¡Libertad a los 5 héroes, Rompamos  el silencio, que el mundo conozca la verdad !

 

Organización de Pioneros José Martí  (OPJM)

Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM)

Federación de Estudiantil Universitaria (FEU)

La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC)

 


Organización de Pioneros José Martí (OPJM)

La Organización de Pioneros José Martí (OPJM), es la organización que trabaja en forma priorizada para desarrollar en los niños y adolescentes el interés por el estudio y el sentido de responsabilidad social, así como el amor a la patria y a los pueblos del mundo. Se esfuerza por desarrollar, en ellos hábitos de trabajo, que conozcan y puedan sentir orgullo por los hechos relevantes de la historia cubana y admiración por nuestros héroes y mártires. Otra de sus misiones es desarrollar actividades deportivas, culturales y recreativas; además de promover cualidades morales tales como el sentido del honor, la modestia, el valor y la solidaridad. Los niños están agrupados, en la organización, por edades son Moncadistas los que estudian del primero al tercer grado, primer nivel "José Martí" los que cursan de cuarto a sexto grado y segundo nivel "José Martí" de séptimo a noveno grado.

Su lema: Pioneros por el Comunismo ¡Seremos como el Ché! expresa su deseo de ser valientes, combativos, honrados, modestos, disciplinados, estudiosos, trabajadores, buenos compañeros, defensores de la Patria, y solidarios con los pueblos del mundo.

Su emblema es un importante atributo que está formado por dos triángulos: uno rojo sobre otro azul y en el centro del triángulo se destaca la estrella solitaria.

El triángulo rojo representa la sangre derramada en la lucha por la libertad. La estrella, significa que esta bella isla llamada Cuba es un país libre y soberano. El triángulo azul, representa el cielo de la Patria. Los tres vértices del triángulo significan: estudiar, trabajar y luchar par la patria socialista. Atraviesa el triángulo, por su parte inferior, una banda de color azul con el nombre de la asociación a la cual aspira un revolucionario, la mayor el PCC, la mediana, la UJC y la menor, la OPJM.

El saludo pioneril se ejecuta uniendo los dedos de la mano derecha y alzando ésta por encima de la cabeza. Significa la unidad indestructible de 105 pueblos de los cinco continentes y que los intereses de la colectividad están por encima de 105 intereses personales.

La pañoleta es el símbolo que identifica a los niños, como miembros de la organización. Los pioneros Moncadistas la usan de color azul y representa el cielo de la Patria. Los pioneros José Martí de 1 nivel, usan la pañoleta roja como símbolo de la sangre derramada para lograr las conquistas de la Revolución y  desde séptimo hasta noveno grado se identifican por un distintivo.

HISTORIA DE LA OPJM.

Esta organización comenzó su historia cuando en 1931 surgió la Liga de Pioneros de Cuba (LPC), la cual duró 5 años. El atributo que los identificaba era un brazalete rojo con las letras LPC.

Después del triunfo revolucionario del 1ro de enero de 1959, se realizaron varios intentos de agrupaciones. Así el 4 de abril de 1961, se funda la Unión de Pioneros Rebeldes (UPR), quienes tenían el lema ¡Venceremos!

 

Un año después esta organización se convirtió en la Unión de Pioneros de Cuba (UPC), su lema era: ¡Siempre listos!

A partir de este momento el movimiento pioneril comienza una nueva etapa donde se crean las bases para hacerlo masivo, pues hasta 1966 los pioneros se seleccionaban, por lo que era muy reducida su membresía. En 1977, en el Tercer Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, se determinó convertirla en Organización de Pioneros José Martí, extendiéndose hasta los niños y niñas de secundaria básica y así se produjeron grandes cambios en su estructura y funcionamiento.

Se determinó entonces que agruparía a los niños cubanos que estudiaran desde el primero hasta el noveno grados, quienes se iniciaban en la vida revolucionaria por esta vía.

Las múltiples actividades que se han realizado a lo largo de la historia de esta organización ha contribuido a formarlos como futuros hombres y mujeres que tendrán la responsabilidad de continuar la obra de la Revolución.

La OPJM trabaja en forma priorizada para desarrollar entre los niños el interés por el estudio y el sentido de responsabilidad social, así como el amor a la patria y a los pueblos del mundo.

Se esfuerza por contribuir a la formación en los niños de hábitos de trabajo y porque conozcan y sientan orgullo por los hechos relevantes de la historia cubana y admiración por nuestros héroes y mártires.

Otra de sus misiones es desarrollar actividades deportivas, culturales y recreativas y promover cualidades morales como el sentido del honor, la modestia, el valor y la confraternidad.

Los niños están agrupados por edades: Moncadistas (para los que estudian del primer al tercer grado), primer nivel "José Martí" (para los que cursan de cuarto a sexto grado) y segundo nivel "José Martí" también(de séptimo a noveno grado).

Más de un millón y medio de niños y adolescentes cubanos, comprendidos entre los cinco y quince años de edad forman parte de la Organización de Pioneros José Martí la que durante cuarenta años ha sabido escribir una admirable historia de trabajo en la formación de la más joven generación.

Un memorable encuentro en el año 1986 les dio la posibilidad de tener su propio Congreso.

Los símbolos que los identifica en estos momentos son:

El lema: Pioneros por el comunismo ¡Seremos como el Che!

Su bandera, y dentro de ella, el emblema.

 

Deberes y derechos de los pioneros

Deberes:


Derechos:


La Asamblea Pioneril

La asamblea pioneril es la vía de funcionamiento más importante para el ejercicio del autogobierno y la participación plena de los pioneros en la vida de la Organización y la escuela. En ella, los integrantes del destacamento o colectivo analizan y trazan las estrategias; deciden sus principales acciones, coordinan sus actividades, discuten temas de su interés, expresan sus ideas, dan sugerencias para la solución de sus propios problemas, aprueban sus propuestas; evalúan y se autoevalúan. Es dirigida por el jefe o presidente del nivel correspondiente, en coordinación con el guía de destacamento o guía base y se realiza una vez al mes. El Congreso pioneril, como asamblea nacional, se efectúa cada cinco años.

Las elecciones pioneriles

Estas elecciones son el proceso, mediante el cual se eligen los pioneros que ocuparán los cargos en el colectivo y los destacamentos. Constituyen un momento de mucha importancia para la educación de las nuevas generaciones en los principios de la participación y la más alta democracia; e inician la preparación de los futuros cuadros de dirección de otras organizaciones en las que ingresarán los pioneros al culminar su permanencia en esta Organización.

Por su extraordinario significado político ideológico, el proceso de las elecciones se vincula al homenaje que tributan los pioneros a Che y Camilo, destacadas figuras de la Revolución.

La emulación pioneril

Este es un proceso, mediante el cual se realiza, de manera sistemática, la evaluación del cumplimiento individual y colectivo de los objetivos y metas de la Organización; constituye un medio fundamental para impulsar las actividades pioneriles y para que se cumpla, con eficacia, las acciones previstas en la Operación lanzada en el año.

Su éxito está en que este proceso se desarrolle desde el comienzo del curso con dinamismo, iniciativas y emotividad, de manera que estimule la participación de los pioneros en las actividades, fomente el colectivismo y la solidaridad humana, al poner el esfuerzo individual en función del cumplimiento de los compromisos colectivos, además permite estimular al mérito, los éxitos y las actitudes relevantes de los pioneros, destacamentos y colectivos.

La emulación individual es una vía para promover la participación de los pioneros en las actividades previstas en la Operación, y las diseñadas por el destacamento, a partir de atender las individualidades.
Los movimientos pioneriles constituyen una vía de funcionamiento de la Organización que propicia la participación de los pioneros, en correspondencia con sus gustos, intereses y potencialidades. A ellos se incorporan de manera voluntaria para realizar diferentes actividades que contribuyen a su formación integral, a la vez que se recrean de manera sana. Entre los movimientos de la Organización están: el Movimiento de Pioneros por la Historia, el Movimiento de Pioneros Exploradores , el Movimiento de Pioneros Monitores, el Movimiento Pioneril de Acción Social , el Movimiento Pioneril de Recuperadores del Futuro, el Movimiento de Pioneros Aficionados al Arte, el Movimiento de Pioneros Aficionados al Deporte, el Movimiento de Pioneros Creadores.

VOLVER

 

 


 

¿Qué es la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media?

La Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) surge el 6 de diciembre de 1970 con la idea de revitalizar el movimiento estudiantil y fortalecer las organizaciones de masas, fue precedida por la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) y las Brigadas Estudiantiles José Antonio Echeverría (BEJAE) que aportaron experiencias significativas para la formación de la nueva organización que tendría como principal objetivo canalizar las inquietudes de interés de los estudiantes ante las instituciones docentes, organismos del Estado, el gobierno y hacia el exterior, velar por los derechos y deberes de sus miembros a los que educa en el amor, el respeto y la fidelidad incondicional a la Revolución Cubana, trabajando por el desarrollo de una actitud positiva en los estudiantes ante el cumplimiento del primer deber que es el estudio.

La FEEM consta de un secretariado nacional y un consejo nacional que los representa, el mismo está integrado por estudiantes. Su congreso sesiona cada 4 años, encuentro en el que plantean sus preocupaciones, problemas, propuestas para el mejoramiento de la vida estudiantil, entre otros temas de interés del estudiantado.

La FEEM es miembro plena de la Organización Continental y Latinoamericana de Estudiantes (OCLAE). Ha participado en diferentes eventos internacionales donde también ha levantado su voz en nombre del movimiento estudiantil de la Enseñanza Media adquiriendo en cada espacio más madurez y seriedad ante el trabajo lo que quedó demostrado en la magna cita del X Congreso de la FEEM efectuado en el mes de enero del 2002, donde estuvo el Comandante Fidel Castro Ruz y se definieron además importantes pautas para el futuro de esta joven Organización.

Han sido fortalezas para la Organización la inserción a su membrecía de los estudiantes pertenecientes a los Cursos de Superación Integral para Jóvenes quienes con mucha seriedad y compromiso han sabido ocupar un papel de vanguardia en los diferentes aspectos del funcionamiento.

En estos momentos protagonizan una nueva página en la historia del movimiento estudiantil cubano al asumir las transformaciones educacionales en la Enseñanza Técnica Profesional y Pre-Universitaria a lo largo y ancho de todo el país, con profundos cambios encaminados a aprender mucho más y contar con la aplicación de instructivos métodos que hacen más integral el proceso de instrucción.

De la Enseñanza Media existen 1 824 centros educacionales, 1 005 Secundarias Básicas, 363 Preuniversitarios, 15 Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas (IPVCE); 62 Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Pedagógicas (IPVCP), 5 escuelas de Formación de Maestros Emergentes y 15 escuelas de Instructores de Artes, 422 Escuelas de enseñanza Especial, 314 Centros Politécnicos, 461 Centros para Cursos de Superación Integral de jóvenes.

La FEEM, en sus inicios contó con 232 331 estudiantes distribuidos en 500 centros educacionales de diferentes enseñanzas, en la actualidad cuenta con una matrícula de más 639 802 estudiantes en las diferentes enseñanzas.

 

 

VOLVER

 


¿Qué es la Federación Estudiantil Universitaria?

Con la fundación de la Universidad de la Habana el 5 de enero de 1728 se inicia en Cuba la historia de la Educación Superior; lacrada al inicio por los vicios coloniales del poder, el racismo y la esclavitud imperantes en la naciente sociedad. Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramante y José Martí simbolizaron el exponente supremo representativo de los universitarios en esta época, identificados por su preparación, inteligencia y sentimientos independentistas.
El período de la República Neocolonial mancha con horror y sangre, despotismo y lujuria la Universidad cubana. Estos lacrantes flagelos dan paso y motivos a que el estudiantado progresista se lance a las calles en busca de legitimizar sus derechos y ganar todo el protagonismo nunca antes alcanzado. Así nace la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), fundada el 20 de diciembre de 1922 por el joven revolucionario que más hizo en tan poco tiempo de vida, Julio Antonio Mella.

La FEU en este período difícil de horrores y auge popular por alcanzar la liberación desarrolla el movimiento reformista en la Universidad, publica sus ideas progresista en la ya suya, Revista Alma Mater, une a los estudiantes Revolucionarios en una sola fuerza de empuje, funda la Universidad Popular José Martí, forja en las nuevas generaciones los valores antiimperialistas, protagoniza los sucesos del 13 de marzo de 1957 y crea, entre otras acciones, el Directorio Revolucionario, convirtiéndose este en su brazo armado en la lucha contra la dictadura unido desde el 30 de agosto de 1956 al Movimiento 26 de Julio liderado este por ese hombre que en años atrás se había hecho martiano, revolucionario y socialista en la propia Universidad: el joven Fidel Castro Ruz, quien junto a Rafael Trejo, Rubén Batista y José Antonio Echeverría, entre otros, simbolizaron y representaron el estudiantado progresista de estos tiempos.

El 1ero de enero de 1959 trajo para Cuba la Revolución Victoriosa del pueblo por la cual se había luchado por casi 100 años. La Universidad aquí descendió la colina, entró al corazón de la gente e hizo suya a negros, mulatos y campesinos que en todo el país se propusieron conquistar los tiempos a través de la educación superior. Los estudiantes universitarios, agrupados en la FEU, han abrazado las ideas socialistas de la Revolución, desde sus inicios. Estuvieron allí en la campaña de alfabetización en 1961, en las Milicias Nacional Revolucionarias, en Playa de Girón defendiendo sus conquistas, cumpliendo misiones en el extranjero. En nuestras aulas creando sueños, formando valores, cultivando inteligencias, construyendo profesionales integrales dispuestos a serle incondicional a la Patria.

En la etapa crítica del período especial nunca dejó de ser una organización de vanguardia acompañando a su pueblo en los momentos duros de bloqueo económico y crisis material.

En los años actuales de Batalla de Ideas, la FEU ha estado presente en la primera fila del combate, dirigiendo, como siempre, pero con más fuerza integracionista que nunca la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), llegando a todos los rincones del país a través de la Universalización - cuadriplicando su membrecía-, representada en las Brigadas Universitarias de Trabajo Social (BUTS) siendo cada vez más de pueblo, transformando su funcionamiento a través de la radiografía crítica para ser mejores. Identificándose como un ejército de luz, como una tropa de Vanguardia que lucha por mantener su Revolución, con el máximo orgullo y compromiso de ser lo que es y seguirá siendo: la organización joven más antigua de Cuba.

 

 

VOLVER


 

La Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR)


Formada en diciembre de 1959, cuando fue aprobado su Reglamento Provisional en el Departamento de Instrucción del Ministerio de la Fuerzas Armadas y presentada de forma oficial el 28 de enero de 1960 por el Comandante Ernesto Che Guevara.

Realiza su Primera Plenaria Nacional, entre el 21 y el 24 de octubre de 1960, en el Hotel Nacional. En ella participan representantes del Movimiento 26 de Julio, el Partido Socialista Popular, del Directorio Revolucionario 13 de Marzo, de la Juventud Socialista, la Federación Estudiantil Universitaria, la Confederación Nacional de Estudiantes Secundarios y la Asociación Campesina Frank País, así como de otras organizaciones.

Esta reunión tuvo una particular importancia. Durante sus sesiones las principales organizaciones del movimiento juvenil revolucionario coincidieron en la necesidad ineludible de unir a la joven generación cubana en una sola organización de la juventud capaz de vencer el fraccionamiento existente y coordinar las acciones en defensa de la Revolución.

La Unión de Jóvenes Comunistas

La Unión de Jóvenes Comunistas, constituida el 4 de abril de 1962, surge como resultado del proceso de unidad del movimiento juvenil cubano, de la victoria definitiva del socialismo tras los combates de Playa Girón y el desarrollo hacia formas superiores de organización de la AJR, su predecesora.

La UJC es la organización juvenil del Partido Comunista Cuba, posee carácter selectivo y se rige por los principios del marxismo, el leninismo y la Revolución cubana.

La UJC fue creada con el fin de asegurar la unidad de los jóvenes cubanos, movilizarlos en torno a la Revolución socialista y contribuir a su educación. Estos objetivos deben ser alcanzados no sólo entre su membresía, sino también con toda la juventud, la cual representa y vela por sus intereses. Además de ser una organización política, posee prerrogativas constitucionales en materia de política de juventud, representando al Estado cubano en los organismos internacionales relacionados con este sector de la población.

Entre 1965 y 1972, la organización hizo un considerable aporte al desarrollo agropecuario del país. Para esto propició la participación de la juventud en el movimiento de las columnas agropecuarias, cuya máxima expresión fue la Columna Juvenil del Centenario, la fuerza más productiva de la zafra de los diez millones.

Laboró en la gestación y desarrollo de las organizaciones secundaristas: la Unión de Estudiantes Secundarios (1962) y las Brigadas José Antonio Echeverría (1967). También ha laborado de conjunto con la FEU entre el estudiantado universitario.

Propició la organización de los jóvenes en las distintas esferas de actividad, de esta forma surgieron y fueron ganando en fuerza las Brigadas Hermanos Saíz (creada por la UNEAC en 1963) de artistas e intelectuales jóvenes, la Brigada Raúl Gómez García (1963) de instructores de arte y las Brigadas Técnicas Juveniles (1964), integradas por profesionales y técnicos.

A mediados de 1970 la UJC inició un proceso de análisis crítico de su trabajo que abarcó a toda la juventud y su movimiento asociativo. Este examen orgánico y funcional tuvo dos momentos fundamentales: la preparación y desarrollo del VI Pleno del Comité Nacional en enero de 1971 y el Segundo Congreso efectuado entre marzo y abril de 1972.

Durante la clausura del II Congreso de la UJC, el Comandante en Jefe Fidel Castro orientó la creación de lo que se llegó a conocer como el Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech", encargado de la formación emergente de profesores para la enseñanza media, la cual tuvo un crecimiento considerable durante el decenio de los años 70. La UJC, de conjunto con la FEEM y la FEU, realizaron un valioso trabajo de sensibilización y captación entre los estudiantes, quienes dieron una firme y decidida respuesta incorporarse a los distintos contingentes del Destacamento.

La UJC se da a la tarea de impulsar la renovación del movimiento juvenil. Se crea en 1970 la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media y al año siguiente se realiza su primer congreso. La FEU fue ratificada como la organización estudiantil universitaria por excelencia, ganando en autonomía y reconocimiento. Asimismo se produjo la reanimación de las Brigadas Técnicas Juveniles las que debían esforzarse por vincular a sus miembros a la innovación e investigación en las diferentes ramas de la producción y los servicios.

En 1977 se realizó su Tercer Congreso, para esa fecha los efectivos de la organización se habían triplicado desde 1972, ascendiendo a 385 464 militantes.

Coincidiendo con el veinte aniversario de su constituida, se lleva a cabo el IV Congreso de la UJC.

En medio del proceso de rectificación de errores y tendencia negativas, en abril de 1987, se realiza el V Congreso de la UJC. La reunión devino encuentro de toda la juventud cubana.

En los años finales de la década de los 80 la UJC continuó la lucha contra los mecanismos burocráticos y formales de funcionamiento que dañaban la vida interna, así se renovaron los métodos y estilos de trabajo, se fortaleció el trabajo con los jóvenes, haciéndose énfasis en el trabajo político ideológico a partir de la historia patria.

Con el período especial que se inicia tras el desmoronamiento del socialismo en los países de Europa del este y la Unión Soviética, y el recrudecimiento del bloqueo norteamericano al país, las organizaciones juveniles, sin abandonar la línea renovadora, tuvieron que servir como nunca de espacio apropiado para explicar, debatir y esclarecer cuanto en el país acontecía y, al mismo tiempo, promover la participación de los jóvenes en el esfuerzo por asegurar la supervivencia del proyecto socialista.

Bajo la consigna "Súmate" que convocaba a la juventud a sobreponerse a las dificultades propias del período especial, se realizó en marzo de 1992 el VI Congreso de la UJC, la primera reunión de este tipo autofinanciada. Los delegados se hospedaron en casas particulares y la transportación se hizo en bicicleta.

En la primera mitad del decenio de los 90, con el propósito de salvar las conquistas del socialismo, la UJC contribuyó a la educación de la juventud en una cultura de resistencia. Se realizaron numerosas actividades que movilizaron a la juventud y mantuvieron en el alto su moral. Tal fue el caso de las marchas de las antorchas, los actos en las universidades, en particular en la escalinata de la Universidad de La Habana, y el Festival Cuba Vive. el cual culminó con una trascendental marcha y acto político en los que participó el comandante en jefe Fidel Castro. El Presidente cubano se refirió a la conveniencia de revivir y lograr la continuidad histórica del movimiento de los festivales, y propuso a Cuba como sede de la celebración.

En diciembre de 1998 se desarrolla del Séptimo Congreso de la UJC. Al calor de la contienda, los cubanos juraron en Los Mangos de Baraguá no cesar el combate contra el bloqueo y la guerra económica; las leyes Torricelli y Helms - Burton; las enmiendas impuestas a importantes leyes; la política de agresión, y la Ley de Ajuste Cubano que promueve la muerte de numerosas personas en el estrecho de la Florida.

La batalla por Elián permitió movilizar a la juventud, profundizar su conciencia política, establecer un nuevo consenso en torno a Fidel y la Revolución y fortalecer su vanguardia organizada en la UJC.

Entre el 2000 y el 2002 la UJC ha desarrollado un intenso trabajo internacional a fin de contribuir a la recomposición y fortalecimiento del movimiento estudiantil y juvenil progresista y de izquierda, y contribuyó activamente a la preparación y desarrollo del XV Festival celebrado en Argelia. En la batalla ideológica que libra el pueblo, la UJC acomete con éxito las tareas encomendadas por el Comandante en Jefe. Entre estas figuran los programas audiovisuales, el levantamiento de los principales problemas sociales, las escuelas de trabajadores sociales y de arte, así como las de formación emergente de maestros, las mesas redondas y las tribunas abierta.

 

VOLVER