en Cuba, cuyo golpe de Estado auspició el gobierno de Estados Unidos, del brazo de los regímenes fascistas de Franco y Trujillo, como fue reconocido por el entonces embajador norteamericano en Cuba, Williard Beaulac, en un memorando secreto de fecha 22 de marzo de 1952, cuya desclasificación demoró medio siglo.

Precisamente, unos días antes del histórico encuentro entre Fidel Castro y José Antonio Echeverría —los días 21 y 22 de julio—, Estados Unidos había reunido a los jefes de Estado del continente, bajo la presidencia del general Eisenhower, con motivo de conmemorarse el 130 aniversario del Congreso Anfictiónico de Panamá convocado por Bolívar, cuya memoria no pudo mancillarse al posponerse la reunión por enfermedad del presidente de Estados Unidos, pero que constituyó una desvergonzada maniobra para mostrar que Estados Unidos ejercía total dominio en Centroamérica, el Caribe y Suramérica. De tal manera, que la reunión de Panamá, convocada inicialmente por el gobierno de Pérez Jiménez de Venezuela, fue absolutamente asumida por Estados Unidos sin previa consulta con el gobierno de Venezuela ni con el de Panamá.

José Antonio había denunciado en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 9 de marzo de 1956, las conferencias panamericanas; se adelantó a los planes del gobierno de Estados Unidos, que acariciaba entonces la idea de mostrar una América Latina tirando del carro del imperio.

La detención por un mes de Fidel en México, que coincide con los preparativos y la celebración de la reunión de Panamá; la detención de José Antonio en Buenos Aires por el régimen golpista de Aramburu Rojas y el fracaso de la reunión de estudiantes en Chile —alternativa a la reunión lacayuna de Panamá— impedida por la conjura movida por el imperialismo, no eran para José Antonio una casualidad, sino fruto de un concierto de la reacción del imperialismo y de las mayordomías latinoamericanas a su servicio.

Por denunciar en La Habana estos planes, José Antonio fue acusado el 13 de marzo de 1956 —exactamente un año antes de su muerte en combate—, ante el Tribunal de Urgencias por el jefe del Departamento de Investigación de la policía de Batista, el cual, precisamente, se hallaba en México cuando se produjo el encuentro entre él y Fidel. La presencia del coronel Orlando Piedra en la capital mexicana, perseguía el propósito de mantener un cerco al líder del Movimiento 26 de Julio y sus compañeros de exilio. Este cerco de crimen y soborno en torno a Fidel se acrecentó en ocasión de la farsa burda de Panamá.

En el contexto de los acontecimientos del verano de 1956, la unidad revolucionaria cubana era también una respuesta a la infame e hipócrita reunión del tiburón y las sardinas en Panamá.

La Declaración asume pronunciamientos anteriormente expuestos por los signatarios, consignando que son propicias las condiciones políticas y sociales, y adelantados los planes para ofrecer la liberación en 1956, y se torna profética al subrayar: "La insurrección, secundada por la huelga general de todo el país, será invencible". Y así fue, pues con la primera se derrotó a la dictadura y, con la segunda, se venció al gatopardismo del imperialismo, que trató de escamotearle al pueblo la victoria revolucionaria, como había ocurrido dos veces en la historia de Cuba.

La Carta hace un llamamiento a la unidad "de todas las fuerzas revolucionarias, morales y cívicas del país, a los estudiantes, obreros, organizaciones juveniles y a todos los hombres dignos de Cuba, para que secunden esta lucha, que está firmada por la decisión de morir o triunfar".

Y dice en uno de sus vehementes apartados: "Enfrentada ya la Revolución en una lucha a muerte contra la tiranía, la victoria será de los que luchan asistidos por la historia".

Se advierte en la Declaración firmada por Fidel y José Antonio, ese 29 de agosto de 1956, que el general Trujillo está interviniendo abiertamente en la política del país, en complicidad con un grupo de oficiales del 10 de marzo y de una pandilla de pistoleros encabezada por Policarpo Soler, y que las armas trujillistas han sido introducidas en Cuba con las complicidad de esos militares. Que Batista no denunció en Panamá esa agresión a la integridad nacional, sino que se dio un abrazo con el hermano del chacal dominicano, y a su regreso acusó de trujillistas a los más limpios revolucionarios cubanos. Y denuncia que tanto Batista como Trujillo son dictadores que hieren el sentimiento democrático de América.

Concluye la Declaración firmada por Fidel Castro y José Antonio Echeverría:

La Revolución llegará al poder libre de compromisos e intereses, para servir a Cuba en un programa de justicia social, de libertad y democracia, de respeto a las leyes justas y de reconocimiento a la dignidad plena de todos los cubanos, sin odios mezquinos para nadie, y los que la dirigimos, dispuestos a poner por delante el sacrificio de nuestras vidas, en prenda de nuestras limpias intenciones.

La Carta de México fue, y así lo entendió Echeverría, una expresión cálida y firme de solidaridad hacia Fidel, cuando todas las acechanzas se movían en torno al líder del 26 de Julio.

Surgió la duda de que, si se entregaba para su publicación, podía esto entorpecer el arribo de José Antonio y el documento a Cuba para conocimiento de los compañeros del Directorio y de la FEU.

El asunto quedó zanjado de la forma siguiente: se entregaría a una agencia de prensa internacional, con el compromiso de embargarla hasta las 12:00 de la noche del 31 de agosto. José Antonio viajaría a Ceilán para asistir a la Conferencia Internacional de Estudiantes, con el objetivo de llevar la representación del estudiantado cubano y esclarecer ante los estudiantes de todo el mundo la verdadera situación de nuestro país.

Yo llevaría la Declaración directamente a Cuba. Se acordó que al regreso de José Antonio de Ceilán se efectuaría una segunda ronda a fin de coordinar las acciones combativas para el inicio de la lucha armada.

Conseguí pasaje en el vuelo del propio día 29 en horas de la noche, llevaba escondido en una media el histórico documento. Nadie debía sospechar que lo traía en mi poder. Pero al llegar al aeropuerto, me esperaban oficiales del Buró de Investigaciones, entre ellos, el segundo jefe del Buró, de apellido Medina.

Me interrogaron, sospechaban a lo que yo había ido a México, pero yo tenía una coartada y la utilicé: había ido a Ciudad de México invitado por el general Miguel Landuren, director del diario El Universal y presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Yo guardaba su tarjeta y su teléfono, pues lo había visitado en el año 1954, cuando gané el concurso de oratoria, certamen que auspiciaba Landuren. Batista coqueteaba con esas organizaciones de prensa, y por eso ni siquiera confirmaron con Landuren si yo lo había ido a ver en esta ocasión.

Trasladé inmediatamente la Carta de México al ejecutivo del Directorio, en donde se discutió el porqué Echeverría había firmado como presidente de la FEU y no, como se había acordado, por el Directorio Revolucionario, que era la organización insurreccional. Las razones habían sido que, con José Antonio en la FEU, el movimiento estudiantil revolucionario contra la tiranía había alcanzado su punto más alto, se había vinculado con los sectores estudiantiles y obreros de todo el país, y tenía ya una fuerte influencia en las masas populares. Además, la FEU de José Antonio, era ya una organización de elevado prestigio Internacional: en Chile, Echeverría había sido elegido presidente del Comité internacional que debía preparar el próximo Congreso de los estudiantes latinoamericanos y representantes de los mismos en la VI Conferencia Internacional de Estudiantes en Ceilán.

Al presentarla ante la FEU, los cuatro presidentes que no habían votado por Echeverría en la elección de presidente de la FEU, alegaban que había firmado el acuerdo con Fidel sin que el asunto hubiera sido discutido y acordado en el seno del organismo estudiantil. Fructuoso, presidente en funciones, les recordó que la FEU había "proclamado la necesidad de lograr la unidad de todos los sectores revolucionarios del país para enfrentar la dictadura", por consiguiente, el máximo organismo estudiantil apoyó la actuación de José Antonio y aprobó una declaración pública de respaldo a la Carta. Fructuoso Rodríguez manifestó que la declaración conjunta firmada en México era el primer fruto de las gestiones del Directorio Revolucionario, creado y alentado bajo los auspicios de la FEU, y que por acuerdo del mismo, José Antonio había firmado en nombre de dicha organización. Así fue recogido en la Declaración de la FEU firmada por Fructuoso Rodríguez como presidente p.s.r. y Juan Nuiry, secretario general de la FEU.

En relación con la firma por Echeverría de la Carta de México en nombre de la FEU se creó una situación muy tensa con el Consejo Universitario (C.U.), puesto que este, por mayoría de votos, aprobó una Declaración en la que insistía que la FEU no tenía atribuciones para comprometer a la Universidad (en tanto que la Organización estudiantil estaba comprendida dentro de los Estatutos) en una empresa de semejante índole. Una vez que el Directorio se atribuyó la responsabilidad por la firma de la Carta de México, el C.U. guardó silencio al respecto.

El día 1ro. de septiembre, cables internacionales dan a conocer la noticia. La prensa cubana lo refleja ampliamente. El texto del documento suscrito por ambos dirigentes se publica íntegramente con titulares como: "Anuncia la U.P. que firmaron un pacto en México Castro y Echeverría"; "Alianza de Fidel Castro y la FEU en México"; y a continuación, encaminada a "llevar a cabo la Revolución en Cuba este año (...) propugna la insurrección (...). Una huelga general la secundará (...)".

Batista en ese momento está muy seguro y respaldado, y permite su publicación. En julio ha logrado que sean apresados: José Antonio en Argentina, y en México, Fidel. En agosto, el gobierno norteamericano le entrega armas, y un mes después Batista va a reunirse con Eisenhower, presidente de los Estados Unidos. Este es el tipo de gobierno que él puede hacer en Cuba, en su alianza hipócrita con los norteamericanos porque no pone en peligro ni la dominación norteamericana en Cuba ni su posición en el gobierno. Puede darse el lujo de aparecer no tan dictador y un tanto demócrata.

Mujal, atribuyéndose la encomienda oficial de responder a la alianza insurgente firmada en la patria de Juárez, se apresuró a reaccionar en contra del llamado de la Carta de México a la huelga general, luego de la lucha armada contra la tiranía. Citó a los periodistas al tercer piso de la CTC para dar a conocer unas declaraciones en las que, considerándose el líder indiscutible de millones de trabajadores, rechazaba el anuncio de huelga general y condenaba por igual a estudiantes y trujillistas.

La respuesta de la FEU, para la que Mujal no representaba a los trabajadores —de todos era conocido que Mujal no era más que un negociante, y que había viajado recientemente a Estados Unidos, donde había firmado un convenio con la US Army para abastecer de leche la Base Naval de Guantánamo—, decía: "El feliz propietario de una lechería la emprende contra la FEU, tratando de desvirtuar la razón histórica de la Carta de México, donde se hace un llamado al movimiento obrero para que secunde la huelga general (...)". Y después de evocarle el Paro de los Cinco Minutos y la Huelga Azucarera, apoyada por la FEU, desenmascaraban al gángster mayor de la CTC: "Es falsa la actitud de Mujal en contra de Trujillo, cuando todo el mundo sabe que los asesinos de Pipí Hernández salieron del edificio de la CTC".

El 5 de septiembre de 1956 fue publicado el acuerdo adoptado, en el cual se decía que el organismo estudiantil había pugnado siempre por la unidad de todos los sectores revolucionarios del país para darle frente a la dictadura, por lo que "saluda la declaración conjunta de México como el primer fruto de las gestiones de unidad del Directorio Revolucionario".

Antes de seguir para Ceilán, José Antonio se prepara para regresar por breves días a la Patria, pero debe desistir al conocer que a su llegada sería detenido por las fuerzas represivas del régimen. Esto provocó una reacción enérgica del estudiantado. En declaraciones a la prensa, aparecidas junto a las que anunciaban el pacto entre Fidel y José Antonio, se encuentra la denuncia que hago al respecto:

(...) cuando José Antonio Echeverría, presidente de la FEU, preparaba su viaje de regreso a Cuba fue impuesto de que a su llegada sería detenido por las fuerzas represivas del régimen (...). No es extraña la posición de la dictadura de Batista, como tampoco es una casualidad que a Echeverría se le enviase a una celda en la Argentina por pronunciarse a favor de la democracia (...). Ello no impedirá que al finalizar el Congreso Internacional, los estudiantes cubanos con el apoyo de los estudiantes de todo el mundo libren una lucha abierta contra el destierro forzoso que se quiere imponer al limpio y gallardo dirigente de los estudiantes cubanos.

Carta de México

29 de agosto de 1956

La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y el Movimiento Revolucionario 26 de Julio, los dos núcleos que agrupan en sus filas la nueva generación y que se han ganado en el sacrificio y el combate las simpatías del pueblo cubano, acuerdan dirigir al país la siguiente declaración conjunta:

1. Que ambas organizaciones han decidido unir sólidamente su esfuerzo en el propósito de derrocar la tiranía y llevar a cabo la Revolución Cubana.

2. Que asistir a unas elecciones parciales después de estar reclamando durante más de cuatro años unas elecciones generales y libres, constituye una actitud entreguista y traidora que no alcanzará sus fines ambiciosos porque la Revolución cortará de un tajo todas las posibilidades.

3. Que si la Revolución Cubana, que cuenta ya con la simpatía de la opinión democrática de América, es vencida en una lucha que resulta ya inevitable, la dictadura no brindará siquiera esa mísera concesión que hoy otorga por miedo a los revolucionarios, y sobre la cabeza de los electoralistas ambiciosos caerá la sangre de los que se inmolen.

4. Que consideramos propicias las condiciones sociales y políticas del país, y los preparativos revolucionarios suficientemente adelantados, para ofrecer al pueblo su liberación en 1956. La insurrección secundada por la huelga general en todo el país será invencible.

5. Que un tirano extranjero, Rafael Leónidas Trujillo, interviniendo abiertamente en la política interna de nuestro país, fraguó una conspiración contra Cuba con la complicidad de un grupo de oficiales del 10 de marzo: Alberto del Río Chaviano, Martín Díaz Tamayo, Leopoldo Pérez Coujil, Manuel Ugalde Carrillo, Manuel Larrubia, Juan Rojas y Rego Rubido, y una pandilla de pistoleros encabezados por Policarpo Soler, que salió de Cuba a raíz del golpe de Estado con la protección del propio Batista, a pesar de estar reclamado por los tribunales de justicia.

6. Que las armas trujillistas fueron introducidas en Cuba con la complicidad probada de esos militares.

7. Que el dictador Batista, en la Conferencia de Panamá, no tuvo el valor de denunciar esa agresión al honor y la integridad nacional, dándose un abrazo con el hermano del chacal dominicano.

8. Que muy por el contrario, al regresar a Cuba ocultando al país la verdad, se dio a la innoble tarea de acusar de trujillistas a los más limpios revolucionarios cubanos, cuyas firmes convicciones democráticas hacen imposible toda relación con un tirano igual que Batista.

9. Que en respuesta a la cobarde maniobra, emplazamos a Batista para que entregue a la FEU y a los combatientes del 26 de Julio las armas de la República, que no han sabido usar con dignidad, para demostrar que nosotros nos atrevemos a ajustar cuentas con el dictador dominicano y salvar el honor de la Patria.

10. Que Cuba debe responder con dignidad a la ofensa sufrida y en consecuencia somos partidarios de una acción armada contra el tirano Trujillo, que de paso libre a los dominicanos de una opresión que dura ya más de 25 años. Retamos a Batista a que diga la palabra definitiva o se ponga en evidencia ante el pueblo cubano.

11. Que la actitud débil, oportunista y cobarde del régimen frente a Trujillo, ha sido traición a la Patria.

12. Que tanto Trujillo, como Batista, son dictadores que hieren el sentimiento democrático de América y perturban la paz, la amistad y la felicidad de los cubanos y los dominicanos.

13. Que mientras los militares trujillistas permanecen en sus cargos, la flor y nata de las fuerzas armadas, los oficiales más capacitados para defender la Patria que peligra, están presos e inhumanamente tratados en Isla de Pinos.

14. Que la FEU y el 26 de Julio consideran al coronel Barquín y al comandante Borbonet y demás oficiales presos y destituidos, la más digna representación de nuestro ejército, y los hombres que hoy cuentan con más simpatías en las fuerzas armadas.

15. Que el ejército, dirigido por esos oficiales prestigiosos y honorables, al servicio de la Constitución y del pueblo, tendrá el respeto y las simpatías de la Revolución Cubana.

16. Que la FEU y el 26 de Julio hacen suyas las consignas de unir las fuerzas revolucionarias, morales y cívicas del país, a los estudiantes, los obreros y las organizaciones juveniles, y a todos los hombres dignos de Cuba, para que nos secunden en esta lucha, que está firmada con la decisión de morir o triunfar.

17. Que es hora de que los Partidos políticos y la Sociedad de Amigos de la República cesen ya en el inútil esfuerzo de implorar soluciones amigables, en una actitud que en otros momentos pudo ser patriótica pero que, después de cuatro años de rechazo, desprecio y negativa, puede ser infame.

18. Que enfrentada ya la Revolución en una lucha a muerte contra la tiranía, la victoria será de los que luchamos asistidos por la historia.

19. Que la Revolución llegará al poder libre de compromisos e intereses, para servir a Cuba en un programa de justicia social, de libertad y democracia, de respeto a las leyes justas y de reconocimiento a la dignidad plena de todos los cubanos, sin odios mezquinos para nadie, y los que la dirigimos, dispuestos a poner por delante el sacrificio de nuestras vidas, en prenda de nuestras limpias intenciones.

JOSÉ ANTONIO ECHEVERRÍA BIANCHI FIDEL CASTRO RUZ

 

 

volver

 


 Fidel, el hombre de los quinientos juramentos

 

Yo he hecho en mi vida como quinientos juramentos, dijo Fidel al periodista Tomás Álvarez de los Ríos. En el cumpleaños 85 del líder de la Revolución, JR recorre una parte de la trayectoria que honra esa aseveración

 

Luis Hernández Serrano
serrano@juventudrebelde.cu
12 de Agosto del 2011

 

El 30 de octubre de 1999, en un pleno ampliado de la Unión de Periodistas de Cuba, en el Palacio de las Convenciones, en La Habana, Fidel dijo a Tomás Álvarez de los Ríos, octogenario periodista espirituano ya fallecido: «Yo he hecho en mi vida como quinientos juramentos».

Esto nos hizo buscar entre sus principales juramentos, promesas, compromisos y vaticinios, de los que, en una larga lucha, por supuesto, son muchos los que escapan a nuestra selección.

En 1950, prometió que asumiría su propia defensa en la Sección Primera de la Sala de Justicia de Las Villas, en el juicio de urgencia número 543, y cumplió su compromiso.

El denunciante fue un capitán. Los acusados, él y otras personas. El motivo, los sucesos de Cienfuegos del 12 de noviembre de ese año. Fidel era en ese momento el presidente de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Ciencias Sociales, y los tales hechos en la Perla del Sur fueron las protestas contra una resolución del ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango, que provocaron encendidas huelgas en los institutos. Lo acusaron de incitación. «Yo asumiré mi propia defensa», prometió, y así lo hizo.

También dos años más tarde prometió actuar como acusador por primera vez en una causa, y lo llevó a cabo contra un comandante y un teniente, en el Juzgado de Instrucción de la Sección Cuarta de La Habana.

Tenía 24 años y, como acusador particular, denunció a los militares por la muerte a golpes del obrero ortodoxo un año mayor que él, Carlos Rodríguez, cuyo cadáver fue velado en el Salón de los Mártires de la FEU, el 4 de marzo de 1952.

 

 

 

Habrá otra vez Mellas, Trejos y Guiteras

El 16 de marzo, a seis días del golpe de estado batistiano, ante la sepultura del luchador ortodoxo Eduardo Chibás, juraría Fidel: «¡Cubanos, hay tirano otra vez, pero habrá otra vez Mellas, Trejos y Guiteras. (...) Si Batista subió al poder por la fuerza, por la fuerza hay que derrocarlo».

El 27 de diciembre a las 5:00 p.m., siete meses antes del Moncada, Fidel fue a la finca Ácana, en Matanzas, donde 30 obreros agrícolas llevaban varios meses sin cobrar: «Dentro de cuatro días les cobro ese dinero», prometió. Eran más de 5 000 pesos. «Les doy mi palabra de honor de que si ustedes me dan un poder, yo les cobro esa deuda (...) pasado mañana a esta hora ustedes van a tener aquí un telegrama que les dirá cómo van las gestiones». Y lo cumplió.

Paulino Pedroso le dijo por esos días: «Tu actitud se parece a la de nosotros, a la de los comunistas, desinteresada».

«Si llegara a triunfar algún día —dijo Fidel—, mi programa sería el mismo de los comunistas: la nacionalización».

En esa etapa iba en un jeep con Ernesto Tizol, por la loma de Escandell, y Fidel dialogó con un campesino que andaba sobre un mulo: «¿Tiene mucha tierra?». «Solo un caró». (No llega a las dos hectáreas). «¿Es de su propiedad?». «No, arrendada». «No se ocupe, que dentro de muy poco va a ser suya», le aseguró Fidel.

En La Historia me absolverá, comentaba: «A ese pueblo cuyos caminos están empedrados de engaños y falsas promesas, no le íbamos a decir: te vamos a dar, sino: Aquí tienes, lucha ahora con todas tus fuerzas para que sea tuya la libertad y la felicidad».

Recluido en la prisión, indefenso, desarmado, incomunicado, calumniado, quisieron hacer ver que estaba enfermo para que no acudiera al juicio, y les dijo a los médicos en su celda: «Ustedes sabrán cuál es su deber, yo sé bien cuál es el mío», y comentó al respecto: «No me comprometí a guardar secreto sobre este diálogo, solo estoy comprometido con la verdad».

Acerca de los esbirros que mataron a sus compañeros del Moncada, juró: «No escatimaré fustazos de ninguna clase sobre los enfurecidos asesinos». Y más adelante, también en su digna autodefensa, aseveró: «Lo que yo diga aquí se repetirá muchas veces, no porque se haya escuchado de mi boca, sino porque el problema de la justicia es eterno, y por encima de las opiniones de los jurisconsultos y teóricos, el pueblo tiene de ella un profundo sentido (...)», y en otra parte puntualizó: «Mi lógica es la lógica sencilla del pueblo».

Cuando juraba, prometía o se comprometía, asomaba ya en su actuar el destello de un conductor de pueblos de excepcional calibre (...) y, almanaque en mano, era poco más que un chiquillo, pero su cerebro rozaba ya la cabeza política de Lenin. Aunque muy joven, se convertiría con los años en ese luchador que el propio Lenin exhortaba a tener: «Hay que preparar hombres que no consagren a la revolución sus tardes libres, sino toda su vida».

 

Libertad o muerte

En la Granjita Siboney, momentos antes del asalto al Moncada, proclamaría: «El pueblo nos respaldará en Oriente y en toda la Isla».

Al periodista Raúl Martín Sánchez, de Bohemia, que lo entrevistara en el llamado Presidio Modelo, en julio de 1954, le expresaría: «Me propongo vencer todos los obstáculos y librar cuantas batallas sean necesarias (...) sé dónde está lo mejor de Cuba y cómo buscarlo».

En agosto de 1955, en su Mensaje al Congreso de la Ortodoxia, desde México, expresó: «(...) esta lucha solo debe cesar cuando no queden opresores (...) o haya caído sobre la tierra esclavizada y triste, el último revolucionario». Y en el Manifiesto No. 2 del Movimiento 26 de Julio, en ese mismo mes y año, sentenció: «Esta ha de ser por encima de todo una revolución de pueblo, con sangre de pueblo y sudor de pueblo».

También en 1957, argumentó: «El Movimiento 26-7 es el porvenir sano y justiciero de la patria, el honor empeñado ante el pueblo, la promesa que será cumplida».

«Yo voy a organizar (...) al pueblo», aseguró a Rafael García Bárcena, y el 10 de junio (en Bohemia), enfatizaría: «Volveremos cuando podamos traerle a nuestro pueblo la libertad y el derecho a vivir decorosamente, sin despotismo (...)».

Y en el citado Manifiesto del M-26-7, reafirmó: «Los que dudan de la firmeza con que llevaremos adelante nuestra promesa; los que nos creen reducidos a la impotencia porque no tenemos fortuna privada que poner a disposición de nuestra causa, ni millones robados al pueblo, recuerden el 26 de Julio (...)».

El 2 de agosto de 1955, desde México, había dicho: «Vuelvo a reiterar mi promesa de que si lo que anhelamos no fuera posible, me verán llegar en bote, a una playa cualquiera, con un fusil en la mano».

El 25 de agosto, alertó: «La campaña de infamias y calumnias tendrá, un día no muy lejano, su cabal respuesta en el cumplimiento de la promesa que hemos hecho de que en 1956 seremos libres o seremos mártires. La ratifico a los cuatro meses y seis días del 31 de diciembre. Ningún revés impedirá el cumplimiento de la palabra empeñada».

Y el 30 de octubre reiteró aquel importante juramento: «Puedo informarles, con toda responsabilidad, que en 1956 seremos libres o seremos mártires (...) Esta lucha comenzó para nosotros el 10 de marzo, y terminará con el último día de la dictadura, o el último día nuestro».

Veamos otro de sus vaticinios: «En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura, como no lo ha sido nunca para nadie, preñada de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a 70 hermanos míos. ¡Condenadme, no importa, la historia me absolverá!».

Al colaborador mexicano Antonio del Conde Pontones, «El Cuate», le aseguró a principios de 1956: «Si usted arregla ese barco (hablaba del Granma) en él nos vamos a Cuba». Y así fue.

 

Si entro, triunfo

Un juramento enfático suyo fue: «Si salgo, llego; si llego, entro; y si entro, triunfo». Por primera vez lo dijo en la casa de Orquídea Pino, en México. Tal compromiso lo expresó por segunda vez el 21 de noviembre de aquel año, vistiendo un abrigo con que contrarrestaba los escalofríos de una fiebre altísima.

Y cuando el Che cayó preso allí, con el peligro de ser deportado, Fidel le prometió: «¡Yo no te abandono!». Y lo cumplió.

Nuevos juramentos igualmente honrosos y optimistas haría después en la Sierra Maestra, en 1957. El 17 de enero, en la finca de Mongo Pérez, en Cinco Palmas, en Purial de Vicana, se abrazaron los dos hermanos guerrilleros: «¿Cuántos fusiles traes?», pregunta Fidel a Raúl...«Cinco». «Y dos que tengo yo, siete... ¡Ahora sí ganamos la guerra!». Sobre esto el propio Raúl diría después que él y otros compañeros pensaron que Fidel se había vuelto loco, «pero, como buen Sancho Panza detrás de mi Quijote, seguí y continuaré hasta la muerte».

Por Radio Rebelde, tras la frustrada huelga del 9 de abril de 1958, anunció: «Al pueblo de Cuba, la seguridad de que esta fortaleza no será vencida y nuestro juramento de que la patria será libre o morirá hasta el último combatiente».

En agosto, argumentó: «Hoy vuelvo a hablar al pueblo desde esta emisora (...) no con una promesa por cumplir, sino con toda una etapa de aquella promesa cumplida (...) Estamos dirigiendo el esfuerzo por convertir esta ofensiva en un desastre de la dictadura (...)».

Y el 5 de junio de aquel año escribió otro de sus célebres compromisos revolucionarios cumplidos: «Celia: al ver los cohetes que tiraron en casa de Mario, me he jurado que los americanos van a pagar bien caro lo que están haciendo. Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra mucho más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos. Me doy cuenta de que ese va a ser mi destino verdadero».

El 24 de octubre, en Birán, Mayarí, Oriente, tras cuatro años de separación, va a ver a su mamá y demás familiares. Es la única vez que se aparta solo unas horas de la guerra por algo personal, antes de la toma de Palma Soriano. Y comenta a su hermano Ramón: «La primera propiedad que va a pasar al Estado es esta».

Al despedir el duelo de las víctimas del sabotaje del 4 de marzo de 1960 al vapor La Coubre, pronunció otro de sus insobornables juramentos. Dijo que se abría una disyuntiva similar a la del inicio de la lucha, la de Libertad o Muerte, «solo que Libertad quiere decir Patria y ahora la disyuntiva nuestra será Patria o Muerte».

Junto con el pueblo, juró en la despedida de duelo de los mártires de los bombardeos del 15 de abril de 1961, preludio de la invasión mercenaria: «Obreros y campesinos, hombres y familias humildes de la patria, ¿juran defender hasta la última gota de sangre esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes?».

 

 

Adiós a la democracia burguesa

En el espacio televisivo Universidad Popular, el primero de diciembre de 1961, declaró: «Soy marxista-leninista y lo seré hasta el último día de mi vida». Y el 16 de enero de 1962, manifestó: «No volveremos a tener nunca democracia burguesa, que es democracia falsa».

El camino de América —aseguró el 28 de febrero de 1963— es el de Cuba. Pensaba tal vez en ese instante lo que había jurado en 1959: «El latifundio se acabará, grite quien grite» (1ro. de marzo). «Para arrebatarnos la patria, hay que arrebatarnos la vida» (1ro. de mayo).

Y en la entrevista con Barbara Walters, en 1977, señaló: «Nuestras ideas no las cambiamos por ningún dinero, ni por ningún interés material (...) Soy un hombre realista y me gusta ser sincero (...) no oculto mi vida, ni mis orígenes, ni tengo por qué inventar absolutamente nada (...) Si yo fuera un hombre falso, si mis ideas no fueran profundas y sinceras, no habría podido convencer a nadie en este país (...) Mi vida siempre ha sido una lucha contra mí mismo, o mejor, un esfuerzo de superación constante (...) ¿Qué comprendo yo cuando gritan ¡Fidel! o cuando me besan o me aplauden? Yo no puedo pensar que es un mérito mío. En ese caso me toman a mí como un símbolo».

Y es justamente ese hombre-símbolo quien, en nombre del pueblo, dice de nuestros Cinco Héroes: «¡Volverán!», otro juramento que no cejaremos la lucha por cumplir.

 

 

volver

 


El ALBA es vocación de sanar y aliviar al prójimo

7 Julio 2011

 

Querida familia de Cubadebate:

Les envío unas palabras que escribí en honor a ese gigante que se llama Hugo Chávez, si consideran pertinente publicarlas. Al igual que le pasa a muchos que estamos convencidos de avance del proceso bolivariano, considero que Chávez es vital para que eso se logre. Recuerdo un escrito de Plejanov sobre el rol del individuo en la Historia que un poco ilustra esto, y siento ese deseo de transmitirle fuerzas, energías, ánimo, esas ganas de abrazarlo, mirarlo a los ojos y decirle: “aquí estamos, compañero, para lo que usted ordene”. Es su vivo ejemplo el que nos transmite la convicción de que hay que luchar toda la vida, como dice Raúl sin prisa, pero sin pausa.

Les cuento que pronto regreso a la Isla querida, a continuar con mi formación en Epidemiología; debe ser a finales de mes o principios del próximo, y espero poder conocer a todo el equipo.

Reciban pues un saludo entrañable de alguien que siente el orgullo de pertenecer a la familia de Cubadebate,

Emiliano

Una introducción necesaria

La Revolución cubana, basada en la preocupación genuina por el otro y en su sentido internacionalista, guiada por Fidel Castro,  y a partir de catástrofes naturales que azotaron vastos territorios del continente americano, acogió como a sus hijos a miles de jóvenes procedentes de diferentes rincones del mundo, otorgándonos la oportunidad de cumplir nuestros sueños de estudiar Medicina u otras ramas de la salud.

Hasta la fecha se han graduado en Escuela Latinoamericana de Medicina un total de 8 594 médicos de 58 países en 6 promociones a partir del 2005, en Julio de este año 2011 se graduarán alrededor de 1576 nuevos médicos que sumarán un total de 10,170 egresados.

Desde nuestra llegada, con la  evidente pluriculturalidad de nuestros orígenes, empezamos a conocer y profundizar en el lazo histórico-cultural que compartimos. Aprendiendo que sin importar el acento, costumbres y nacionalidades, las fronteras no son más que divisiones geográficas, y constituimos un solo pueblo hermano. Nos nutrimos también del ejemplo del pueblo cubano que alcanza para su población dignidad humana cristalizada en principios solidarios e internacionalistas.

Profundamente “nuestroamericanos” sentimos orgullo por el despertar de nuestro continente, cuyos gobiernos nacionales arremeten contra los vestigios de una oligarquía mezquina y ligada a intereses foráneos que durante muchos años provocaron miseria, desigualdad, injusticia.

Es en este siglo XXI, donde nuestros pueblos han empezado a juntar voces que cada día se oyen con mayor fuerza, alcanzando logros históricos en genuinas experiencias de unidad. Mecanismos de integración arraigados a nuestros orígenes y procesos históricos, como el ALBA, basados en la complementariedad y la solidaridad, nos motivan a brindar nuestros conocimientos para alcanzar salud para todos y armonía con la naturaleza.

En nuestra Universidad, la Escuela Latinoamericana de Medicina, se ha logrado un nuevo tipo de profesional, un médico  con la firme convicción de justicia y  la necesidad de cumplir su papel histórico en los procesos que se viven actualmente en nuestros pueblos, humanistas e internacionalistas, con un perfil basado en la Atención Primaria de Salud, dotados de herramientas capaces de armonizar esfuerzos comunitarios enfocados a la obtención de mayores niveles de salud, con una sólida formación científica y con la firme vocación de sanar y aliviar el mal del prójimo.

A partir de las primeras graduaciones, fueron surgiendo pequeños esfuerzos encaminados a aportar lo aprendido en nuestras comunidades, experiencias como los trabajos del PEIMEP en Guatemala, los proyectos FIS realizados en diversos países, la puesta en marcha del Primer Hospital Garífona de Honduras, las experiencias de Propuesta Tatú en Argentina, entre muchas otras. Todas dan luz de nuestra vocación de servir y ejercer nuestra profesión desde una visión holística de la Salud, vista como proceso en continuo desarrollo y determinado por factores sociales, culturales, económicos, políticos y medio ambientales.

Es meritoria la labor que llevan adelante egresados de la ELAM en Venezuela, donde el Batallón 51 no solo brinda atención médica integral a comunidades intrincadas de la geografía sino también ocupan espacios de dirección y toma de decisiones del proceso bolivariano, así como otras experiencias de trabajo mancomunado de los egresados de la ELAM junto a los gobiernos como en Ecuador con la Misión Manuela Espejo, Bolivia y Nicaragua.

Egresados de diversos países forman parte de Operación Milagro que ya ha devuelto la vista a millones de latinoamericanos.

Es en Haití, uno de los países más pobres del continente, donde se materializa la idea por la cual fue concebida la ELAM, mediante la incorporación a la Brigada Henry Reeve de cientos de egresados provenientes de América Latina, África, Estados Unidos. En esfuerzo mancomunado, laborando junto a la Brigada Médica Cubana y con el apoyo incondicional del ALBA, se trabajó en la atención a los damnificados por el terremoto y evitando la propagación de epidemias mediante la intervención comunitaria. Participaron además egresados de la ELAM que forman parte del Batallón 51 de Venezuela, quienes desarrollaron su experiencia internacionalista de forma independiente aunque coordinada y en estrecha vinculación con la Brigada Médica Cubana. Pasada la etapa de emergencia egresados de la ELAM se suman al proceso de reconstrucción y Fortalecimiento del Sistema de Salud de Haití llevado adelante por Cuba. En el transcurso de esta experiencia nos enfrentamos a un nuevo desafío: una epidemia de Cólera que se propagó rápidamente por toda la geografía del país y donde gracias a la acción de la Brigada Médica Cubana de la cual los egresados forman parte, se evitó la pérdida de miles de valiosas vidas. Es esta la mayor expresión de nuestra vocación como médicos internacionalistas.

Desde el 11 de febrero de 2010 han brindado sus servicios 361 egresados provenientes de 26 países, quienes laboraron en la etapa de emergencia por el terremoto en 5 campamentos ubicados en Puerto Príncipe, la ciudad del epicentro que sufrió los mayores daños, luego se integran a la red de la BMC que incluye más de 150 unidades, con presencia de egreados ELAM en …comunas pertenecientes a los 10 departamentos.

En la atención al Cólera hay presencia de egresados de la ELAM en muchas de las 67 unidades pertenecientes a la BMC (UTC y CTC). Cabe destacar en esta etapa la participación de gran parte de los  egresados ELAM en los Grupos de Pesquisa Activa, los cuales brindan atención médica oportuna en los sitios más intrincados de la geografía haitiana y al mismo tiempo realizan la acción epidemiológica de cortar la transmisión de la enfermedad mediante la distribución de cloro y acciones de prevención y promoción.

En los más de 75 mil pacientes atendidos con Cólera, en los más de 2 millones de personas contactadas en las comunidades, en los más de 5 mil 400 pacientes diagnosticados con Cólera en las acciones de pesquisa se encuentra el empeño y el sacrificio de los egresados de la ELAM quienes como parte de la BMC y junto a los profesionales cubanos demuestran el valor de la ayuda comprometida y desinteresada a un pueblo hermano.

Ello demuestra la determinación con la que se ha actuado en la realización de nuestro trabajo y justifica con creces la aplicación de nuestros principios adquiridos durante el proceso de formación.

Ante la actual situación que vive nuestro planeta donde las catástrofes naturales están a la orden del día, ante la difícil situación económica financiera, y ante la evidente necesidad de recurso humano de  elevada preparación científica y sólidos valores,  creemos conveniente estar unidos y organizados para responder a las demandas de nuestros pueblos.

Se propone la creación de una organización de salud, cuyos integrantes serán aquellos profesionales de la salud graduados en Cuba y en otras latitudes,  que se identifiquen con los principios del internacionalismo, la solidaridad, hermandad, humanismo, fraternidad y amor al prójimo sin  distinción de credo, raza, orientación sexual  o  condición social. Se propone la creación de una organización de salud que sea capaz de dar un paso al frente en situaciones de desastres en cualquier lugar del mundo donde se la necesite,  una organización que participe activamente en la elaboración y ejecución de proyectos que tengan como finalidad el mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad con resultados concretos.

Es importante mencionar que nuestra experiencia de trabajo en Haití  constituye uno de los primeros pasos como grupo. Con amor y perseverancia estamos haciendo camino, con resultados satisfactorios que nos estimulan a seguir adelante. Este modesto pero sacrificado aporte es un punto de confluencia que pone en evidencia la necesidad de estar unidos y los resultados que podríamos alcanzar. De ahí como afirmara Fidel en un congreso de la UNEAC  realizado en el  2008: “la conciencia del ser humano crea las condiciones objetivas”.

Principios

 

Enfoques y ejes de trabajo

Intervención en Salud a comunidades que sufren desastres naturales: Es conocido que luego de los desastres naturales el peligro de epidemias aumenta considerablemente. Proponemos la creación de brigadas comunitarias dotadas de personal calificado y con una perspectiva de trabajo enfocada en la acción de la comunidad, amparadas en la atención médica de alta calidad como motor impulsor y de confluencia de voluntades. Consideramos que existe un diseño y una experiencia en el montaje de hospitales por parte de Cuba, por tanto nuestras energías estarán encaminadas en la organización logística y de infraestructura que permita el desenvolvimiento de las brigadas médicas en las comunidades, trabajando de forma mancomunada con los Hospitales de Campaña montados por Cuba. Aunque nuestra acción se desarrollará de forma independiente, en la selección de los sitios a intervenir se contemplará aquellos lugares que pertenezcan al área de influencia de los Hospitales de Campaña.

Articulación con entes gubernamentales para el refuerzo de Programas y Proyectos de salud: Un sinnúmero de gobiernos en nuestro continente cuentan dentro de sus políticas esenciales con la construcción de sociedades más equitativas, por tanto con mayor salud. En este marco consideramos que nuestra articulación permitiría apoyar e impulsar Programas y Proyectos encaminados a mejorar la situación de salud en los países del continente. Las experiencias previas desarrolladas por egresados de la ELAM de diferentes países avalan esta iniciativa. En el marco de procesos de integración de nuevo tipo, basados en la complementariedad y la solidaridad, consideramos importante nuestro aporte pues contamos con egresados en todos los países del continente, sin lugar a dudas nuestra competencia profesional en diferentes perfiles y nuestro enfoque en la Atención Primaria de Salud se convierte en herramienta de gran ayuda para el desarrollo de Programas y Proyectos de nivel gubernamental. Nuestra organización jugará un papel importante en la articulación de las voluntades  y todo ello sin lugar a dudas redundará en materializar el propósito por el cual fue creada la ELAM y significará el beneficio de cientos de miles de latinoamericanos.

Impulso de experiencias a nivel local o comunitario de construcción en salud, desde la perspectiva de la propia comunidad: Consideramos que diversos proyectos tanto comunitarios como de intendencias, municipios pueden articularse y contar con el aporte de médicos con perfil comunitario. Consideramos que nuestra organización puede impulsar y llevar a cabo este tipo de experiencias, en sitios que carecen de acceso a la salud y cuyas poblaciones logran percibirlo como una necesidad. Existen experiencias llevadas a cabo por egresados ELAM que demuestran la importancia de esta acción.

Cronograma y acción a seguir

 

Tomado de Cubadebate

 

 

volver

 


Montos millonarios de EE.UU. para la subversión en Cuba: A dónde va el dinero

18 Marzo 2011
 

Cubadebate reproduce un artículo publicado en el sitio Cuba Money Project, que ofrece un listado de los contratos y los montos del Programa Cuba de la USAID entre el 2008 y el 2010, a partir de la información que ofrece la web del gobierno de los EEUU, USAspending.gov. Prueba que la administración de Obama sigue financiando con el dinero del contribuyente norteamericano los planes de subversión contra la Isla, utilizando a empresas contratistas.

Tracey Eaton
CubaMoneyProject

A continuación se muestra información sobre los beneficiarios de las subvenciones de la USAID (United States Agency for International Development o Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), los contratos y las cantidades de dinero. Esta página es un trabajo en progreso. Empecé a incluir los datos el 17 de marzo y aún hay más que añadir, por tanto no es una imagen completa del Programa Cuba financiado por Estados Unidos.

Esta página se basa en la información que se encuentra en USAspending.gov, un sitio web del gobierno de los EEUU que está siendo perfeccionado y tiene algunos defectos, según la Sunlight Foundation. Algunas de las siguientes descripciones no son completas - las palabras se cortan, por ejemplo. Así es como aparecen en la base de datos.

De todas formas, esta página te da una idea para seguirle la pista al dinero destinado por el gobierno de EEUU para construir la “democracia” en Cuba.

2007

Total destinado para el año fiscal 2007: 13,3 millones dólares
Cantidad encontrada hasta ahora en la web USAspending.gov: 3.300.000 dólares

Cuba On Line
22 de enero -Contrato firmado por $ 400,000. Descripción: El destinatario producirá y enviará boletines a Cuba

Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba
13 de septiembre - El contrato firmado por $ 200,000. Descripción: soporte técnico para obtener una transición pacífica hacia la Democracia de Programa Cuba

Pan American Development Foundation
25 de septiembre - El contrato firmado por $ 2.3 millones. Descripción: Acuerdo de Cooperación con FUPAD para el Apoyo a la Sociedad Civil del Programa Cuba

Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba
21 de noviembre - El contrato firmado por $ 400,000. Descripción: Premio de financiación adicionales por un monto de $ 400 000.00

2008

Total destinado para el año fiscal 2008: 45,33 millones dólares.
Cantidad que se encuentran en USAspending.gov: 11.215.973 dólares.

National Democratic Institute for International Affairs
04 de febrero - Firmado un contrato por 745.000 dólares. Descripción: Promoción de Apoyo Internacional para la Democracia y la Sociedad Civil en Cuba, un programa de dos años para “ampliar y movilizar el apoyo internacional” para la “disidencia”.

Loyola University, de Chicago
Marzo 14 - El contrato firmado por $ 500.000. Descripción: la Universidad Loyola de Chicago promoverá el desarrollo de Cuba a través de un programa integral para mejorar el rendimiento de la sociedad civil…

International Republican Institute
27 de agosto - El contrato firmado por $ 2 millones. Descripción: La aceleración de la transición a la democracia en Cuba.

Development Research Center
27 de agosto - Recibe $ 500.000. Descripción: Para el programa denominado Apoyo a la Sociedad Civil para la Democracia en Cuba

Freedom House
23 de septiembre - El contrato firmado por $ 477.013. Descripción:. Se modifica contrato anterior para estimular la iniciativa Freedom House’s New Media Initiatives for Cuba (NewMIC): (a) aumentar el costo total estimado del contrato de $

Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba
28 de septiembre - El contrato firmado por $ 100.000. Descripción: Añadir un  monto de $ 100 000.00 para su Hurricane Activity Funding

Creative Associates Internacional
29 de septiembre - Firmado contrato de 6,5 millones dólares con la Oficina de Iniciativas para la Transición de la USAID (OTI).

Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba
30 de septiembre - Otorgado $ 393.960. Descripción: Acción de incremento de la financiación

2009

Total destinado para el año fiscal 2009: $ 15,620,000.
Cantidad que se encuentra en USAspending.gov hasta el momento: 7.824.647 dólares

Instituto para Comunidades Sostenibles
10 de junio - El contrato firmado por $ 800.000. Descripción: “Para prestar apoyo a un programa de dieciocho meses, titulado Compromiso con la Comunidad, del Programa Cuba “.

ECHOCuba
24 de junio - El contrato firmado por $ 500.000. Descripción: $ 1,033,582.00 para proporcionar apoyo a un programa de tres años titulado “Empoderamiento de la Sociedad Civil para el Fortalecimiento de la Independencia Económica”.

Pan American Development Foundation
21 de julio - El contrato firmado por $ 2 millones. Descripción: El propósito de este acuerdo de cooperación es proporcionar apoyo a un programa de dos años titulado “Apoyo para la Ampliación de la Sociedad Civil en Cuba”.

Loyola University of Chicago
Ago. 10 - El contrato firmado por $ 1.5 millones. Descripción: A dos años del Acuerdo de Cooperación un incremento de $ 1,500,000 para apoyar el programa titulado “Yes We Can!”

Pan American Development Foundation
Ago. 11 - El contrato firmado por $ 1 millón. Descripción: El propósito de esta modificación consiste en proporcionar financiación adicional por un monto de 1.000.000 dólares para apoyar las actividades del programa.

Creative Associates Internacional
25 de septiembre - Recibió $ 670.671, aumentando su contrato de 2009, que asciende a 7.170.671 dólares. El documento señala que fue añadida una cláusula de Responsabilidad de viaje a Cuba al contrato. Esto, evidentemente, se presentó después que las autoridades cubanas detuvieron Alan Gross en Cuba en diciembre de 2009.. El valor total del contrato es de 15.535.979 dólares.

International Republican Institute
28 de septiembre 2009 - Recibió $ 500.000. Descripción: Acción de incremento de la financiación por un valor de 500.000 dólares.

DAI / Nathan Group
29 de septiembre - El contrato firmado por $ 853.976. Descripción del contrato: “Proveer fondos adicionales por un monto de 853.976 dólares.”

2010

Total destinado para el año fiscal 2010: $ 20 millones.
Cantidad que se encuentran en USAspending.gov hasta la fecha: $ 7,251,663.

Evangelical Christian Humanitarian Outreach – ECHOCuba
01 de septiembre - El contrato firmado por $ 320,000. Descripción: Cantidad obligada.

Creative Associates Internacional
03 de septiembre - El contrato firmado por $ 2 millones. La fecha de extinción del contrato es el 30 de septiembre 2011.

Center for a Free Cuba
19 de septiembre - Firmado contrato de 1.631.663 dólares. Descripción: Añadir financiación adicional al acuerdo de cooperación.

Freedom House
20 de septiembre - Recibe $ 300.000. Descripción: Continuidad (la financiación en los sucesivos períodos presupuestarios que se deriven de un acuerdo previo para financiar acciones en curso).

Freedom House
28 de septiembre - El contrato firmado por $ 1 millón. Descripción: Este acuerdo de cooperación apoya el proyecto Freedom House’s New Media Initiatives for Cuba (“NewMIC”)

Loyola University of Chicago
24 de septiembre - Firmado contrato de 2.000.000 dólares. Descripción: Programa Cuba de la Sociedad Civil - CNECT

 

 

volver


 

Alberto Granado, amigo del Che: “No aguantábamos ni a los mentirosos ni a los cobardes”


7 Marzo 2011

Esta larga entrevista con Alberto Granado nunca se publicó en un libro, como él quería. Tampoco fue posible el encuentro en Venezuela para rememorar el paso del Che y del petiso Granado por ese país, donde ambos se separaron en 1952 para reencontrarse en el primer año de la Revolución cubana. Aquí está ese diálogo y las fotos que antes de morir en La Habana le hiciera Roberto Chile.

Afuera, periodistas y pobladores pujaban por acercarse. Nunca se había visto tanta gente en las calles de Alta Gracia hasta ese 22 de julio de 2006, en que Fidel Castro y Hugo Chávez entraron al caserón de Villa Nydia, un chalet inglés con techos de chapas verdes y tejas ocres, acompañados exclusivamente por las cámaras de la televisión venezolana, unas pocas personas de las comitivas oficiales, la directora de la casa convertida en Museo y cuatro amigos de la infancia del Che: Carlos (Calica) Ferrer, Enrique Martín, Ariel Bidosa y Alfredo Moreschi. Alertado de la visita, Calica, que a principios de los 50 siguió al joven Ernesto Guevara en su segundo viaje por América Latina, había llegado desde Buenos Aires para encontrarse con sus compañeros, que viven a unas cuadras de aquella antigua casona de la calle Avellaneda, marcada con el número 501, en el barrio Villa Carlos Pellegrini.

Fidel y Chávez habían llegado un par de días antes a la Argentina para asistir a la Cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), y habían extendido su programa en el país solo para realizar esa visita, juntos, a la provincia de Córdoba. En Villa Nydia el Che vivió desde los 4 a los 15 años, cuando sus padres buscaron un lugar cerca de la sierra, con clima más propicio para un niño que padecía violentas crisis de asma desde que tenía dos años. Desde allí Ernesto salió a explorar la cordillera, estudió la primaria y la secundaria, y tuvo su primer trabajo y su primer amor.

Calica Ferrer contó luego a los periodistas que en el interior de aquella casa los Presidentes hablaron del niño devenido en héroe y mito para millones de personas en el planeta, y que bromearon entre ellos y conversaron durante casi una hora de miles de detalles que se le escapaban de la memoria. Pero hubo un recuerdo de aquella hora en Alta Gracia que Calica fijó especialmente: Fidel le trajo un “chisme” y Chávez, una invitación. “El Comandante me dijo que el Petiso (Alberto Granado) anda recontra enojado porque el médico le ha prohibido el ron.” Y Chávez: “Quiere que nos reencontremos con Alberto, pronto, en Venezuela.”

Poco después, con esa noticia y sin preguntas previas, toqué a la puerta de la casa habanera de Alberto Granado, amigo de Calica y del Che, el Petiso de los diarios y las cartas de Ernesto, el hombre que lo acompañó en su primer viaje a Sudamérica que inspiró la película Diarios de motocicleta. Se ríe con el comentario de Calica: “Sigue siendo el mismo… Es verdad, me prohibieron el alcohol por un problema hepático y es un sacrificio… Y también es verdad que estamos esperando con mucha emoción ese encuentro en Venezuela, a donde llegué con Ernesto hace tanto ya…”

Le hablo de una carta que el Che le escribió a su madre, el 22 de agosto de 1953, en el que compara sus dos visitas a Perú y a ambos amigos: “Me di el gran gustazo por segunda vez y ahora a lo semibacán, pero el efecto es diferente. Alberto se tiraba en pasto a casarse con princesas incas, a recuperar imperios. Calica putea contra la mugre y cada vez que pisa uno de los innumerables zoretes, que jalonan las calles, en vez de mirar al cielo y alguna catedral recortada en el espacio, se mira los zapatos sucios. No huele esa impalpable materia evocativa que forma Cuzco, sino el olor a guiso y a bosta. Cuestión de temperamento.”

De ese hilo que va de una visita a Alta Gracia y de ahí al comentario leído al pasar y a los toques en una puerta, de ese ovillo que hace correr caprichosamente el azar y evocar a los amigos, nació esta entrevista. Conversando con Alberto, que ha cumplido 84 espléndidos y lúcidos años (murió a los 88), me doy cuenta de que hay muchos detalles todavía por revelar de los 12 días que el Che y él pasaron juntos en Venezuela. ¿Por qué no hace un ejercicio de memoria, antes de irse a Caracas con el Presidente Chávez y con Calica?, le pregunto con la grabadora en ristre.


“Pues, sí. ¿Por dónde empezamos…?”

LOS DOCE DÍAS DE ERNESTO EN VENEZUELA

-Alberto, hágase la idea de que encuentro que el Presidente Chávez quería en Córdoba se está produciendo ahora mismo…

-Es difícil. Quisiera que él estuviera aquí, de verdad… Yo quisiera hablarle de la estadía de Ernesto y mía en Venezuela, que está enmarcada por dos fechas. Una, muy famosa, el 14 de julio de 1952, en que se conmemoraba la toma de La Bastilla.2 Ese día nosotros cruzamos de Colombia a Venezuela. La otra fecha, no es menos conocida: el 26 de julio de 1952,3 día en que nos separamos y murió Eva Perón.4 Al año siguiente se produce el ataque al Cuartel Moncada. Que esas dos fechas sean el marco temporal de nuestra estancia en Venezuela es obra de la casualidad, o quizás no, porque hay cierta dosis novelesca en todo nuestro peregrinaje.

-¿Qué usted recuerda de ese 14 de julio? Por supuesto, sin la motocicleta.5

-Había quedado en el camino, en el sur de Chile, en un pueblecito que se llama Los Ángeles. Ahí la tuvimos que dejar por inútil. Después la llevamos a Santiago de Chile, a la casa de unos argentinos que la mantuvieron hasta que mis hermanos fueron a buscarla. La pérdida de la motocicleta no fue porque nosotros la abandonáramos, como se dice, sino porque la tuvimos que dejar. O dejábamos de viajar o dejábamos la moto, a pesar de que ella era mi segunda novia. Me había ayudado mucho, pero la tuve que dejar.


-¿Cómo llegaron hasta la frontera venezolana?

-Fuimos en ómnibus desde Bogotá hasta la frontera. Atravesamos el Puente Internacional que une Cúcuta con la ciudad de San Cristóbal, en Venezuela. Salimos como a las siete de la mañana de Cúcuta, rumbo a la frontera venezolana. Nosotros llevábamos un revólver, y de esas cosas tan extrañas de la vida nunca nos lo detectaron. Yo le decía a Ernesto que era porque lo traía envuelto en un calzoncillo viejo, con un olor que espantaba a la gente. En cambio, teníamos un cuchillito, un recuerdo del hermano de Ernesto, de Roberto, una especie de cuchillo gauchesco, un facón,6 pero en miniatura, parecía un cortapapeles. Como era tan bonito atraía la atención y nos lo querían quitar, y siempre había una discusión por eso.

-En una crónica que García Márquez escribió en 1999 después de una larga conversación con Hugo Chávez, comentó una anécdota ocurrida en uno de los puentes internacionales entre Colombia y Venezuela, que revela el carácter del Presidente venezolano. En la década del 80 Chávez fue detenido en la frontera por un capitán colombiano, que quería enviarlo a Bogotá argumentando que debía ser un espía. Chávez descubrió que el colombiano tenía una foto de Bolívar en la pared de la oficina, y le dijo: “Mire mi capitán lo que es la vida: hace apenas un siglo éramos un mismo ejército, y ése que nos está mirando desde el cuadro era el jefe de nosotros dos. ¿Cómo puedo ser un espía?” El hombre, conmovido, liberó al venezolano con un abrazo en el Puente Internacional del Arauca. Cuando ustedes pasaron la frontera, ¿los detuvieron?

-Nada. Nosotros teníamos visa de turista por un mes. Hubo algo muy significativo, y lo escribí, además, en mi diario. En San Cristóbal, al otro lado de la frontera, debíamos esperar el ómnibus que nos llevaría hasta Caracas. Nos atendió un tipo bastante pesado. Finalmente, cruzamos con un suspiro de alivio el puente que pasa por encima del río Táchira y que une a ambos países. Al poco rato, estábamos otra vez frente a las garras de la Aduana venezolana. Pero afortunadamente ese 14 de julio entramos a Venezuela por un camino bastante lindo, bordeando el cordón montañoso hacia San Cristóbal, que es una pequeña ciudad parecida a Cúcuta, pero menos cosmopolita, como escribí en mi diario. Lo que más me llamó la atención fue el río Torbes, que tiene aguas de un intenso color rojo, que resalta más por el verde de sus riberas.

Para hacer tiempo, nos pusimos a recorrer el pueblo. Yo encontré una biblioteca. Pedí un libro, La Vorágine7 una novela que habla de la conquista del Orinoco. Eso me llenó de entusiasmo. En Bogotá y en Colombia, en general, nos habían tratado muy mal, pero sentí que haber encontrado una biblioteca con un libro que a mí me gustaba, en Venezuela, era una buena señal.


-¿Pudo avanzar mucho en la lectura?

-Leí unas pocas páginas. Me lo prestaron para que lo leyera afuera, porque había mucho calor.

-Pero no se lo llevó.

-No, no, no, se lo devolví.

-¿Qué hacía Ernesto mientras?

-Salió a recorrer el pueblo, para ver si conseguía un camión que nos sacara de ahí. Como estaban muy difíciles las cosas, lo que resolvió fue que tendríamos que pagar el pasaje hasta Caracas, cosa que no nos gustó. Lo hicimos, pero nunca imaginamos que esa carretera estaría a 4 000 metros de altura en una región que le llaman El Páramo. Como a las 11 de la noche del 16 de julio salimos de San Cristóbal, en un camión donde viajábamos, incomodísimas, once personas. Pasamos un frío terrible y hambre. Una compañera de asiento nos invitó con un pedazo de queso de mano, tipo Telita. Fíjate, que en Venezuela, contra nuestra manera habitual de viajar, pagamos para irnos en el ómnibus. Queríamos llegar más rápido, porque ya teníamos algunos proyectos.

Al principio lo nuestro era andar, andar y andar. Pero yo tenía el compromiso con la mamá del Che, Celia, de mandarle al hijo de vuelta para que se graduara de médico, porque estaba al terminar. Habíamos planificado que si en Caracas yo conseguía algún trabajo, él iba a volver a la Argentina para graduarse de médico. La idea era que si estaba en Caracas un vendedor de caballos, amigo de un tío de Ernesto, él se regresaría con este hombre y sus caballos a Buenos Aires. De no ser así, entonces iríamos juntos a México.


1. CHÁVEZ: Hugo Rafael Chávez Frías (1954). Actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Militar de profesión. Comandó en 1992 un levantamiento militar contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, por lo cual sufrió prisión. Llegó al Gobierno a través de elecciones en 1998. En 1999 promovió un referéndum para aprobar una nueva Constitución. Vuelve a ganar la presidencia de Venezuela en el año 2000 (Salvo indicación de lo contrario todas las notas son de la Editora).

2. LA BASTILLA: Fortaleza construida entre 1370 y 1383, en París, Francia, durante el reinado de Carlos V. Fue utilizada después por el cardenal Richeliu como prisión del Estado. El 14 de julio de 1789 es asaltada por el pueblo; por lo que se considera la toma de la Bastilla como un símbolo del comienzo de la Revolución contra la monarquía francesa.

3. 26 DE JULIO: Ese día, en el año 1952, muere Eva Perón. En el año 1953, es asaltado el Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, símbolo de la tiranía batistiana, por un grupo de revolucionarios encabezados por el joven abogado Fidel Castro Ruz.

4. EVA PERÓN: María Eva Duarte de Perón (1919-1952). Actriz y figura política argentina. Esposa del presidente Juan Domingo Perón. Supo ganarse la simpatía de su pueblo, que la bautizó como Evita. Su vida ha inspirado obras de ficción.

5. MOTOCICLETA: Se refiere a una vieja moto Norton de 500 centímetros cúbicos (cc) fabricada en 1932 Alberto la nombró la Poderosa II. En ella, él y Ernesto Guevara recorrieron 1 200 Km. desde Argentina hasta Venezuela, pasando por varios países sudamericanos.

6. FACÓN: Cuchillo argentino de larga hoja con un solo filo; en algunos casos, tiene un pequeño contrafilo. Puede ser utilizado técnicamente como arma de combate, aunque los gauchos lo empleaban también en labores de trabajo.

7. La Vorágine: Novela del colombiano Eustasio Rivera, cuya trama se desarrolla durante el tercio final del siglo XIX. Su argumento presenta la vida de los caucheros, la explotación de indios y mestizos, y la lucha por la supervivencia del hombre en la selva. Es considerada como el prototipo de la llamada novela de la tierra o de la selva.


CARACAS

-¿Cuándo llegaron a Caracas?

-Llegamos el 17.

-¿Cuántos horas estuvieron en el ómnibus?

-Casi veinticuatro horas, porque, además, se ponchó como catorce veces. Hay algo muy gracioso que ahora recuerdo: muchos años después de esta historia, fui a impartir unas conferencias sobre genética molecular en Venezuela y me encuentro en un periódico que una persona decía que, cuando él era joven, le había lustrado los zapatos al Che Guevara, en Barquisimeto. Es verdad que ahí estuvimos, pero brevemente y sin dinero. Recuerdo que vimos cómo algunos tomaban cerveza, mientras nosotros calmábamos la sed solo con agua. Llegamos como a las diez de la mañana del 17 de julio. Nosotros no teníamos dinero, y el Che, que yo sepa, jamás le pidió a nadie que le lustrara sus zapatos. Todavía hay gente que se acuerda de nosotros, ¡parece mentira!

De ahí salimos rumbo a Valencia, y hubo más reventones de las gomas. Mientras esperábamos por el arreglo del camión, decidimos tomarnos unos mates y nos acercamos a una casita pegada a la carretera. Nos llamó la atención encontrar a una familia de negros, porque en la zona andina apenas se ven. Recordamos a Rómulo Gallegos, que había escrito una novela, Pobre negro, y a algunos de los lugartenientes de Bolívar, también de raza negra.

-¿Qué pinta llevaban en ese viaje?

-Nuestra pinta era terrible. Imagínate, después de ocho meses por carretera y por todas partes, con casi nada de ropa. Llegamos a una casa recomendada, de un amigo nuestro, que nos llevaría a ver a una trabajadora social argentina muy brillante y que estaba haciendo muy buen trabajo en Venezuela.

-¿Recuerda cómo se llamaba?

-Sí, cómo no, Margarita Calvento, la tía de un amigo de Ernesto. Ella nos atendió cuando llegamos a Caracas. El Che venía con un ataque de asma terrible. Entonces tuvimos que parar en un lugar que se llama Caño Amarillo, donde las pensiones estaban llenas de piojos y no tenían ni baños, ni nada. Nos bajamos ahí para hervir la jeringuilla y ponerle una adrenalina a Ernesto, porque estaba muy atacado. Lo inyecté. Él se quedó ahí solo después, y comentó en su diario que me extrañaba. Yo planché mi traje y fui a la Embajada de Argentina.

Luego de largas caminatas, pude contactar con algunos funcionarios de la embajada. Escribí en mi Diario que “eran verdaderos témpanos de hielo, disfrazados de hombres y con temor patológico a que les fueran a pedir dinero para comer”. Recogí las cartas que tenía allí a mi nombre, porque las de Ernesto no me la quisieron dar. “Tras escuchar tres o cuatro veces la retahíla de lo difícil que es la vida en Venezuela, y la conveniencia de que dejemos el país lo más rápido posible, antes de que se nos agote el poco dinero que por mi aspecto se imaginaba que debemos tener, me fui casi sin despedirme, pues iba a terminar por mandarlos a la mierda”, escribí en mi Diario.

Cuando volví a la pensión, Ernesto estaba algo repuesto y fuimos a Margarita, que resultó ser un amor de persona. Nos hizo un opíparo almuerzo-cena y cuando íbamos a regresar a Caño Amarillo, ella nos dijo: “No, cómo van a ir a ese lugar, los pueden apuñalear.” Y decide ayudarnos: “Les voy a dar una recomendación para una amiga mía que trabaja en la pensión de la Juventud Católica de Venezuela”. Nos dio el teléfono y la dirección de la pensión, que quedaba en la urbanización El Silencio, por la calle Urdaneta. Cuando la dueña de la pensión nos vio con la pinta que teníamos, inmediatamente llamó por teléfono a Margarita y le preguntó: “Margarita, ¿y estos señores que están aquí, que dicen ser el bachiller Guevara y el doctor Granado, usted los mandó, verdad?” “Sí, sí”, -dice Margarita. “No se fije en el aspecto que tienen. Es que vienen de un viaje muy accidentado”. Claro -le dio su vaselina-, porque la mujer no podía creer que yo fuera doctor y que Guevara fuera bachiller.


-¿Y cómo iban vestidos?

-Yo tenía todavía las mismas camperas (1) con que salí de Argentina en enero de 1952, y, además, un traje blanco, y un saco que me había regalado el doctor Hugo Pesce, el reconocido especialista en lepra que habíamos conocido en Lima. Yo creía que aquel trajecito me quedaba muy bien, pero parece que no era así, por la cara que puso la mujer. Inmediatamente nos dio una habitación, estuvimos ahí conversando, y por esas cosas de la vida, como que a mí me pasan mucho, porque el que se mueve mucho, le pasan mucho esas cosas, me encuentro con un muchacho que era estudiante de abogacía, que pertenecía al COPEI, (2) derechista completo, pero muy culto. Empezamos a conversar. Ese muchacho sería, mucho después, embajador de Venezuela aquí en Cuba.

-Gonzalo García Bustillo. Siendo embajador de Caldera,3 recibió a Chávez en su casa en La Habana, cuando vino por primera a vez a Cuba, en 1994.

-Él nos hizo un obsequio tremendo: nos pagó la entrada al fútbol, porque en esos días había una competencia entre el Real Madrid de España y los Millonarios, que era un equipo formado, casi todo, por jugadores argentinos. La entrada más barata costaba cinco bolívares, y nosotros no teníamos para eso. Él nos regaló las entradas. Así que para nosotros fue un gran regalo.

-¿Y de qué discutieron con García Bustillo?

-Lo primero que hicimos fue decirle que éramos ateos. Imagínate, en aquella pensión para niños católicos. Después empezamos a hablar sobre la política de Perón. (4)

Él tenía unas concepciones muy favorables a Perón y nosotros, no. Ernesto era más parco que yo en este aspecto, pero yo era antiperonista convencido, más bien por cuestiones de la política exterior. Reconocía muchas cosas que había hecho Perón con respecto a los peones, a la mujer y al niño. La fuerza de la derecha en el peronismo, en ese tiempo, la tenían los tacuaras,5 puros nazis, que aspiraban a que Perón diera un giro y se fuera del poder, y que Alemania ganara la guerra. Entonces, por ahí entró la discusión.

-¿García Bustillo también vivía en la pensión?

-Sí, porque era estudiante en aquel tiempo…Yo creo que era más o menos de la edad de nosotros. Él estaba en segundo año de la carrera de abogado. Por supuesto, también hablamos mucho de fútbol. La conversación derivó hacia el deporte, porque creo que en temas políticos el tono se estaba subiendo un poco. Era buen discutidor y yo también. Ernesto trataba de equilibrar la discusión, y explicó que había hecho un viaje en barco desde Buenos Aires hasta las Antillas, conocía un poco cómo vivía la clase obrera antillana y, entonces, en eso apoya un poco a Perón, ¿no? Tú sabes que Ernesto era implacable con los mentirosos. Lo que él no le toleraba ni a Evita ni a Perón era que todo lo envolvían con una aureola mentirosa.

1. CAMPERAS: Botas de media caña.

2. COPEI: Comité de Organización Política Electoral Independiente. Partido de tendencia socialcristiana fundado en Caracas, en 1946, por Rafael Caldera. Indistintamente se le denomina Partido Social Cristiano, Partido Demócrata Cristiano o Democracia Cristiana.

3. CALDERA: Rafael Antonio Caldera Rodríguez (1916). Abogado, político y sociólogo venezolano. Fundador de COPEI. Presidente de Venezuela en dos ocasiones: (1969-1974) y (1994-1999).

4. PERÓN: Juan Domingo Perón (1895-1974). Militar, político, escritor y estadista argentino. Fundador del Peronismo o Movimiento Nacional Justicialista. Presidente de Argentina en tres ocasiones: (1946-1952), (1952-1958) y (1973-1974).

5. TACUARAS: Movimiento Nacionalista Tacuara. Movimiento católico nacionalista de ultraderecha argentino, afín al nazismo, que tuvo un ideario de corte antisemita, anticomunista y antidemocrático.

Gallegos, Rómulo. Pobre negro, Madrid : Aguilar, 1971. Pobre negro fue escrita en 1937 y abarca el extenso período histórico entre la abolición de la esclavitud y el fin de la Guerra Federal, en Venezuela. En las haciendas cacaoteras de Barlovento, Gallegos entremezcla y enfrenta al negro y el blanco, en su centenaria relación de dominación y atracción, que caló en el mestizaje y el tambor de la costa. A pesar de describir como ninguno los escenarios, costumbres, razas y etnias venezolanas, en el fondo, deja traslucir cierta parcialidad hacia la preeminencia de la aristocracia blanca y mantuana. Visión también presente en otras de las novelas de Gallegos, como Doña Bárbara.


JACINTO CONVIT

-Otro de los recuerdos, también, muy lindo que tengo de aquel período, fue el encuentro que tuve con el doctor Jacinto Convit, que era el jefe de la lucha antileprosa en Venezuela. Fue el 19 de julio. Yo llevaba dos cartas de recomendación de un leprólogo argentino, el doctor Hugo Pesce: una para un profesor de la universidad y otra, para Convit.

Cuando fuimos a la universidad, la vimos toda rodeada de policías. En esa etapa gobernaba con mano dura Marcos Pérez Jiménez.1 En ese período en que nosotros hicimos el viaje, desde Carlos Ibáñez,2 en Chile, hasta Pérez Jiménez, en Venezuela, todos eran generales impuestos por la CIA.3 Así que cuando llegamos ahí y vimos cómo estaba la universidad, llena de policías, no nos dio ganas de entrar. Después me enteré que el profesor al que íbamos a ver había tenido que renunciar y se había ido a Canadá, por ser “democrático”, así, democrático entre comillas, pero obviamente más decente que Pérez Jiménez.

Fuimos entonces a visitar a Jacinto Convit, que nos recibió bastante bien. Yo andaba con un aspecto que parecía cualquier cosa, menos un investigador, un bioquímico. Afortunadamente, era un tipo muy inteligente y se dio cuenta de que yo algo sabía y que estaba un poco por encima del nivel de los que había en el leprosorio, del cual él dirigía una parte. Empezó a hacerme unas preguntas, así como de paso, como en una consulta ¿no?, y las contesté todas. Yo aspiraba, nada menos, que a hacer una vacuna contra la lepra. Le conté que iba a trabajar en un leprosorio en Argentina y que había estado, durante el viaje, en el Hospital San Pablo (Perú). Eso le gustó. También se admiró cuando le hablamos de que Ernesto había atravesado un río peligrosísimo, a nado. Él era un señor muy tranquilo, muy sedado, para él era una cosa muy extraordinaria.


-¿Y qué hizo Ernesto durante ese encuentro?

-Sí, pero él estaba un poco alejado…


-¿De la conversación?

-Sí. Bueno, me ofrecieron 500 bolívares, que era una suma bastante grande para nosotros y alojamiento en el Hospital. Puse una cara de que lo iba a pensar… y Ernesto abrió los ojos, como diciendo “acéptalo o te mato.”

-Y lo aceptó, por supuesto.

-En ese momento no. Seguí un plan táctico que me había fijado, y le dije que lo iba a pensar, y puse la mejor cara que pude, a pesar de las señas desesperadas de Ernesto. Por supuesto, poco después acepté. El doctor Convit me dijo que fuera al hospital. Nos entrevistamos en Caracas, pero el hospital quedaba en Cabo Blanco, La Guaira, cerca del aeropuerto de Maiquetía. Ahora creo que es un centro geriátrico… Bueno, pues dos o tres días después volví a ver, acepté el trabajo y el 21 de julio nos fuimos al leprosorio por una carretera que tenía 365 curvas. Recuerdo que el conductor de la camioneta del leprosario, que nos llevó a Cabo Blanco, nos contó que esa carretera la habían construido presos políticos en tiempos del dictador Juan Vicente Gómez, y que había hecho siguiendo las huellas de una mula. La cantidad de curvas le daban credibilidad a ese historia.


-Ernesto lo acompañó.

-Sí. El hospital era una verdadera casa de brujas. Feo, sin pintar, desvencijado, pero estaba pegado a una playa de arenas blanquísimas, precios, donde nos bañamos después de entrevistarnos con el doctor Convit y con la doctora Norma Blumenfeld, que era la jefa del laboratorio.

-¿Y cómo se prepara el viaje de regreso de Ernesto a Buenos Aires?

-Eso fue antes. El 18 de julio vimos al amigo del tío del Che -por cierto, ¿usted sabe que el Che tenía veintidós tíos?-. Ese señor compraba caballos de carrera en Argentina y los vendía en Estados Unidos, donde compraba otros para venderlos en Maracaibo. Viajaba en un avión que hacía el recorrido Buenos Aires-Caracas, Caracas-Miami, Miami-Maracaibo-Buenos Aires. Esta era la opción más barata para el viaje del Che, y fuimos a ver al comerciante. Le pedimos que ayudara a Ernesto a regresar a la Argentina. Como ya te conté, me había comprometido con Celia, la mamá de Ernesto, a regresarlo a nuestro país para que terminara la carrera de Medicina. Pero el señor nos dijo que hacía falta una visa de transito en Estados, pues el avión hacía escala en Miami, antes de volver para la Argentina.

Dio la casualidad que Margarita Calvento, nuestra hada madrina, era muy amiga de un periodista de la UPI,4 de apellido Leguizamón, un tipo derechista a muerte, que como es lógico tenía buenas relaciones con la embajada norteamericana. Al hombre, sin embargo, le pareció linda la aventura que habíamos vivido, y el 20 de julio llevó a Ernesto a la embajada yanqui, y le consiguió la visa. Ese mismo día Margarita nos invitó, junto a otra persona de su familia y a dos trabajadoras sociales argentinas que ella conocía, a despedir a Ernesto y a agradecerle al periodista la ayuda. Cuando empezamos a hablar mal de los yanquis, dice el tipo: “Es una lástima que en 1806 los criollos venezolanos derrotaron a los ingleses. Si no hubiera sido así estaríamos como Estados Unidos”, y yo le respondí: “O como los indios, que tienen un 90 por ciento de desnutrición y analfabetismo y hace 500 años son colonia inglesa”. Ernesto saltó entonces: “Pues yo prefiero ser indio analfabeto que norteamericano millonario.” Y empezamos a discutir. Me acuerdo que en un momento dijo: “Yo soy un Roca” el apellido de un presidente de la República,5 ¿no?, y entonces yo le contesto: “Ah, ¿el asesino de indios?” Roca había acabado con los indios del sur. Bueno, por poco le manda a quitar la visa a Ernesto, cosa que no ocurrió, claro.


1. MARCOS PÉREZ JIMÉNEZ: Marcos Pérez Jiménez (1914-2001) Militar y político venezolano. Presidente de Venezuela entre 1952 y 1958. Proclamado Presidente para el periodo entre 1958 y 1963, es derrocado por un movimiento cívico militar que lo obliga a huir del país en enero de 1958.

2. CARLOS IBÁÑEZ DEL CAMPO: Carlos Ibáñez del Campo (1877-1960) Militar y político chileno. Presidente de Chile en dos ocasiones: (1927-1931) y (1952-1958). En su primer mandato ejerció una férrea dictadura. En su segundo mandato derogó la ley de Defensa de la Democracia que proscribía al partido Comunista.

3. CIA: Central Intelligence Agency (Central de Inteligencia Americana). Es la agencia de inteligencia más conocida en el mundo. Creada en Estados Unidos en 1947, ha llevado a cabo, durante décadas, planes y acciones sistemáticos para derrocar los movimientos de izquierda en América latina; sobre todo, la Revolución cubana.

4. UPI: United Press Internacional. Agencia de noticias norteamericana creada en 1907. Fue la primera en brindar servicios de cobertura noticiosa a periódicos y radioemisoras de todo el mundo. Introdujo el servicio noticioso con fotografías y el de cables.

5. ROCA: Alejo Julio Argentino Roca (1843-1914). Militar y político argentino. Presidente en dos ocasiones: (1880-1886) y (1898-1904). Llevó a cabo la Campaña del desierto, proceso de purificación étnica con el que venció la resistencia de los pueblos originarios mapuches y causó un número considerable de víctimas.

ALBERTO SE QUEDA

-El 26 de julio de 1952 salió el Che para Miami. Allí se rompió el avión y tuvo que quedarse casi un mes en reparación, que se lo pasó Ernesto trabajando; limpiándole los pisos a una aeromoza de la que se hizo amigo en Miami; tomando café con leche gratis.

-¿Y mientras tanto usted qué hacía?

-Yo esperando noticias de él.

-¿En Caracas?

-Al día siguiente de la partida de Ernesto llamé por teléfono al hospital y me preguntaron: “¿Usted cuándo quiere regresar?” “Yo, mañana”, dije. En Caracas no tenía ni un centavo, no tenía dónde vivir. Me dieron un apartamentito ahí con los médicos que habían sido traídos al leprosorio, a donde no quería ir nadie.

-En La Guaira.

-Sí, en La Guaira. Todo en La Guaira. Me hice cargo del laboratorio clínico, porque yo había trabajado en un instituto muy famoso en Argentina, que había creado un laboratorio en San Francisco. Desde el punto de vista de los medicamentos, el leprosario venezolano era bueno, pero el aspecto estaba muy deteriorado, como te dije. Enseguida me metí a hacer trabajos de investigación que en ese tiempo estaban un poco de moda, pero que no se practicaban allí. Bueno, al año me gané una beca para estudiar en Italia.

-Seguía sin noticias de Ernesto.

-Hasta un día en que por fin llega el sobrino de Margarita Calvento, el amigo de Ernesto, que no tenía trabajo en Argentina, y me dice que el Che estaba en Miami con el avión roto. Durante un mes no me había escrito nada.

-¿Y después, qué le explicó?

-Que había pasado serias dificultades, porque el avión estaba roto. Que iba a la biblioteca y estudiaba mucho, que se alimentaba diariamente con café con leche, en un café-restaurante de una persona que de cuando en cuando le daba un poco más de comida. Supe después que a ese restaurante llegó un puertorriqueño, que empezó a decir horrores del Presidente Truman, y que lo oyó un agente del FBI. El Che tuvo que ponerse a buen recaudo. Él me mandó a decir que lo esperara, para otro viaje. Pero, claro, como todo el mundo sabe, en lugar de venir a Caracas, a La Guaira, a encontrarse conmigo, se fue después a Guatemala. Así que ese fue el período de estancia en Caracas.

-¿Y usted se sentía responsable por Ernesto?

-Al principio sí, después no, porque Ernesto maduró extraordinariamente y luego él era casi mi tutor. ¿Tú viste la película, Diarios de motocicleta? (1)

-Claro.

-En la película se nota esto un poco. Fue algo que quise resaltar mucho. En el viaje maduró con mucha más velocidad que yo. Al principio, hasta cuando nos encontramos con los mineros chilenos de Chuquicamata, era yo el que dirigía la batuta. De ahí en adelante es Ernesto el que va decidiéndolo todo… Cuando lo monté en el avión, que supuestamente lo habría llevado a Buenos Aires, ya sabía que era un hombre muy especial… Siempre lo había admirado mucho, y, además, tengo el orgullo de que siempre lo defendí, desde que tenía quince años y hablaba como un viejo de veinticinco. Me di cuenta de que era un muchacho muy diferente. No un Supermán ni un dios de la naturaleza, pero era muy inteligente y muy tesonero, con una capacidad para meterse en las cosas más temerarias, desde muchachito. Y después, cuando fue ministro2 aquí, también lo demostró.

Fíjate, mi gran preocupación era que se graduara. Con su extraño método de estudio y con su rara capacidad e inteligencia, pudo aprobar entre 11 ó 12 asignaturas que tenía pendientes, en menos de un año. Che se graduó como médico en marzo de 1953. Cuando esto ocurre, organiza otro viaje a Venezuela para encontrarse conmigo y discutir si seguíamos de recorrido, o se dedicaba a la investigación en el leprosario de Cabo Blanco. No quería pedir dinero a nadie. Con dos o tres compañeros tomó un tren, que va desde Buenos Aires hasta La Paz, unos 6 000 kilómetros de viaje. Un tren lechero que va parando en todas las ciudades, grandes y pequeñas. Atravesó otra vez el Lago Titicaca -ya él había estado conmigo en su primer viaje por Sudamérica-, y siguió por toda la costa, porque quería llegar a Venezuela lo antes posible.


-¿Qué le impidió llegar?

-Al llegar a Guayaquil, se encontró con el abogado argentino Ricardo Rojo, que se había fugado espectacularmente de una comisaría porteña. Él le habla de lo que estaba sucediendo en Guatemala, país en el que el gobierno progresista de Jacobo Arbenz se enfrentaba a las presiones internas y a las amenazas de Estados Unidos. Entonces, Ernesto, decide ir a Guatemala con Rojo y otros argentinos, en lugar de continuar viaje hacia Venezuela, como inicialmente había decidido. Eso fue en octubre de 1953. Me mandó a Caracas, con Calica, una nota que decía: “Petiso, me voy para Guatemala. Después te escribo.”

-El Presidente Chávez lo llamó a usted desde Altagracia. Allá estaba con Calica, el amigo que acompañaría al Che a Venezuela. ¿Qué ocurrió realmente?

-Carlos Ferrer (Calica) era amigo, amigo de Ernesto. Con él comenzó el segundo viaje por Sudamérica, en el tren hacia La Paz, el 7 de julio de 1953. En Guayaquil se separaron. Calica siguió el viaje convenido a Venezuela, y lo atendí en Caracas. Estuvo un tiempo sin trabajo y lo ayudé para que pudiera subsistir. Pasábamos juntos los fines de semana en el leprosorio, y como este estaba pegado al mar, pues ahí íbamos, y también bailábamos y tomábamos un poco, hasta que consiguió trabajo. Yo en realidad tengo muy lindos recuerdos de esos días. Por supuesto, hablábamos de Ernesto, que ya tenía una fuerte personalidad, aunque en aquel tiempo lo mismo quería ser geólogo, que médico, que estratega militar. Tenía demasiada amplitud en su espectro, ¿no?, pero en todo lo que se ponía, se ponía con gran pasión. Eso es lo más importante. Y después, esa incapacidad de mentir a veces le planteaba pruebas difíciles. Como quiera, él no aguantaba ni a los mentirosos ni a los cobardes. (Que, entre paréntesis, para mí, la muerte de él en Bolivia, la precipitó un poco haber dejado que Regis Debray3 saliera del campamento. Después, ¿qué pasa? Que como los vio tan cobardes, les dijo prácticamente: “Sí, sí, váyanse, váyanse”.) Él siempre tenía razón, pero no es fácil que te digan la verdad así tan fríamente y no importaba si tú lo habías ayudado. Eso no era muy cómodo, ¿no?, pero para él era un asunto de principios.

1. DIARIOS DE MOTOCICLETA: Película dirigida por Walter Salles, estrenada en 2004. Tiene carácter biográfico, pues recrea el viaje de Alberto Granado y Ernesto Guevara por Sudamérica. El guión, escrito por José Rivera, se basa en los diarios de ambos amigos. El filme ha obtenido varios premios cinematográficos.

2. MINISTRO: Hace referencia a la responsabilidad que ocupó Ernesto Che Guevara (1928-1967) como ministro de Industria de Cuba desde 1959 hasta 1965, año en que el Che renuncia a sus cargos en la Isla y parte a continuar la lucha en otras tierras del mundo.

3. REGIS DEBRAY: Jules Regis Debray (1940) Intelectual francés, periodista, profesor. Participó en la guerrilla boliviana junto al Che. Era denominado con el seudónimo de Dantón. Tratando de llevar a cabo una misión, que se le encomendara, fue arrestado, torturado y encarcelado.

4. La cita original, tomada de El Diario del Che en Bolivia. (Edición autorizada) Ocean Press, 2005, aparece en las notas del 21 de marzo de 1967: “Me pasé el día en charlas y discusiones con el Chino, precisando algunos puntos, el francés (Regis Debray), el Pelao y Tania. El francés traía noticias ya conocidas sobre Monje, Kolly, Simón Reyes, etc. Viene a quedarse pero yo le pedí que volviera a organizar una red de ayuda en Francia y de paso fuera a Cuba, cosa que coincide con sus deseos de casarse y tener un hijo con su compañera.”


VENEZUELA ADENTRO

-Alberto, ¿qué tiempo estuvo usted en Venezuela finalmente?

-Yo me fui de Venezuela, para vivir en Cuba con mi familia, el 22 de marzo de 1961. Estuve allá casi ocho años.

-¿Y por qué se fue?

-Porque apareció la Revolución cubana, no hay otra explicación. Siempre había soñado con vivir en un país socialista; siempre había soñado con un lugar donde el investigador fuera mejor atendido que el vendedor de vinos, ¿no?, y entonces encontrarme eso era la disyuntiva. Estaba a pocos kilómetros de un país que todo lo que hacía era lo que yo había soñado, que, además, en la dirigencia había un tipo que era de gran confianza: Ernesto. No vivir esa experiencia habría sido una estupidez. Aunque te digo, yo económicamente estaba muy bien en Venezuela.

-¿Trabajó todo el tiempo en La Guaira?

-No, no. Fui profesor de bioquímica y luego director del Departamento de Ciencia Fisiológica de la Universidad Central de Caracas. Además, ahí el hecho de tener la cátedra me ayudó también económicamente para el laboratorio. Yo recorrí en casa rodante toda Venezuela: los Andes, el Orinoco. Tú eres cubana, ¿no?

-Soy cubana, pero sé que me está hablando de muchos kilómetros recorridos…

-Me fui de Venezuela en el año 1961. Poco después de mi llegada ocurrió la ruptura con la OEA (1) y, los que vivíamos aquí, no podíamos ir a América Latina, hasta el año 1973 en que Carlos Andrés Pérez2 restableció las relaciones. Entonces regresé a Venezuela. Vi a los hermanos de Delia (su esposa), que son ingenieros, y recorrimos toda Venezuela, todos los Andes; salimos de Caracas, llegué hasta Mérida y de Mérida hasta San Cristóbal; de San Cristóbal fui al Táchira. Luego, por todo el Orinoco hasta Puerto Ordaz, allí tengo un cuñado; después, para Margarita. Íbamos en dos casas rodantes y un auto.

¿Sabes que Calica también estuvo varios años en Caracas, pero en una actividad completamente distinta a la mía? Nos encontramos varias veces antes de casarme con Delia; después él siguió soltero por su lado y yo casado por el mío. Te cuento esto porque Chávez quiere que haya un intercambio entre nosotros dos.

-¿Usted ha sacado la cuenta de cuántos kilómetros ha recorrido en su vida?

-Uhhhhhhhh… Son unos cuantos.

-¿Y cuántos medios de transporte ha utilizado?

-De todo, de todo, por carretera, por aire, por mar, por río… Desde un avión hasta una balsa. Por el Amazonas fuimos en la Mambo-Tango, la balsa que ayudaron a construir los leproso de San Pablo. Lo único que no hice fue atravesar ese tipo de río a nado. Cosa que hizo Ernesto, quien me tenía guardadito que iba a cruzar el Amazonas a nado… Ese tema ni lo toquemos, porque yo casi me muero. Imagínate, un lugar donde hay cocodrilos, pirañas, lampalagua. La lampalagua es una serpiente que es capaz de tragarse a un venado, ¿no?; ¡Qué te vas a tirar al agua! Hasta el día en que llegó Ernesto y se tiró.

-¿Y eso fue lo más osado que él hizo al lado suyo?

-Y lo de las líneas… Colgarse en las líneas de los ferrocarriles. También.


-¿Cómo?

-Hay unos puentes, que les dicen los puentes negros, por donde pasan los ferrocarriles. Tienen unos travesaños de 25 centímetros. Muy peligrosos. Todo el mundo andaba por ahí cuidándose mucho. Pero él buscaba lo más difícil: se colgaba de una especie de baranda que quedaba más alta, y luego se tiraba a las lagunas de agua desde de una altura cuatro metros.

-¿Y eso era para impresionarlo a usted?

-No, no, a mí no. A las muchachas. Cuando íbamos de camping en Córdoba, se tiraba desde arriba de un árbol, a unas lagunas bajitas, donde si se descuidaba se rompía la cabeza.

-¿Y usted qué hacía?

-Yo estaba con Timoteo, mi papá, que disfrutaba aquellas locuras. Era todo muy irónico. Ernesto se tiraba en una lagunita así, bajita, que estaba junto un río inmenso. Nunca tuvo mucho sentido del peligro. ¿Tú no has oído hablar de que un día levantó al capitán Joel Iglesias, un muchachito, delante de los fusiles de los guardias y no le tiraron?

-Fue en el combate de Fomento, en 1958… Joel, herido, cayó en un lugar cubierto por el fuego enemigo. Iglesias creía que se iba a morir y llamó al Che.


-Eran cosas increíbles.

-Fidel relata en el libro de Ignacio Ramonet (3) la temeridad de Ernesto, y su preocupación en la Sierra Maestra, porque era siempre el primero en todos los combates…

-En cualquier acción el primer voluntario era él. Lo conocí a los catorce años. Ya no era tan niño. De esa etapa recuerdo que también demostraba una profundidad tremenda en los análisis de la literatura que leía. Yo tenía veinte. Catorce y veinte no son lo mismo que cincuenta y cincuenta y seis. Son seis años igual, pero la diferencia es mucho mayor, y me asombraba, por ejemplo, la forma en que él, a esa edad, interpretaba a Federico García Lorca.

-¿Qué leían de Lorca?

-No leíamos juntos, sino que conversábamos de literatura y discutíamos. Recuerdo sus interpretaciones de “verde que te quiero verde…”4 Para mí entonces no pasaba de una frase poética bastante lograda. Él iba más allá. A él le gustaba mucho Neruda,5 y a mí, el argentino Almafuerte,6 que a él no le gustaba. Le gustaba mucho Domingo Faustino Sarmiento7 pero a mí no. Él tenía cosas así muy definitorias, a los catorce años. ¿Te imaginas? En los Apuntes de lecturas (redactados en México entre 1954 y 1956), Ernesto escribió una nota sobre Sarmiento que es extraordinaria: “De su obra histórica habrá que recordar su amor por la educación popular; de su obra política, la entrega de la Argentina a la voracidad imperialista de los ferrocarriles; de su obra literaria, la que hará que su nombre sobreviviera aun cuando todo lo demás quedara olvidado, el Facundo”.


1. OEA: Organización de Estados Americanos. Tiene su sede en Washington, DC, Estados Unidos, y oficinas regionales en los distintos países miembros. Actualmente la Organización está compuesta de 35 países.

2. CARLOS ANDRÉS PÉREZ: (1922) Político venezolano. Presidente de la Venezuela en dos ocasiones: (1974-1979) y (1989-1993). Primer Presidente en Ejercicio, que fue separado de sus funciones públicas en 1993 por la entonces Corte Suprema de Justicia, acusado de malversar fondos públicos. Durante su última gestión presidencial se sucedieron una serie de acontecimientos (1989, 1992) que evidenciaron el agotamiento de un modelo político del cual él mismo era uno de sus máximos representantes.

3. EL LIBRO DE IGNACIO RAMONET: Se refiere a Cien horas con Fidel, entrevista realizada por el intelectual francés, director de Le monde diplomatique al Comandante en Jefe Fidel Castro y editada por la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, de Cuba, en 2006.

4. “VERDE QUE TE QUIERO VERDE…”: Primer verso del “Romance sonámbulo”, incluido en el Romancero gitano, del poeta, dramaturgo y prosista español Federico García Lorca (1898-1936).

5. NERUDA: Ricardo Eliezer Neftalí Reyes Basoalto (1904-1973). Poeta y escritor chileno; uno de los más importantes de la lengua española durante el siglo XX.

6. ALMAFUERTE: Pedro Bonifacio Palacios (1854-1917), poeta argentino que utilizó varios seudónimos, pero el más reconocido fue Almafuerte. Su obra más recordada es el segundo de los “Siete sonetos reparadores”, incluidos en el Cantar de los cantares, titulado “¡Piú Avanti!”

7. DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO: Sarmientos (1811-1888), político y escritor argentino, presidente de la Argentina entre 1868 y 1874. Autor de Facundo o civilización y barbarie, 1845, que trata sobre el caudillo riojano Facundo Quiroga y las diferencias entre los federales y unitarios.


DELIA

-¿Dónde conoció usted a Delia, su esposa?

-La conocí en el leprosorio, trabajamos juntos, ella era enfermera… Nos conocimos, me enamoré rápidamente. Me le declaré a Delia el 10 de diciembre de 1955.

-¿Y por qué ese día?

-Porque estaba en una fiesta y la luna me inspiró.

-Pero ya usted le había guiñado un ojo…

-Ya, ya… La había invitado a ir en mi carro, pero no me aceptaba, porque era muy seriecita.


(DELIA INTERVIENE EN LA CONVERSACIÓN)

-Muy seriecita no, Alberto, porque la cantidad de mujeres que estaban detrás de ti no era fácil.

-¡Ah!, ¿porque era enamoradizo?

(DELIA VUELVE A ACOTAR)

-¿Era? Ahora se va para el círculo de las abuelas,1 donde el único gallito viejo es él. Se afeita, se perfuma y se va a ver a las viejecitas.

-Hay que corresponder a los dictados de la Revolución. Hay que hacer gimnasia, hay que hacer gimnasia…

-¿Qué hacía Delia en el hospital?

-Trabajaba en el laboratorio.


-Entonces se enamoraron y se casaron.

-Nos casamos el 21 de abril de 1956. Nuestro primer hijo, Alberto Granado Duque, nació el 9 de enero de 1957, y otra hija, Delia Adelina, el 21 de marzo de 1959. Los dos en Venezuela. Y la más chiquita, Roxana, en Cuba, el 21 de julio de 1964.

-¿A Venezuela han regresado juntos?

-Sí, sí, hemos estado… Primero, en Mérida. Después, en el sur, en Paraguaná, haciendo algunos trabajos sobre el uso de los marcadores genéticos para la producción de leche en el Trópico. La última vez estuvimos, Delia y yo, en Caracas.

CÍRCULO DE ABUELAS: Se refiere al Círculo de Abuelos. Programa estatal cubano de atención al adulto mayor; prioridad para el gobierno revolucionario y el sistema de atención social y de salud de Cuba.

EL REENCUENTRO. TRIUNFA LA REVOLUCIÓN

-¿Cómo usted descubre que Ernesto es uno de los principales líderes de la Revolución?

-Lo habían dado por muerto. Casualmente aquel periodista que yo te dije que era de la UPI, cuando se entera de que hay un médico argentino muerto en el desembarco, deduce que es Ernesto Guevara, y saca un artículo diciendo: “Muerto médico argentino al desembarcar en Cuba.” Yo llamé a la mamá del Che y ella me dice que no, que ella sabía que no estaba muerto. “El está vivo, él está bien”, me dijo.

En esos años, en Caracas y en otras capitales, se organizaron grupos para recaudar dinero y armas para la Sierra.1 En Venezuela, el movimiento se llamó “El Bolívar sube a la Sierra”. Tenía que ver, por supuesto, con el bolívar, la moneda, y también, con la idea de que El Libertador seguía peleando en la Sierra, que era donde estaba Fidel. Me vinculé a ese movimiento. Esa fue la contribución que yo hice en ese momento.


-¿Usted colaboró económicamente?

-Sí.

-¿Tenía noticias de Ernesto?

-Ninguna, hasta después del triunfo de la Revolución. A los pocos días de enero de 1959 viene Fidel a Caracas. Resulta que llega Fidel, pero el amigo mío no aparece. La gente pensaba que eran mentiras mías la amistad que yo tenía con Ernesto, y afortunadamente él me mandó una carta que la tengo ahí, donde me explica por qué no había venido a verme y que pronto iba a hacerlo.

-¿Qué dice la carta?

Departamento Militar de la Cabaña,

La Habana, 11 de marzo de 1959.


“Mial (me decía Mial, por Mi Alberto):

No por esperada tu carta me resultó menos agradable. No te escribí enviándote a esta mi nueva patria; porque pensaba ir con Fidel a Venezuela. Acontecimientos posteriores me impidieron hacerlo. Pensaba ir un poco después y una enfermedad me retiene en cama. Espero poder ir dentro de un mes aproximadamente.

Tan presentes estaban ustedes en mi pensamiento, que exigí cuando me invitaron a Venezuela, un par de días libres para pasarlos con ustedes. Espero que pronto sean estos deseos realidades.

No te contesto tu filosofía barata de la carta porque para eso hace falta un par de mates, una empanadita y algún rincón a la sombra de un árbol. Allí charlamos.

Recibe el más fuerte abrazo que la dignidad de machito te permita recibir de un ídem.

Che“.


-Pero él no vino a Caracas.

-Posteriormente tuvo otro problema, y no pudo venir. Me doy cuenta de que ya Ernesto era el Che Guevara, y aunque sigue siendo amigo, no puede eludir sus responsabilidades. Entonces, decidí venir por mi cuenta, solo, sin avisar ni nada.

-Eso fue en 1960.

-El 23 ó 24 de julio de 1960. Yo llegué al hotel Flamingo, y el administrador no me quería cobrar la habitación, y por eso casi lo fusila el Che. Casi inmediatamente después de mi llegada a La Habana, me fui al Banco Nacional. Me recibió Salvador Vilaseca y me dice que el Comandante estaba recibiendo clases de Matemática -mira qué casualidad- y añade: “El Comandante cuando recibe clases no atiende a nadie.” Le digo: “Dígale que está aquí el petiso Granados” -él me decía petiso, que quiere decir chiquito, bajito-. Imagínate qué emoción.

Al rato aparece Ernesto y me dice: “¿Qué dice el insigne profesor Granados?” “Bueno, esperando que el espíritu del Comandante Guevara me atienda”, le respondo. Imagínate, no es lo mismo hablar de viajes y del drama de una motocicleta que encontrarse con el Comandante Guevara. Delia, que iba conmigo, se puso muy nerviosa.

(DELIA RECORDANDO ESE MOMENTO)

-No solamente por ser quién era, sino porque además era bello. Me impresionó. Yo le dije a Alberto: “Mira qué belleza de hombre me está mirando.”

-Y yo sabía que ante él no me podía descuidar mucho (Risas). La cosa es que a ella, nerviosa, se le cae un arete. Ernesto se agacha, lo recoge, lo mira así, y me dice: “Ay, pero si es plata sin p”. Plata sin p, es lata. Los aretes eran de fantasía. Y añade: “Te felicito.” Si me hubiera casado con una mujer enjoyada, no me hubiera felicitado.


(DELIA INTERVIENE NUEVAMENTE EN LA CONVERSACIÓN)

-Al Che no le gustaba ni un poquito la gente ostentosa.

-¿Ahí planificaron para que ustedes vinieran a vivir a Cuba?

-No, ahí planificamos mi viaje a la Sierra Maestra para conocer a Fidel, cuando se inauguró la escuela de maestros en Minas de Frío. Ernesto no me podía acompañar porque él tenía que irse al occidente. Le digo: “Bueno, me tendrás que prestar un auto.” Me responde: “Está bien, te lo voy a prestar porque no hay otra forma de llegar a tiempo. Pero la gasolina la pagas tú. Tú, que estás en Caracas ganando dinero.” Era un tipo terrible.

En 1960, me dedicó su libro Guerra de Guerrilla, con una nota preciosa: “Alberto, para que tengas esperanzas de no acabar tus días sin sentir el olor de la pólvora y el grito de guerra de los pueblos, una forma sublimada de recibir emociones fuertes, no menos interesantes y más útil que la utilizada en el Amazonas”.

Cuando vine definitivamente en 1961-recuerda que se habían ido para Estados Unidos más de 3000 médicos- traje el auto, traje un laboratorio pequeño, los muebles, todo. Después, cuando empecé a buscar una casa vacía, me dice Ernesto: “¿Pero cómo traes tantas cosas, si aquí la gente se fue y dejó todos los muebles? Es imposible encontrar una casa vacía.” Le dije: “No, yo traje todo.” Dice: “¿Y para qué trajiste los muebles?” Digo: “Para que no digas después… ¿Acaso no te conozco yo a ti? Para que no digas después: Granados vino aquí a hacerse rico con lo que habían dejado los gusanos.”


-Pero cuénteme un poco más de ese primer encuentro con Fidel, en Minas de Frío.

-A mí lo que me impresionó fue el discurso que hizo en la Sierra Maestra.

-¿Por qué?

-Porque decía cosas que yo siempre había soñado que había que decir. Yo no pertenecía a ningún partido político, pero sí entendía cuando se hablaba de eliminar el analfabetismo, cuando se hablaba de salud, cuando se hablaba de la importancia del trabajo, cuando se hablaba de la libertad de expresión, de todas esas cosas que uno había soñado. Y él lanzaba ese tipo de ideas como si tuviera una ametralladora: una tras otra. Con decirte que antes de terminar le dije a Delia -estábamos sentados los dos en el suelo allá, frente a la tribuna: “Mira, Delia, este es el líder que yo creía que no existía. Yo me vengo para Cuba.”

Afortunadamente Delia me acompañó, porque no era un momento fácil. Ya en esa época se sabía que se estaban preparando los mercenarios para invadir a la Isla; ya estaba, digamos, desatada la guerra de Estados Unidos. ¿Y si Delia me hubiera dicho: “pero cómo vamos a ir ahí; salir de Caracas que estamos tan bien, que tenemos la casa, que tenemos el laboratorio?”


(DELIA ACOTA)

-Y teníamos dos niños chiquitos. Esta niña (se refiere a su hija Delia Adelina) cumplió los dos años en el barco.

-Los cumplió en el hotel, Delia, que nos trajeron una torta.


(DELIA RECTIFICA ENTONCES)

-En el hotel hicieron la fiesta cuando llegamos. Tú tienes mejor memoria que yo.

-Usted había visto en Caracas a Fidel, pero de lejos; aquí lo vio cerca.

-Sí, aquí lo vi más cerca.

-¿Y entendió cuál era la empatía que había entre el Che y Fidel? ¿O todavía no?

-No, ya eso fue cuando nos volvimos a ver personalmente…

-¿El Ernesto que usted vio en La Habana era el mismo que usted conoció muy joven, o era otro?

-Sí, el mismo, solo que más profundo. Yo en sí lo noté más profundo y entendí perfectamente su decisión de irse a la lucha, primero en África, y luego en Bolivia.

-¿Se despidió de usted?

-En marzo de 1965, en los días de su “desaparición” para preparar el viaje al Congo, me dejó un libro de Manuel Moreno Fraginals (El Ingenio. Comisión Nacional Cubana de la UNESCO, La Habana, 1964). En la primera página había escrito: “No sé qué dejarte de recuerdo. Te obligo, pues, a internarte en la caña de azúcar. Mi casa rodante tendrá dos patas otra vez y mis sueños no tendrán fronteras, hasta que las balas digan al menos. Te espero, gitano sedentario, cuando el olor a pólvora amaine. // Un abrazo a todos ustedes, inclúyeme a Tomás. Che”

-¿Quién es Tomás?

-Mi hermano mayor, Tomás Granado. Que había sido un gran amigo suyo, y a través de él nos conocimos. Tomás fue compañero del Che en el Bachillerato. Casualmente, Tomás vive ahora en Venezuela.

-¿Qué otro rasgo de Ernesto le llamó la atención después del reencuentro de ustedes en Cuba?

-La gran admiración y la enorme empatía que había entre él y Fidel. Y eso lo descubrí en 1960, cuando vine por primera vez a Cuba. Fíjate que cuando yo me iba, le dije: “Bueno, Ernesto, ya sabes, me vengo para acá”. Y como tenía total confianza con él, le pregunté: “¿Y a tu jefe, no le irá a pasar como a Betancourt2 o a tantos otros, que una vez en el poder se olvidan de que fueron revolucionarios?” Se puso muy serio y me dijo: “Petiso, por ese hombre vale la pena jugársela.”

Y aquí acabamos la entrevista. ¿Verdad, periodista?

-Pues, claro. Con una frase así…

-Pues, ¡clic!, que se apague la grabadora.

1. SIERRA: Se refiere a la Sierra Maestra, Cuba, lugar donde se desarrolló la lucha revolucionaria del Ejército Rebelde contra la tiranía batistiana desde diciembre de 1957 hasta el triunfo revolucionario del 1ro. de Enero de 1959.

¿2. BETANCOURT: Rómulo Betancourt Bello (1908-1981). Político y periodista venezolano. Presidente de Venezuela en 1945, y de 1959 a 1964?

ANEXOS

Venezuela en los diarios de Ernesto y Alberto

ERNESTO GUEVARA: HACIA CARACAS

Después de las habituales preguntas innecesarias, del manoseo y estrujamiento del pasaporte y de las miradas inquisitorias hechas con la suspicacia estándar de la policía, el oficial nos puso un sello inmenso con la fecha de salida, 14 de julio, e iniciamos el paso a pie del puente que une y separa las dos naciones. Un soldado venezolano, con la misma displicente insolencia que sus colegas colombianos -rasgo, al parecer, común a toda la estirpe militar-, nos revisó el equipaje y creyó oportuno someternos a un interrogatorio por su cuenta, como para demostrar que estábamos hablando con una “autoridad”. En el puesto de San Antonio de Táchira nos detuvieron un buen rato, pero solo para cumplir un trámite administrativo y seguimos viaje en la camioneta que nos llevaría a la ciudad de San Cristóbal. En la mitad del recorrido está el puesto de aduanas que nos sometió a una prolija revisión de todo el equipaje y nuestras personas. El famoso cuchillo que tantos líos provocara volvió a ser el leit motiv de una larga discusión que nosotros condujimos con maestría de experimentados en las lides con personas de tan alto nivel cultural como es un cabo de policía. El revólver se salvo porque iba dentro del bolsillo de mi saco de cuero, en un bulto cuya roña impresionó a los aduaneros. El cuchillo fatigosamente recuperado, era motivo de nuevas preocupaciones porque esas aduanas se repetían a lo largo del camino hacia Caracas y no teníamos la seguridad de encontrar siempre cerebros permeables a las razones elementales que dábamos. El camino que une los dos pueblos fronterizos está perfectamente pavimentado, sobre todo en la parte venezolana, y recuerda mucho a la zona de las sierras de Córdoba. En general, pareciera que en este país hay mayor prosperidad que en Colombia.

Al llegar a San Cristóbal se entablo una lucha entre los dueños de la compañía de transporte y nosotros que queríamos viajar en la forma más económica a posible. Por primera vez en el viaje triunfo la tesis de ellos sobre las ventajas de viajar en dos días en camioneta, en vez de hacerlo en tres, en ómnibus; nosotros, apurados por la necesidad de resolver sobre nuestro futuro y de tratar convenientemente mi asma, resolvimos aflojar los 20 bolívares de más, sacrificándolos en aras de Caracas. Hicimos tiempo hasta la noche visitando los alrededores y leyendo algo sobre el país en la biblioteca bastante buena que hay allí.

A las once de la noche salimos al norte, dejando tras nuestro todo rastro de asfalto. En un asiento donde tres personas estarían apretadas nos colocaron a cuatro de modo que no había ni que soñar en dormir; además una pinchadura nos hizo perder una hora y el asma seguía molestándome. Paulatinamente subimos hacia la cumbre y la vegetación se hacia mas rara pero en los valles se veían los mismos tipos de cultivo que viéramos en Colombia. Los caminos en mal estado de conservación producían pinchaduras a granel; varias se nos produjeron en el segundo día de viaje. La policía tiene colocados controles que revisan totalmente las camionetas de modo que nos las hubiéramos visto negras de no contar con la tarjeta de recomendación que portaba una pasajera; el conductor le atribuía todos los bultos a ella y asunto arreglado. Ya los precios de las comidas se habían hecho más caros y de un bolívar por cabeza había ascendido a tres y medio. Resolvimos ahorrar lo más posible, de modo que teníamos que ayunar en la parada que se produjo en la Punta del Águila, pero el conductor se apiadó de nuestra indigencia y nos dio una buena comida por cuenta de él. Punta del Águila es la parte más alta de los Andes venezolanos y alcanza 4.108 m. sobre el nivel del mar. Me tomé los últimos dos tedrales que me quedaban con los que pude pasar la noche bastante bien. En la madrugada el chofer paró para dormir una hora porque llevaba dos días seguidos de manejar ininterrumpidamente. Pensábamos llegar a la noche a Caracas pero nuevamente las pinchaduras nos retrasaron, además fallaba el inducido de modo que la batería no cargaba y hubo que parar a arreglar. Ya el clima se había trocado en uno tropical con mosquitos agresivos y bananas por todos lados. El último tramo que yo hice entre sueños, con un buen ataque de asma, está perfectamente asfaltado y parece ser bastante bonito (era de noche en ese momento). Clareaba cuando llegamos al punto terminal de nuestro viaje. Ya estaba derrotado, me tiré en una cama que alquilamos por 0,50 bolívar y dormí como tigre ayudado por una buena inyección de adrenalina que me colocó Alberto.


ERNESTO GUEVARA: ESTE EXTRAÑO SIGLO XX

Ya ha pasado lo peor del ataque asmático y me siento casi bien, no obstante, de vez en cuando recurro a la nueva adquisición, el insuflador francés. La ausencia de Alberto se siente extraordinariamente. Parece como si mis flancos estuvieran desguarnecidos frente a cualquier hipotético ataque. A cada momento doy vueltas a la cabeza para deslizarle una observación cualquiera y recién entonces me doy cuenta de la ausencia.

Sí, realmente no hay mucho de que quejarse; atención esmerada, buena comida, abundante también, y la esperanza de volver pronto para reiniciar los estudios y obtener de una buena vez el título habilitante, y sin embargo, la idea de separarme en forma definitiva no me hace del todo feliz; es que son muchos meses que en las buenas y malas hemos marchado juntos y la costumbre de soñar cosas parecidas en situaciones similares nos ha unido aún más.

Siempre con mis pensamientos girando en torno a nuestro problema me voy alejando insensiblemente de la zona céntrica de Caracas. Ya las casas residenciales se van espaciando.

Caracas se extiende a lo largo de un angosto valle que la ciñe y la oprime en sentido transversal, de modo que, a poco andar se inicia la trepada de los cerros que la circundan y progresista ciudad queda tendida a nuestros pies, mientras se inicia un nuevo aspecto de su faz multifacética. Los negros, los mismos magníficos ejemplares de la raza africana que han mantenido su pureza racial gracias al poco apego que le tienen al baño, han visto invadido sus reales por un nuevo ejemplar de esclavo: el portugués. Y las dos viejas razas han iniciado una dura vida en común poblada de rencillas y pequeñeces de toda índole. El desprecio y la pobreza los une en la lucha cotidiana, pero el diferente modo de encarar la vida los separa completamente; el negro indolente y soñador, se gasta sus pesitos en cualquier frivolidad o en “pegar unos palos”, el europeo tiene una tradición de trabajo y de ahorro que lo persigue hasta este rincón de América y lo impulsa a progresar, aún independientemente de sus propias aspiraciones individuales.

Ya las casas de concreto han desaparecido totalmente y sólo los ranchos de adobe reinan en la altura. Me asomo a uno de ellos: es una pieza separada a medias por un tabique donde está el fogón y una mesa, unos montones de paja en el suelo parecen constituir las camas; varios gatos esqueléticos y un perro sarnoso juegan con tres negritos completamente desnudos. Del fogón sale un humo acre que llena todo el ambiente. La negra madre, de pelo ensortijado y tetas lacias, hace la comida ayudada por una negrita quinceañera que está vestida. Entramos en conversación en la puerta del rancho y al rato les pido que posen para una foto pero se niegan terminantemente a menos que se la entregue en el acto; en vano les explico que hay que revelarlas antes, o se las entrego allí o no hay caso. Al fin les prometo dárselas enseguida pero ya han entrado en sospechas y no quieren saber nada. Uno de los negritos se escabulle y se va a jugar con los amigos mientras yo sigo discutiendo con la familia, al final me pongo de guardia en la puerta con la máquina cargada y amenazo a todos los que asoman la cabeza, así jugamos un rato hasta que veo el negrito huido que se acerca despreocupadamente montando una bicicleta nueva; apunto y disparo al bulto pero el efecto es feroz: para eludir la foto el negrito se inclina y se viene al suelo, soltando el moco al instante; inmediatamente todos pierden el miedo a la cámara y salen atropelladamente a insultarme. Me alejo con cierto desasosiego, ya que son grandes tiradores de piedras, perseguido por los insultos del grupo, entre los que se destaca, como expresión máxima de desprecio, éste: Portugueses.

A los lados del camino se ven colocados cajones de transporte de automóviles que los portugueses usan como viviendas, uno de ellos habitado por negros, se alcanza a ver un reluciente frigidaire y en muchos se escucha la música de las radios que los dueños ponen con la máxima intensidad posible. Automóviles relucientes descansan en las puertas de viviendas completamente miserables. Los aviones de todo tipo pasan sembrando el aire de ruidos y reflejos plateados, y allí a mis pies, Caracas, la ciudad de la eterna primavera, ve amenazada su centro por los reflejos rojos de los techos de tejas que convergen hacia ese punto mezclado con los techos planos de las construcciones de estilo moderno, pero hay algo que permitirá vivir al anaranjado de sus edificios coloniales, aún después de haber desaparecido del mapa: su espíritu impermeable al mecanismo del norte y reciamente fincado en su retrógrada condición semipastoril del tiempo de la colonia.


Tomado de Ernesto “Che” Guevara: Notas de viaje, Fondo Editorial Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, 1993. pp-110-114.

ALBERTO GRANADO: UN RÁPIDO ABRAZO

Caracas, 26 de julio de 1952

Las manos apretadas en señal de despedida se niegan a soltarse. Ambos protagonistas de la separación tratan con muy poco éxito de disimular la emoción que los domina. Muchos son los hechos acaecidos, y muchos mas aún los sueños por hacer realidad, los que como una fuerza atractiva mantienen unidas esas manos. Juntas han ido desbrozando caminos, eliminando obstáculos opuestos a veces tercamente a la realización de propósitos, uno de los cuales acaba de ser culminado con éxito.

Al fin, casi al unísono, las manos se separan para dar paso a un rápido abrazo. Luego, la despedida breve que impide la manifestación exagerada de la emoción cierta, pero ruborosamente contenida.


-Te espero, Fúser.

-Nos juntaremos, Mial.

Mial se sienta en el muro que separa la pista de aterrizaje de la zona de desembarque de los caballos que serán transportados vía aérea hacia Miami. Observa como la figura de Fúser se achica al alejarse hacia la enorme aeronave de cuyo verdadero tamaño, disminuido por la distancia, toma conciencia al compararla con la pequeña figura que resulta ahora su amigo. Este empieza a subir la rampa por donde algunos minutos antes han sido izados los caballos de carrera. A la mitad del trayecto gira la cabeza y agita su mano derecha a guisa de saludo.

Como respuesta al gesto, Mial da un salto y al mismo tiempo que desaparece su forzada indiferencia, mueve sus brazos, y a despecho de que la distancia apague su voz, se despide a grito destemplado:


-Chao, Fúser…; te espero, Pelao…; estudia mucho, Ernesto…, chao, chao…

Al ruido producido por el cierre de las escotillas sigue de inmediato el estruendo de los motores. Pocos minutos después el avión pasa por sobre la cabeza de Mial, quien en un gesto que su naturalidad denota ser una vieja costumbre, se deja caer sobre el césped que bordea el muro del aeropuerto de Maiquetía. Extrae de una maltrecha mochila un cuaderno cuidadosamente forrado en papel rojo, y recostándose en el muro 10 abre y comienza a leer.

Tomado de Alberto Granado: Con el Che por Sudamérica, Cada Editora Abril, 2001. p.11.

Alberto Granado Jiménez (Hernando, provincia de Córdoba, Argentina, 1922) se graduó como Farmacéutico (1946) y Bioquímico (1948) por la Universidad de Córdoba. Desde el año 1960 reside en Cuba, donde hizo el doctorado en Ciencias en el Centro de Investigaciones Científicas (1974). Fue fundador de la Escuela de Medicina de Santiago de Cuba y del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria. En la actualidad es asesor de la Cátedra Che Guevara de Santa Clara y de la Santiago de Cuba. También, de otras cátedras similares en Argentina y Venezuela. Es autor del libro Con el Che por Sudamérica, Casa Editora Abril, 2001.


Ernesto Che Guevara. Otra vez. Casa Editora Abril, La Habana, 2000, p.117.

 

volver